La pandemia en Tenerife desde el toque de queda: así evoluciona la situación epidemiológica con restricciones cada vez más severas

Evolución de la tasa de positividad en Tenerife desde el comienzo de la pandemia

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Victor Torres, aseguró este martes que las medidas establecidas en Tenerife "están empezando ya a dar resultados". Sin embargo, esta afirmación no estuvo acompañada de datos que la confirmaran. La evolución del virus durante noviembre y diciembre ha planteado dudas de si realmente funcionan las medidas en Tenerife. Los expertos en epidemiología consultados por este periódico instan a esperar dos semanas desde la imposición de una restricción para conocer si esta funciona o no. De esta manera, comparando los datos registrados cuando se impuso el toque de queda (hace casi tres semanas) hasta este martes y la evolución de las nuevas medidas (aplicadas a partir del sábado 19 de diciembre) se puede conocer si la situación está mejorando o no.

Los preocupantes valores sanitarios que sitúan a Tenerife "al borde del confinamiento"

Los preocupantes valores sanitarios que sitúan a Tenerife "al borde del confinamiento"

Cuando la isla entró en septiembre en semáforo rojo de Sanidad, que implicaba medidas más severas que en el resto de islas, y más tarde, con el endurecimiento de las mismas el 4 de diciembre, la incidencia acumulada a siete días en Tenerife aumentó. El mismo día que entró en vigor el toque de queda la IA a 7 días se situó en 79,3 casos por cada 100.000 habitantes, el mayor pico registrado hasta entonces. A pesar de esas nuevas restricciones, la IA aumentó de forma paulatina y entre el 4 y el 21 de diciembre ascendió hasta topes nunca antes vistos con su punto álgido el 19 de diciembre: 136,4 casos.

En los últimos 22 días, Tenerife ha copado 3.168 contagios de los 4.106 diagnosticados en todo el archipiélago. En el mismo periodo pero del mes de noviembre los nuevos contagios fueron 1.925 en la isla lo que convierte a los datos de diciembre en los peores en Tenerife desde el comienzo de la pandemia.

Así, sin haber concluido aún el mes, los datos de diciembre superan a los de noviembre, que resultó ser un mes negro para la isla, con más de 2.500 nuevos contagios en 30 días. Ahora esa cifra ya se ha rebasado y desde que el Gobierno decretó el toque de queda en Tenerife a principios de mes la isla ha sumado 2.685 transmisiones de SAR-CoV-2.

En cuanto a la mortalidad, en todo el mes de noviembre fallecieron en Tenerife 44 personas a causa del coronavirus; en los 22 primeros días de diciembre la cifra ya va por 41, lo que hace prever que este último mes del año será el más mortífero en lo que va de pandemia en la isla.

Teniendo en cuenta que la curva de contagios se agudizaba en la isla, situándola al "borde del confinamiento", el Gobierno de Canarias endureció las restricciones el pasado día 16, cuando anunció, entre otras medidas, el cierre perimetral de la isla, con excepciones. Esas nuevas restricciones, aún más severas, entraron en vigor el día 19.

La incidencia a 14 días ha registrado en diciembre las cifras más preocupantes para Tenerife. Este martes, 21 de diciembre, se encuentra en 245, 9 casos por cada 100.000 habitantes. La media del Archipiélago está en 133,1.

Tras el toque de queda, la tasa de positividad en la isla registró su mayor pico, con un 17,2%. El porcentaje de resultados positivos en los test de detección de COVID se mantuvo por encima del 7%, pero con una tendencia menos alarmante a partir de entonces. Ahora, con las restricciones extraordinarias del 19 de diciembre, este valor, hasta hace una semana en nivel de riesgo alto, se ha posicionado en riesgo medio. Hasta entonces la tasa de test positivos más alta se había registrado en abril con un 12,9%, lejos de los datos actuales.

La ocupación hospitalaria, uno de los parámetros aplicados por la Comisión Interterritorial para determinar el nivel de riesgo de un lugar, se encuentra en Tenerife en un 8,23%, un cifra que ha bajado levemente desde el cierre de Tenerife el pasado sábado. Sin embargo, la ocupación de las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos se coloca en riesgo alto, con un 20% de ocupación. Según los datos de la Consejería de Sanidad este martes, Tenerife tiene 247 pacientes hospitalizados a causa de la COVID y 32 más en la UCI. El repunte de enfermos en Cuidados Intensivos aumentó un 4% con respecto al viernes 18 de diciembre y se sitúa en un 20%. En resumen, la ocupación hospitalaria crece en Tenerife, sobre todo de forma más intensa en las UCI.

Los mayores de 65 años, en el foco

La incidencia del virus en personas mayores de 65 años a 14 días hizo saltar las alarmas en Sanidad hace dos semanas. Ahora este baremo, aún em nivel de riesgo muy alto según el Informe de Salud Pública del Gobierno de Canarias, ha descendido en casi 20 casos en cuatro días, coincidiendo con la suspensión de las salidas de los residentes fuera de los centros y de las visitas externas. Estas medidas permanecen vigentes desde el sábado y los estarán durante dos semanas.

A pesar de que la incidencia a 14 días mejora con respecto a semanas anteriores, los datos a siete días siguen siendo preocupantes para los mayores de 65 años. El virus hace mella en este grupo de edad con registros que se mantienen desde el comienzo de las restricciones. Sanidad constata 136 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes mayores de 65 años en la última semana.

En Tenerife hay actualmente 1.139 casos activos en personas mayores de 60 años, es decir, un 27% de los contagios se produce en miembros del grupo de riesgo. A estas personas está vinculada la mayor tasa de mortalidad de la isla, donde el 90% de los decesos por COVID se da en este grupo poblacional.

Con los datos actualizados de la Consejería de Sanidad y el Informe diario de Salud Pública en Canarias, las cifras no señalan una mejora contundente en Tenerife. Aunque la incidencia acumulada a siete días, la correspondiente a 14 días en mayores de 65 años o la tasa de positividad indican una leve mejora, otros parámetros clave, como la ocupación de las camas UCI, han aumentado.

Diciembre se sitúa así como el peor mes de la pandemia en Tenerife, superando incluso los datos catastróficos de noviembre que llevaron al Gobierno a la adopción de medidas más contundentes en dos ocasiones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats