La portada de mañana
Acceder
Las dos facciones de la extrema derecha compiten por la hegemonía en Europa
ESPECIAL | Veneno en el grifo: ruta por la España sin derecho al agua potable
OPINIÓN | Hay un límite (por el momento), por Enric González

Tiempo en Canarias
Un fuerte temporal de mar azota a Canarias, inunda varias localidades y obliga a evacuar a 47 personas

Vecinos, empleados municipales, policías y bomberos trabajan para limpiar el barrio marinero de San Cristóbal y prepararse para la próxima pleamar.

Canarias Ahora

0

Canarias tiene activas este miércoles cuatro alertas decretadas por la Dirección General de Emergencias del Gobierno de Canarias: por calor, por viento, por riesgo de incendios forestales y por riesgo de inundaciones costeras. Aún así, el fuerte oleaje ha cogido por sorpresa a los habitantes de varias localidades del este de las islas de Tenerife y Gran Canaria, donde han sido evacuadas 47 personas en total (40 en tenerife y siete en Gran Canaria) y donde se teme que lo peor llegue con las pleamares previstas esta tarde y este jueves.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias declaró este martes la situación de prealerta por fenómenos costeros en todas las islas por mal estado de la mar y viento del nordeste con áreas de fuerza 8 (62 a 74 kilómetros/hora), fuerte marejada a mar gruesa y mar de fondo del norte y nordeste, pero este miércoles se ha elevado el nivel de riesgo a alerta en todas las islas.

Durante la pasada madrugada, varias localidades sufrieron inundaciones en sus zonas costeras, según ha informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2.

En Tenerife, la isla más afectada, 40 personas fueron evacuadas de sus viviendas a causa de las inundaciones costeras que han afectado al litoral de El Rosario, Candelaria, Arafo y Güímar.

En el pueblo de El Socorro efectivos del Consorcio de Bomberos intervinieron para recuperar varios vehículos ante la llegada del agua del mar.

En Candelaria, las olas afectaron a las vías más cercanas al mar, inundando terrazas e incluso la plaza de la Basílica de la Virgen de Candelaria. Operarios del Ayuntamiento han procedido esta mañana a retirar las piedras y arena que se habían acumulado en la zona. El Ayuntamiento ha informado, además, de que se ha procedido al cierre de las vías costeras del municipio.

Además, también ha habido inundación en zonas de Arico. En ninguna se han registrado heridos.

Balance de daños en Tenerife

La presidenta del Cabildo de Tenerife, Rosa Dávila, ha comparecido este miércoles para informar de que se ha activado el Plan Territorial Insular de Emergencias (PEIN) y ha habilitado, junto a la Cruz Roja, un centro de acogida con capacidad para 50 personas en el núcleo de Las Maretas, en Arico, para las personas evacuadas.

La presidenta ha indicado que los daños materiales son “notables” y que, en principio, la mayor parte de viviendas afectadas son segundas residencias, mientras que los que viven de forma habitual se han desplazado a casas de amigos y familiares.

Ha comentado que la isla está en alerta por fenómenos costeros y que se ha registrado un hecho “poco habitual” al mezclarse mar de fondo con fuerte viento desde el mar a la costa, lo que ha generado olas de casi cuatro metros de altura.

Asimismo, ha alertado de que la situación va a empeorar a partir de las 15.00 horas con la próxima pleamar y se prevé que el mar llegue a tierra con olas de más de cuatro metros, de ahí que se haya desalojado varias viviendas de forma preventiva.

Desde el Cabildo ya se está en contacto con los alcaldes y alcaldesas de los municipios afectados para empezar a preparar una primera evaluación de los daños y se pide “máxima colaboración” a la ciudadanía para evitar daños personales.

Daños en Gran Canaria

En Gran Canaria, varios garajes y plantas bajas de viviendas del barrio de San Cristóbal, en su capital, también se han visto afectadas por la crecida del mar. Las olas han entrado por las callejuelas más cercanas a la costa y han sorprendido a los vecinos. Algunos han podido grabar cómo el agua se adentraba en la localidad.

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ha informado de los desperfectos ocasionados por el mar en el Barrio Marinero y de que se está llevando a cabo una valoración de los daños. Además, ha recomendado prestar mucha atención al estado del mar. A media mañana se ha procedido al cierre del paseo del Barrio Marinero.

Según ha informado la Policía Nacional, durante la madrugada se produjo el rescate de siete personas, entre ellas dos menores de siete y doce años y una señora mayor, que habían quedado atrapadas en las azoteas de sus viviendas, al romper el mar puertas y ventanas, y una pareja de ancianos, cuya casa también se inundó.

De esta segunda actuación fueron advertidos por un joven, que indicó que sus abuelos se habían quedado atrapados por el agua, y fue requerida una ambulancia, ya que la señora presentaba un golpe en la cabeza a causa de una caída, por lo que fue trasladada al Hospital Insular.

Además, el Ayuntamiento ha informado de que habilitará un espacio para alojar de forma temporal a estos vecinos afectados.

La alcaldesa, Carolina Darias, y los concejales de Ciudad de Mar y Seguridad, Pedro Quevedo y Josué Íñiguez, se han desplazado al barrio para conocer las incidencias provocadas por el embate del mar y coordinar las actuaciones de los distintos servicios municipales que intervienen en la zona.

Darias ha indicado que ayer se activó la prealerta por fenómenos costeros, a partir de las 00.00 horas de este miércoles, pero “la realidad ha superado las previsiones”.

Ha informado de que se ha activado el Plan de Emergencias Municipal de la ciudad ante la fuerza del mar y que, aunque ahora está la marea baja, se prevén nuevas incidencias importantes en la próxima pleamar.

Por ello, ha dicho que la Policía Local ha advertido “puerta por puerta” de la situación a los vecinos del barrio y se les ha comunicado que se habilitará un espacio para alojarse aquellos que lo deseen durante el tiempo que dure el fenómeno adverso.

Darias ha trasladado a los vecinos la actuación comprometida del gobierno de la ciudad y que están interviniendo ya en el barrio y que emplearán lo servicio necesarios.

“Es evidente que el cambio climático está aquí y la fuerza del mar también lo acredita”, ha recalcado la alcaldesa, quien ha dicho que se requiere “máxima concienciación en las actuaciones para garantizar la resilencia de la ciudad con todos los servicios municipales”.

Quevedo ha incidido en que efectivos de la Policía Local, Bomberos y Limpieza han acudido al barrio desde “el primer momento”.

El edil de Ciudad de Mar también ha señalado que el cambio climático ha llegado para quedarse y que este tipo de incidencias serán cada vez más frecuentes, por lo que tendrán que estar atentos.

Así mismo, ha anunciado, tras las inundaciones provocadas, es el momento de recuperar el anteproyecto diseñado para construir una escollera que proteja el barrio de San Cristóbal ante la “dureza del cambio climático”.

Se trata de una actuación costosa pero tendrán que sentarse las distintas administraciones competentes y entre todos colaborar para sacarlo adelante.

El fuerte viento y los fenómenos costeros también han provocado destrozos importantes en todas las playas de Telde, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Parte de las pasarelas y del mobiliario instalado en Melenara, La Garita, Salinetas, Ojos de Garza y Hoya Pozuelo, entre otras calas, han sufrido desperfectos por el temporal, que azotó al municipio con mayor virulencia a partir de la media tarde de este martes y durante toda la noche.

La Concejalía de Playas ha desplegado un equipo de operarios que comenzó a valorar los desperfectos producidos desde primera hora de la mañana de este miércoles y ha advertido que se espera que los episodios de mal tiempo se vuelvan a repetir durante las próximas horas.

No obstante, el objetivo del Ayuntamiento es dejar las playas a punto para el fin de semana, ante la previsión de una subida importante de las temperaturas.

También se han producido algunos daños en localidades de Fuerteventura y Lanzarote.

El Ayuntamiento de Puerto del Rosario, a través de la Concejalía de Playas, informa que se ha procedido al precinto de Playa Blanca y al vallado del litoral del barrio de El Charco como consecuencia del fuerte oleaje que está azotando al litoral de capitalino.    

Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Puerto del Rosario y el Cuerpo de Bomberos municipales se procedido al cierre de los accesos a Playa Blanca por sus dos accesos, Bikini y El Parador, ante la peligrosidad que el fuerte oleaje supone para los usuarios de la playa capitalina.     

Por el mismo motivo, se ha vallado el litoral del barrio de El Charco a la altura del Restaurante El Cangrejo Colorao. Además, se ha pedido a los vecinos eviten transitar esta zona mientras permanezca cerrada al paso.     

El Gobierno canario ha recordado que es importante no situarse en el extremo de muelles o espigones, ni arriesgarse a tomar fotografías o videos cerca de donde rompen las olas. Además, no es conveniente circular por carreteras cercanas a la línea de playa, ni realizar actividades deportivas y lúdicas cerca del litoral, como pescar, hasta que se restablezca la situación.

Una persona atrapada en La Palma

Efectivos de Bomberos La Palma del Parque La Grama, junto a agentes de la Policía Local, Policía Nacional y voluntarios de Protección Civil, intervinieron en la mañana de este miércoles en la calle Abenguareme de la zona de Maldonado, en Santa Cruz de La Palma, para socorrer a una persona que se había quedado atrapada por el fuerte oleaje en una chabola, según han informado a este periódico fuentes del dispositivo de emergencia. 

Las piedras depositadas por la marea en la puerta de la chabola impedían a su morador salir de la misma, por lo que los bomberos procedieron a la retirada del escombro.

Desaladora paralizada

Mientras, en Fuerteventura, el Consorcio de Abastecimiento de Aguas (CAAF) ha informado este miércoles de que debido al fuerte oleaje registrado por el temporal se ha tenido que parar la producción de la planta desaladora de Gran Tarajal.

Las olas, explica, impiden que la captación de agua, que se realiza en mar abierto, se haga en las condiciones de calidad que se exigen para consumo humano, por lo que el CAAF se ha visto obligado a la paralización temporal de su producción hasta que la situación meteorológica lo permita, ha informado el Cabildo majorero en un comunicado.

Etiquetas
stats