Ni por los turistas ni por los inmigrantes: Tenerife busca la causa de su avalancha de contagios desde septiembre

Una persona se realiza una prueba para detectar el coronavirus

Los migrantes o los turistas no son el foco del avance del coronavirus en Tenerife. Así, lo confirman a este periódico fuentes de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que establecen que el repunte de contagios de COVID en la isla se localiza en los encuentros sociales y familiares.

La incidencia acumulada de Tenerife rompe los topes y registra el peor dato desde el comienzo de la pandemia

La incidencia acumulada de Tenerife rompe los topes y registra el peor dato desde el comienzo de la pandemia

Sanidad afirma que no tiene una percepción clara de por qué se ha producido un repunte del virus, pero descarta de forma rotunda que el turismo o la llegada de migrantes en patera al Archipiélago sean el motivo de la elevada incidencia acumulada de Tenerife. De esta manera, suscriben que, "de momento, no se han dado brotes en turistas", y que, además, las personas migrantes "no realizan vida comunitaria en las Islas".

En este mismo sentido se posiciona el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García, quien advierte de que las personas migrantes llegadas a Canarias durante la pandemia no son el motivo del avance del virus en las Islas. Los datos dan la razón al experto en epidemiología, puesto que Gran Canaria sostiene la mayor cantidad de personas que arriban a las costas del Archipiélago y sin embargo en la isla decaen los contagios.

Asimismo, García critica a quienes relacionan a la migración con el aumento de casos de coronavirus y defiende que "los únicos brotes que traen ese tipo de informaciones son los xenófobos".

Al llegar a tierra, una persona que ha realizado un viaje en cayuco es sometida a unos protocolos sanitarios. Por este motivo, aunque el médico no descarta que existan "circunstancias concretas o casos secundarios esporádicos", la inmigración no tiene nada que ver con el aumento de la COVID.

El presidente de la Asociación Española de Vacunología tampoco ve al turismo como la causa del aumento de los contagios en Tenerife, "en principio" la llegada del turismo no ha sido "explosiva" y tampoco los municipios más afectados por la COVID "están ligados expresamente a este sector".

Entonces, ¿cuál es el origen del repunte de casos en Tenerife?

A esta pregunta los expertos no han encontrado aún una respuesta. Amós García atestigua que "no hay evidencia científica sólida que explique lo que pasa en Tenerife", pero que será uno de los elementos que se estudiarán "cuando la pandemia se regule".

Una conclusión a la que llega el epidemiólogo es que "los casos positivos en coronavirus se producen porque hay contagios y los contagios tienen lugar porque existen contactos sin protección". De esta manera, liga el elevado número de contagios con la "bajada de la guardia" de la población en las relaciones familiares y sociales. Este argumento está suscrito también por la Consejería de Sanidad.

El experto no culpabiliza a la ciudadanía en su conjunto de la propagación del virus sino que señala al mal comportamiento de determinados sectores de la población. Desde su perspectiva, el gran problema ha sido "la distensión social", que es lo que "ocasiona el mayor volumen de contagios".

Amós García tampoco atribuye a las aglomeraciones por la Navidad o el puente de diciembre los mayores contagios. "Las aglomeraciones son malas, sobre todo en ámbitos cerrados, pero los contagios no se producen por dar un paseo por el centro comercial o montar en el transporte público, sino por estar a menos de dos metros de distancia sin mascarilla y hablando". Si se respeta la distancia de seguridad y el uso correcto de la mascarilla, "no hay mayor problema", sostiene el experto.

En este sentido, García tampoco ve el anuncio de la vacunación contra el coronavirus en 2021 como el motivo de la relajación de la ciudadanía frente a las restricciones. El médico recuerda que las medidas de protección obligatorias aún tardarán en abandonar a la población cuando se comience a inmunizar. Para olvidarse de la mascarilla o del lavado de manos, primero habrá que conseguir una "inmunidad de rebaño", es decir, vacunar a un 70% de los habitantes.

"La población en Tenerife no se ha relajado por la llegada de la vacuna, sino que ha sido a causa de la fatiga pandémica". Las personas están "cansadas" de esta situación "tremenda" y el contexto de la Navidad de querer estar como el año pasado, "pero esto no puede ser".

Los jóvenes, en el punto de mira

El portavoz del Comité de Expertos de Canarias, Lluis Serra, atribuye el aumento de los contagios en Tenerife "fundamentalmente" al entorno universitario. El experto achaca a los jóvenes, en su mayoría asintomáticos, el aumento de los casos en la isla.

Para Serra los hábitos de vida de las personas jóvenes que residen en Tenerife, relacionadas más con el ocio nocturno, pueden ser el foco de los contagios. En este sentido, hace referencia a brotes de coronavirus registrados en algunas ciudades universitarias de Granada y Salamanca, que "obligaron a establecer confinamientos en estos lugares".

Serra ve esperanza en la realidad epidemiológica de Tenerife y apunta que la próxima semana, en torno al martes, se podrán ver indicios de mejora en la isla tras las medidas impuestas por el Gobierno de Canarias, como el toque de queda o la reducción de aforo.

Por su parte, el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, tampoco sabe cuál es el origen del repunte en Tenerife. Desde el máximo organismo insular también han planteado esta cuestión al Gobierno de Canarias. Mientras tanto, a la espera de encontrar una respuesta, el Cabildo tinerfeño ha pedido además un aumento de los rastreadores en la isla.

La Navidad, clave para doblegar a la COVID

"Estas Navidades tienen que ser forzosamente diferentes a las de otros años, forzosamente. ¿Por qué? Porque estamos en una situación diferente" sentencia García. La realidad actual derivada de la crisis sanitaria es "complicada" y "grave" para la salud pública. Por este motivo hay que extremar la precaución más que nunca: "Tenemos que trabajar para que las Navidades de 2021 vuelvan a ser como las de siempre y que no nos falte nadie como consecuencia de que hemos bajado la guardia".

Gran Canaria como referencia para el Cabildo

Martín mira a Gran Canaria para buscar la solución a la contención del virus y señala el aumento de los rastreadores y "tener mano dura" a la hora de imponer sanciones a quienes no cumplan con las restricciones.

La diferencia de la situación con respecto a la isla vecina es, para Martín, la distribución desigual del virus. En Gran Canaria los casos se concentraban en la capital, que acumula hasta este viernes 8.206 casos positivos desde el comienzo de la pandemia, mientras que en Tenerife "se reparte por el área metropolitana pero también por el resto de la isla".

La dificultad añadida para el presidente del Cabildo es cómo controlar una coyuntura que está distribuida por toda la isla. Así, apunta que aunque aumenten los rastreos, si no hay una respuesta en la ciudadanía "al no hacer fiestas o evitar aglomeraciones", no servirá "de nada".

Los cribados no funcionan

Pedro Martín apunta que el seguimiento de los cribados realizados en las áreas más afectadas de Santa Cruz y La Laguna en noviembre no dieron los resultados esperados. De las 1.200 pruebas diarias previstas en el recinto ferial de Santa Cruz, uno de los tres espacios seleccionados para testar a la población, solo asistieron 700 ciudadanos. "Había muchas personas que pudiendo hacerse la prueba de forma gratuita, no venían aun siendo de zonas de especial riesgo", recalca el presidente del Cabildo.

En este sentido, Martín defiende que los cribados son de más utilidad cuando se realizan en espacios "muy acotados", como residencias de mayores o centros sanitarios, que cuando se hacen llamamientos masivos a una población.

Brote en la residencia de mayores de Puerto de La Cruz

El brote de coronavirus sufrido en la residencia de mayores Hogar Santa Rita, que ha afectado a 195 personas entre personal sanitario y habitantes del centro, está en el punto de vista de los especialistas y las instituciones. Este fenómeno después de casi 11 meses desde que se detectó el primer caso de coronavirus en Tenerife es "inexplicable" para el experto en epidemiología Amós García.

En este sentido, declara que el caso se está estudiando, pero lo que "está claro es que si se produce un brote de esta magnitud es que algo no se ha hecho o algo ha fallado. El qué no se ha hecho o el qué ha fallado no lo sé, pero algo ha fallado en el protocolo".

Además, otro brote de coronavirus ha afectado también al municipio de El Sauzal, que ha supuesto una variación de los positivos con respecto a la semana anterior del 161,79%, según un informe de Sanidad. Este brote de coronavirus afecta a 32 residentes y 11 trabajadores de la residencia de mayores Cataleya.

Cierre perimetral

El presidente del Cabildo de Tenerife repite que el problema está distribuido en toda la isla y, aunque deja a los expertos la decisión, cuestiona la eficacia de cerrar una zona determinada cuando la mayoría de los municipios tienen casos activos de coronavirus. Martín habla de "grados" o niveles en los que se encuentran las diferentes poblaciones de la isla y afirma que el virus no está solo en la zona metropolitana, aunque esta sea la más afectada.

En este mismo camino, Lluis Serra no descarta el cierre perimetral en los municipios más afectados de Tenerife de no mejorar la situación en los próximos días.

Tenerife sigue buscando la causa de su elevado nivel de contagios que se sigue produciendo desde septiembre y que en noviembre alcanzó su máximo pico.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats