Santa Cruz ha repartido en un mes casi 1 millón de euros en prestaciones sociales

Fachada del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de su Concejalía de Acción Social, representada por Rosario González, justificó ante la oposición en la comisión de control de este 10 de septiembre la necesidad de la declaración de emergencia social en el municipio del pasado 27 de julio.

Tras el cambio de Gobierno y el regreso de José Manuel Bermúdez a la alcaldía --el 15 de julio--, la primera gestión que se llevó a cabo fue una reunión con las entidades del tercer sector, que viven en primera persona los efectos colaterales de la Covid-19. Apenas diez días después, se declaró la necesaria emergencia social con el fin de agilizar la toma de decisiones y poder disponer de recursos, casi de manera inmediata, para atender a la población más vulnerable y hacer llegar las ayudas y subvenciones a las entidades y asociaciones.

El estado de alarma decretado se extendió hasta el día 21 de junio, si bien en ese momento las personas del municipio en exclusión social o en riesgo de estarlo necesitaban una respuesta urgente por parte de la administración, por el que el alcalde utilizó la herramienta de la emergencia social para amortiguar la situación de las familias más vulnerables.

Sin ir más lejos, desde el pasado 27 de julio y hasta principios del mes de septiembre, las Prestaciones Económicas de Atención Social (PEAS) que se han contabilizado por parte de los servicios sociales del Ayuntamiento ascienden a 9.864, con una inversión total cercana al millón de euros (986.798,24 euros).

Tan solo cuatro días después de la declaración, el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) firmó un contrato para adecuar el Centro Municipal de Acogida (CMA) a las medidas de seguridad por la COVID-19. La posición del Organismo Autónomo, que permite seguir sirviendo de soporte para los más de 250 usuarios diarios del recurso --unas 78 familias--, afecta a los recorridos de circulación, limitaciones de aforo de los locales, distancias mínimas interpersonales y el uso obligatorio de mascarillas.

Tras las intervenciones realizadas, el CMA quedó dotado del despacho de atención existente en la planta baja y tres despachos de atención en la planta alta para que los profesionales de la empresa adjudicataria puedan prestar sus servicios -Grupo 5-, quedando además separadas las zonas de gestión y coordinación de la empresa con la zona de la UMA.

Asimismo desaparece el espacio usado como sala de ordenadores, limitando por el momento la posibilidad de que los usuarios puedan acceder a una zona independiente destinada a chatear o enviar correos.

Las intervenciones descritas sólo implican la ejecución de dos divisiones realizadas con mamparas o tabiquería ligera, fácilmente removible, sin afectar a las instalaciones de alumbrado, electrificación, climatización y red existentes, ya que los espacios quedarían dotados con los puntos actuales además de la sustitución del sistema de apertura de una puerta.

La propuesta de modificación de espacios de atención e intervención se justifica en el aumento del número de profesionales destinados a los servicios que se prestan de acuerdo a la contratación de los Servicios Integrales de Atención al Colectivo de Personas sin Hogar.

Una semana más tarde, el 7 de agosto, el IMAS resolvió el contrato por el cual las escuelas infantiles municipales Tara y Faina --ubicadas en Añaza y Ofra respectivamente-- se someterían a unas obras de remodelación atendiendo al Protocolo de Prevención y Organización para el desarrollo de la actividad educativa presencial en los Centros Educativos no universitarios de Canarias para el curso académico 2020-2021, publicado por la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.

Entre las intervenciones que se han llevado a cabo destaca la adecuación de los patios y zonas al aire libre, la sustitución del pavimento y habilitación de zonas ajardinadas, la sustitución del cerramiento del patio y el cambio de sentido de apertura de la puerta, que a su vez dota al aula de una entrada desde el exterior del edificio. Además se ha reparado la escalera de acceso posterior para facilitar el tránsito de los menores y docentes y se han realizado en ambos centros las reparaciones y gestiones necesarias para comenzar el curso en unas condiciones óptimas y que ofrezcan garantías de seguridad para los docentes, usuarios y familiares.

Servicio de Ayuda a Domicilio 

El día 13 de agosto, la edil y presidenta del IMAS, formalizó de emergencia una ampliación del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) para atender de inmediato a 40 usuarios más -que ya se encontraban en lista de espera para obtener el servicio- y, además, para incrementar cada mes la atención a 30 nuevos beneficiarios. En la actualidad hay 233 personas del municipio que reciben esta ayuda.

El objetivo de este impulso es que las personas más vulnerables de Santa Cruz de Tenerife puedan recibir el apoyo necesario para permanecer en sus hogares y así vivir de manera digna y con cierta autonomía. La crisis por la aparición de la Covid-19 ha afectado de manera directa a las personas dependientes y el consistorio considera que en esta situación es esencial un apoyo emergente para este colectivo.

Los servicios que se prestan a través de esta ayuda son tanto de carácter personal (aseo personal, compañía y gestión fuera del domicilio, apoyo a padres, madres o tutores) como de carácter doméstico (limpieza del hogar, lavado y planchado de ropa, compras domésticas, cocina y retirada de basura, etc).

Desde que el equipo de José Manuel Bermúdez llegó al gobierno el pasado 15 de julio, en apenas mes y medio de mandato, se han firmado tres contratos de emergencia para solventar los problemas sociales que ha dejado la pandemia.

Además, la concejala de Acción Social respondió en la comisión de control a muchas otras preguntas de la oposición y aclaró diversas acciones que se han desarrollado en estos casi 60 días, como la presentación del proyecto para la ejecución de la nueva Unidad de Trabajo Social (UTS) de Añaza, el estado de las negociaciones con los representantes de Servihabitat respecto a los alquileres sociales del edificio Alejandro, las funciones que está desempeñando la trabajadora social contratada para el proyecto de personas sin hogar o las medidas adoptadas por el IMAS tras haberse detectado el primer caso de Covid en el CMA.

Etiquetas
Publicado el
11 de septiembre de 2020 - 18:44 h

Descubre nuestras apps

stats