Tractores amontonan piedras durante la noche en la escollera de Maspalomas para proteger los locales del centro comercial Oasis

Escollera reforzada en la playa de Maspalomas, frente del centro comercial Oasis y junto a la pasarela que discurre en la franja de costa entre el Faro y la Charca.

Al menos dos tractores han realizado trabajos para amontonar piedras en la escollera de la playa de Maspalomas, en frente del centro comercial Oasis, junto a la pasarela que discurre en la franja de costa entre el Faro y la Charca. Un usuario del arenal ha denunciado en un vídeo la ampliación del dique de defensa contra la marea y ha asegurado que las actuaciones se han llevado a cabo para proteger a los locales. Se trata de una zona envuelta en la polémica desde hace años ante la amenaza de ampliación del dique y el proyecto de derribo del actual centro comercial para devolver terreno al litoral.

En declaraciones a este periódico, el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirana ha reconocido que la empresa FCC bitumax se ha encargado de los trabajos ejecutados durante la madrugada del pasado sábado, al estar bajar la marea, y la mañana de este lunes. El objetivo, según el Consistorio, era reforzar la zona ante el oleaje y el riesgo existente para los usuarios, además de posibilitar el acceso al camión de la basura. 

En concreto, la Concejalía de Playas indica que fue la Policía Local quien alertó el pasado viernes que en dicha zona el mar se había llevado la arena y había un “salto importante con riesgo de caídas a diferente nivel” que podía resultar peligroso para los transeúntes. El responsable del área, Samuel Henríquez (Nueva Canarias), ha detallado que el camión de basura no podía acceder a recoger los residuos del restaurante El Senador así como los del centro comercial Oasis, una situación que se había repetido desde el pasado miércoles.

Y las actuaciones, ejecutadas desde las 2 a las 7 de la madrugada del pasado sábado al estar baja la marea, consistieron en la estabilización de la zona “recolocando las piedras caídas de la punta de la escollera por efectos del mar y colocando encima de ellas arena de la proximidad para posteriormente allanar para generar un talud con el que evitar los riesgos de caídas”. En la mañana de este lunes, se ha procedido “a la retirada de la ceba que se ha acumulado durante la jornada del domingo y en la reposición de arena al talud que las mareas se llevaron para que el camión pudiera recoger la basura”. 

“En ningún caso se ha modificado la escollera, lo cual requeriría trabajos de mucha mayor envergadura y maquinaria específica para ello”, incide Henríquez. Además, el concejal ha asegurado que se trata “de una actuación habitual en los últimos 40 años, cuando las mareas se llevan la arena en la zona y dificulta las labores de acceso”.

Un escollera envuelta en la polémica

La construcción de la escollera de protección del centro comercial Oasis, amparadas por la Rehabilitación Turística de San Bartolomé de Tirajana, propició la creación de un colectivo ciudadano denominado Hagámonos Oír Maspalomas que junto a colectivos ecologistas hizo frente a la ampliación de dicho dique hasta el final del centro comercial. 

Durante 2011, el colectivo denunció que para llevar a cabo los trabajos se estaba destruyendo la baja natural de la playa de Maspalomas, utilizando las piedras de dicha zona, que servían como protección natural. Y esto propiciaba la desaparición de la arena y la crecida del mar, sobre todo en las épocas de mayor oleaje. Y la parte marina está reconocida como Zona de Espacial Conservación de la Red Natura 2000.

En 2010, el propio Consistorio reconoció el movimiento de los callaos para proteger el centro comercial. Y aseguró que se hizo con permisos de Costas, al tiempo que defendió que la actuación se limitaba hasta la pared de cimientos sobre los que se elevan los locales y para garantizar la seguridad de los turistas. Pero finalmente, al ampliación de la escollera fue paralizada.

En la zona también se proyectó el derribo del actual centro comercial, en primera línea de playa, para devolver terreno al litoral, una iniciativa que hizo desistir a los propietarios de los locales de ampliar la escollera. Sin embargo, la falta de acuerdo entre los empresarios ha dejado en el aire la construcción de un nuevo Oasis.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats