¿Funciona el toque de queda en Tenerife? Análisis de la evolución del virus en la isla

Varias personas pasean por las calles alumbradas de La Laguna, horas antes del toque de queda

El toque de queda no funciona en Tenerife, esta es la respuesta a la que llegan los expertos consultados por este periódico tras cumplirse diez días desde que el Gobierno de Canarias decretara esta medida en la isla.

El virus inunda Tenerife de norte a sur

El virus inunda Tenerife de norte a sur

Noviembre se cerró como un mes negro para Tenerife, con más de 2.552 nuevos contagios de COVID-19 en 30 días. Esta situación obligó al Ejecutivo regional a tomar medidas en la isla canaria más afectada por la propagación del coronavirus. Sin embargo, las restricciones establecidas, como el toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas y las reuniones limitadas a cuatro personas, parecen ser insuficientes para mejorar la situación.

Los datos ofrecidos por Sanidad durante las dos primeras semanas de diciembre certifican que el virus está lejos de controlarse en Tenerife, donde se han diagnosticado 1.962 positivos en 14 días. La isla sumó hasta este lunes 10.906 casos acumulados.

El toque de queda entró en vigor el pasado 4 de diciembre. Este domingo, día 13, se alcanzó el mayor pico de contagios producidos en 24 horas en Tenerife, con más de 200 personas afectadas. También esta semana se registraron los mayores índices de incidencia acumulada a siete o 14 días desde el comienzo de la pandemia. Las cifras muestran que los contagios no paran de crecer. Los expertos lo corroboran.

¿Funciona el toque de queda en Tenerife?

El portavoz del Comité de Expertos de Canarias, Lluis Serra, afirma en una entrevista concedida a Tenerife Ahora que el toque de queda "no funciona, de momento", aunque afirma que el aumento de los contagios podría "verse enmascarado por el efecto puente", haciendo alusión al puente de diciembre que coincidió con la extensión de las rebajas comerciales del Black Friday. El epidemiologo Amós García suscribe esta conclusión y puntualiza que "el toque de queda, el que hay ahora, no parece funcionar mucho".

Las teorías de los profesionales sanitarios parecen encontrar un foco. Mientras, Sanidad lo tiene claro y señala a las infracciones de la ciudadanía a la hora de cumplir las restricciones: "Las medidas no se están cumpliendo, no es un problema de endurecimiento de las restricciones vigentes", sino de que se respeten las medidas ya impuestas, declaran fuentes de la Consejería.

Los rastreos hablan

El sistema de rastreo del Gobierno de Canarias se diferencia del de otras comunidades autónomas por su carácter ramificado. En este sentido, aunque Sanidad cuenta con 660 profesionales, entre sanitarios, epidemiólogos y militares "altamente cualificados", dedicados a la trazabilidad de los casos de coronavirus, son muchas más las personas implicadas en el seguimiento y detección de los contagios.

En el sistema de rastreo de Canarias, las unidades de atención familiar (UAF), conformadas por personal de medicina y enfermería, sustentan con su trabajo diario las labores de rastreo. En este sentido, Sanidad afirma que "no hay nadie que conozca mejor a un paciente que los sanitarios de un centro de salud de un pueblo". De esta manera, en apoyo a los equipos de rastreos regionales, los médicos y enfermeros de cabecera controlan la evolución de los casos de coronavirus en sus pacientes.

En este sentido, Sanidad apunta que "no se trata tanto de la importancia del número de rastreadores "sino de la trazabilidad de los casos", es decir, el porcentaje de casos asignado a un brote mediante seguimiento.

Este rastreo de los contagios ha desvelado una nueva fuente de los contagios en Tenerife que podría ser el motivo de que el toque de queda no funcione: los contagios entre la familia y los amigos. Hace semanas que el Gobierno de Canarias señala a los focos de la vida privada de las personas como los más proclives a los brotes de coronavirus.

A diferencia del mes de agosto, en el que los jóvenes eran la fuente de los contagios en Canarias, esta vez el origen se establece en las unidades familiares, afectando de manera "alarmante" a mayores de 65 años. La incidencia acumulada a 14 días en estas personas, miembros del grupo de riesgo, se coloca en 277,87 casos por cada 100.000 habitantes. Este dato supone que las UCI de los hospitales isleños estén en un riesgo alto con un 18,93% de ocupación.

Siete de cada diez contagios se producen en brotes

Los brotes son el origen de los contagios en Tenerife. Sanidad confirma que el 65% de los brotes ocurridos en Tenerife, la isla más afectada por estos positivos en las últimas semanas, tienen origen familiar. La trazabilidad de los casos de coronavirus en la isla, según los datos emitidos por el Servicio Canario de Salud, lo avala.

El sistema de rastreo de Canarias, basado en la coordinación entre la Gerencia de Atención Primaria y los equipos de rastreo aportados por Salud Pública, colocan a Tenerife en una trazabilidad del 67,49%. Los rastreos no fallan y colocan la trazabilidad de Tenerife muy cerca de la media de Canarias, en un riesgo bajo. Esto quiere decir que casi siete de cada diez contagios en Tenerife están vinculados a brotes, según confirma Sanidad.

En este sentido, la subdirectora médica de Atención Primaria en Tenerife, Ana Darias, que cuenta con 48 profesionales cualificados en el rastreo a los que se incorporarán esta semana ocho personas más, apunta que la mayoría de los casos en Tenerife se asocian a "la falsa sensación de seguridad". Las reuniones con amigos y familiares, los círculos de contactos que varían y se expanden, "las trampas a las restricciones", quedar cuatro personas y luego con otras diferentes, no hacer uso de las medidas de protección, son el foco principal de los contagios de COVID-19 en Tenerife.

La fatiga pandémica o la sensación de seguridad al estar en un entorno conocido son algunos de los términos avalados por los profesionales para explicar por qué la situación en Tenerife no mejora.

Los contagios no paran

Tenerife se colocó este lunes en su mayor dato de incidencia acumulada a siete y 14 días. La incidencia a siete días en la isla supone 115 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, mientras que la IA a 14 días la sitúa en 212,78 por cada 100.000 habitantes. La situación epidemiológica en Tenerife registra sus peores cifras desde la detección del primer contagio en enero de 2020 y copa 10.906 positivos acumulados de los 23.571 producidos en todo el Archipiélago.

Darias confirma que este aumento de la incidencia en Tenerife se debe a los resultados del fin de semana del Black Friday. Sin embargo, a cuatro días de la quincena desde que se aprobó el toque de queda, la subdirectora afirma que el equipo de rastreo de Atención Primaria en Tenerife "no ha visto una repercusión en la disminución de casos", para su equipo el número de contagios "siguen en aumento" a diario.

La experta se muestra prudente e insta a esperar si "a lo largo de esta semana" las medidas tomadas por el Ejecutivo regional dan su fruto. Sin embargo, insiste en que por ahora no están funcionando.

Para Darias "queda abogar a la responsabilidad personal" pero las medidas tendrán que endurecerse e insta a las instituciones a "ser un poco más restrictivos" ante el avance del coronavirus en la isla.

En este sentido, Darias apunta que, después de los 258 contagios detectados el pasado domingo, su equipo de rastreo "está tejiendo redes de seis a ocho contactos directos por cada positivo".

Los expertos insisten en la responsabilidad ciudadana. El toque de queda no funciona porque las reuniones se están desplazando a la esfera privada y es ahí donde la policía local no puede actuar, afirman fuentes del Ayuntamiento de La Laguna. Los agentes solo pueden entrar a una vivienda si se está cometiendo un delito flagrante dentro informa Gerardo Pérez, abogado experto en derecho constitucional, que corrobora que "no es un delito flagrante hacer una reunión de más de cuatro personas, sino una sanción administrativa".

Las fiestas ilegales, reuniones de más de cuatro personas y sanciones por infringir el horario establecido son parte del día a día de dos de los municipios tinerfeños con más casos activos de coronavirus: Santa Cruz y La Laguna. Desde el comienzo de esta medida de restricción de la movilidad nocturna el municipio lagunero ha levantado 62 denuncias por incumplimiento.

¿Es el confinamiento total o cierre perimetral una opción?

"Cualquier medida es posible", afirma el epidemiólogo Amós García. Sin embargo, el experto Lluis Serra descarta que un confinamiento total como el del mes de marzo vaya a producirse en Tenerife, "no, rotundamente, no", responde.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, afirmó este martes que la situación de la pandemia de la COVID-19 en Tenerife está "lejos" del confinamiento, aunque ha admitido la posibilidad de adoptar "algunas medidas más restrictivas" este miércoles.

Ninguna de las fuentes consultadas descarta que el cierre perimetral de las zonas más afectadas, como Santa Cruz y La Laguna, pueda producirse en los próximos días. Aunque el portavoz del Comité de Expertos de Canarias enuncia que un cierre por municipios no acabará con el virus en Tenerife, "aunque sí con su propagación a otras islas". Para Serra, detener el avance del virus en la isla "requiere de otras medidas".

Ana Darias, que dedica su labor profesional a la trazabilidad de los contagios en Tenerife, certifica que "no hay un foco único", por lo que los casos no solo se sitúan en Santa Cruz o La Laguna. De esta manera, aunque la zona metropolitana concentra un mayor número de contagios, en parte porque "reúne más población", no es la única afectada por la propagación de la COVID-19.

A este argumento se suma el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, que afirmó en una entrevista a Tenerife Ahora que el problema se distribuye por toda la isla. "Todos los municipios están afectados en mayor o menor grado"

El toque de queda no funciona en Tenerife. La medida no es efectiva porque no se están cumpliendo las restricciones, un argumento sostenido por los expertos y avalado por los datos. Serra sentencia que muchas personas "intentan evitar multas, pero parecen no ser conscientes de la trascendencia que tiene este momento para evitar muertes".

Etiquetas
Publicado el
15 de diciembre de 2020 - 15:10 h

Descubre nuestras apps

stats