eldiario.es

9
Menú

Cientos de personas vuelven a pedir en Santa Cruz que el Gobierno central "no les robe las pensiones"

La Asociación por la Defensa de las Pensiones Públicas convoca una protesta enfrente del Ayuntamiento y al lado de la Subdelegación del Gobierno, donde reúne a más de 300 manifestantes, la mayoría jubilados

- PUBLICIDAD -
Pancarta central de la concentración de este lunes en Santa Cruz

Pancarta central de la concentración de este lunes en Santa Cruz

La ciudad de Santa Cruz de Tenerife se unió esta mañana soleada de lunes, a partir de las 11.00, a la protesta nacional del 16 de abril por el mantenimiento de las pensiones públicas en España y por la mejora del poder adquisitivo de estas. En el caso tinerfeño, la concentración fue convocada por la Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas de Canarias 29 de Octubre enfrente de la sede principal del Ayuntamiento y justo al lado del edificio que acoge la Subdelegación del Gobierno de España en la provincia occidental. Hubo más de 300 personas, según los organizadores.

A la cita acudieron sobre todo jubilados, y en ella se repartió información impresa sobre las reivindicaciones principales de este colectivo en pie de guerra. La protesta fue apoyada por gente joven y por un grupo de mujeres feministas, entre otras asociaciones, colectivos y organizaciones sindicales.

Vista parcial de la concentración realizada al lado de la Subdelegación del Gobierno en Tenerife

Vista parcial de la protesta realizada al lado de la Subdelegación del Gobierno en Tenerife

La protesta, muy tranquila y que duró algo más de una hora, sirvió para remarcar las principales demandas de los mayores ante las formaciones políticas y el Ejecutivo central, peticiones que, como ya es conocido, se centran en convertir las pensiones en un "derecho reconocido por la Constitución" y que estas además "se incluyan en los Presupuestos Generales del Estado todos los años".

A esas dos cuestiones básicas, centrales, se unen la vuelta a la jubilación ordinaria a los 65 años (ahora en 67), la jubilación anticipada y sin penalizar con 40 o más años trabajados (con acceso al 100% de lo cotizado), y la recuperación del subsidio para los mayores de 52 años.

Aparte de esos planteamientos, que forman parte de la batería reivindicativa esencial del colectivo de pensionistas, se quiere que la aportación al mes no baje de los 1.080 euros, que las cantidades percibidas se revaloricen de manera automática según el índice de precios al consumo (IPC) y que se practique la recuperación de lo perdido en los abonos mensuales desde 2011. 

Grupo de feministas, en el manifestación de la capital tinerfeña

Grupo de feministas, en el manifestación de la capital tinerfeña

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha