Canarias Ahora


0

Hace dos años que no se veía esta casi tradicional estampa en las calles de Santa Cruz de Tenerife. Pero ahora, con el regreso de los Carnavales al centro de la capital tinerfeña, multitud de comercios y portales de edificios vuelven a sacar sus puertas de seguridad, sus plásticos y cualquier otra barrera que sirva para que, mientras dure la fiesta, se eviten los daños causados por la multitud que se espera inunde estos días la ciudad.

Algunos edificios guardan durante todo el año sus barreras carnavaleras para usarlas cuando comiencen las fiestas; otros usan métodos de usar y tirar, como cubrir con cartones o plásticos las escaleras, puertas y escaparates. Cualquier cosa vale para evitar que, aprovechando los recovecos arquitectónicos, las entradas a las tiendas o viviendas se conviertan en baños improvisados. Y eso pese a que el centro se ha llenado estos días de W.C. portátiles, que nunca son suficientes.

También los jardines y plazas del casco han sido blindados para protegerlos de la marabunta que se espera desde este jueves hasta el domingo en las calles de Santa Cruz. Estos son varios ejemplos de cómo se las ingenian algunos para protegerse de los estragos del Carnaval.

Etiquetas
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats