La portada de mañana
Acceder
La normativa de Felipe VI prohíbe a Juan Carlos I recibir préstamos sin interés
'¿Qué hace falta para retirar al emérito cualquier honor?', por Ignacio Escolar
Los casos en Europa vuelven a aumentar entre la incertidumbre de las variantes

Los preocupantes valores sanitarios que sitúan a Tenerife "al borde del confinamiento"

Vista de la preparación de una vacuna de Pfizer-BioTech contra el coronavirus en Seattle (EE.UU.), este 18 de diciembre de 2020. EFE/Stephen Brashear

El pasado viernes, 18 de diciembre, el presidente del Gobierno de Canarias desveló que Tenerife estaba "al borde del confinamiento". Para hacer esta afirmación, Ángel Victor Torres aludió a los datos epidemiológicos de la isla, unos parámetros que determinan el nivel de riesgo de transmisión del coronavirus de acuerdo con la Comisión Interterritorial.

Los cuatro indicadores que marcan el ritmo de la pandemia en Canarias

Los cuatro indicadores que marcan el ritmo de la pandemia en Canarias

El Gobierno de España aprobó en octubre un marco común de umbrales de riesgo entre comunidades autónomas para conocer la evolución real del virus en el país. En su medidor, el Ejecutivo nacional se centra en la presión en los hospitales (pacientes COVID-19 en UCI y resto de plantas), la incidencia acumulada (siete y 14 días) y la tasa de positividad (número de positivos por pruebas PCR realizadas). Además, el texto propone cuatro niveles de riesgo: extremo, alto, medio y bajo.

Con datos del pasado viernes, Canarias se encuentra en nivel dos, pero la incidencia del virus ubica a Tenerife en nivel tres, casi cuatro. "Eso implica confinamiento, estamos muy cerca del confinamiento. Estamos rozando la posibilidad de llegar al nivel cuatro, y por tanto, confinamiento", apostilló el presidente del Gobierno regional. 

Durante la semana del 11 al 18 de diciembre, Tenerife detectó 1.201 nuevos contagios de COVID-19. Con una población similar, Gran Canaria registró en este mismo periodo 255 positivos. La incidencia acumulada de Tenerife se situó en nivel de riesgo extremo a siete días, con 130,85 casos por cada 100.000 habitantes. Este medidor obligó a prolongar las restricciones especiales del semáforo rojo del Gobierno de Canarias hasta el 2 de enero de 2021 en Tenerife.

La Consejería de Sanidad, a través del área de Salud Pública, emite un informe diario sobre la situación epidemiológica del Archipiélago desglosado por islas, en el que define la situación de estos y otros parámetros en la isla. Los medidores recogidos por el Servicio Canario de Salud son la incidencia acumulada a siete o 14 días, la incidencia acumulada en mayores de 65 años, la tasa de positividad en pruebas diagnósticas, la trazabilidad (porcentaje de casos asignados a un brote mediante seguimiento), y la ocupación de camas hospitalarias y camas UCI a causa de la COVID-19.

En nivel de riesgo alto

Con los datos actualizados el día 18 de diciembre, seis de ocho indicadores instalan a Tenerife en nivel de riesgo alto o muy alto, los otros en nivel de riesgo medio.

Tenerife se posiciona en un nivel de riesgo muy alto en su incidencia acumulada a siete y 14 días en mayores de 65 años, así como en su incidencia acumulada a siete días en el resto de la población. Fuentes de Sanidad declararon a este periódico que existía "preocupación" en la Consejería a causa del número elevado de contagios de coronavirus en mayores de 65.

El medidor de incidencia a 14 días muestra que Tenerife diagnosticó 325,64 casos de coronavirus en mayores de 65 años por cada 100.000 habitantes, el valor más alto registrado en el informe. En Gran Canaria el nivel de riesgo en este índice es bajo, con 42,68 positivos en mayores de 65 años por cada 100.000 habitantes.

En los últimos siete días, Tenerife registró 133,47 casos de coronavirus en mayores de 65 años por cada 100.000 habitantes, mientras que Gran Canaria sumó 24,6 positivos en este mismo baremo. Los brotes en las residencias de mayores de El Sauzal y Puerto de La Cruz supusieron un pico de contagio mayor que en el resto de localidades. Sin embargo, al margen de estos brotes, 26 de los 31 municipios de la isla se colocan en nivel de riesgo alto o muy alto según este parámetro.

También en nivel de riesgo muy alto se encuentra la incidencia acumulada a siete días. En la última semana, Tenerife sumó 136,58 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, lo que equivale a un nivel de riesgo extremo, según el Ministerio de Sanidad. En Gran Canaria se diagnosticaron 24,6 positivos por cada 100.000 habitantes en el mismo periodo.

Por otra parte, la incidencia acumulada a 14 días está en nivel de riesgo alto con 241 contagios por cada 100.000 habitantes. Gran Canaria, por su lado, se sitúa en 47,7 casos por cada 100.000 habitantes. Destaca la incidencia acumulada de La Gomera, que en esta semana se disparó por encima de los 100 casos por cada 100.000 habitantes. Esta evolución del virus en la isla empujó al Gobierno de Canarias a establecer el semáforo rojo hasta el próximo año.

La incidencia acumulada de la provincia de Santa Cruz de Tenerife se colocó en 198 casos por cada 100.000 habitantes el 13 de diciembre. Este dato se contrapone con la IA del Archipiélago con 72,77 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días y 129,33 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14. En España la media es de 181 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

A pesar del aumento de los contagios en Tenerife, la incidencia acumulada de Canarias a 14 días está por debajo del resto de comunidades y ciudades autónomas de España. En el país, la media de contagios en las dos últimas semanas por cada 100.000 habitantes se coloca en 181 casos. De esta manera, aunque la situación del Archipiélago sea mejor que en el resto de las comunidades, Tenerife se posiciona por encima de la media española.

La ocupación de las camas hospitalarias y las camas UCI es un parámetro común entre el informe de Salud Pública de Canarias y el medidor del Gobierno de España. La ocupación de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos de los hospitales de Tenerife se posiciona en nivel de riesgo alto en ambos indicadores, con un 16,07%. El uso de las camas de los hospitales de la isla por pacientes enfermos de COVID-19 es de un 8,7%, es decir, un nivel de riesgo medio.

En Gran Canaria, ambos parámetros se sitúan en un nivel de riesgo medio, con una ocupación del 2,25% de camas en planta y un 6,22% de camas UCI.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad y recabados por elDiario.es, las comunidades autónomas como Galicia, Murcia, Extremadura o Andalucía se distribuyen por debajo del porcentaje de hospitalización en camas UCI de Tenerife. También Canarias se encuentra por debajo de esa cifra con un 8,6% de ocupación UCI y un 4,78% de ocupación de hospitales por enfermos de COVID.

En cuanto a la tasa de positividad, Tenerife se instala en un 10,27% de pruebas de detección del virus con resultado positivo. Este parámetro supone un nivel de riesgo alto en el área. Sin embargo, la isla alcanzó su mayor pico el 7 de diciembre con un 17,2% de positividad. Este dato coincide con los cribados de coronavirus realizados en la residencia de mayores de Hogar Santa Rita tras la detección del brote. Gran Canaria tiene un nivel de riesgo medio con una tasa de positividad del 4,52%.

Otro baremo escogido por Salud Pública es la trazabilidad. La diferenciación entre el sistema de rastreo nacional y el canario pone en valor este medidor, puesto que permite saber si se están siguiendo de manera correcta los contagios de COVID derivados de brotes. En Tenerife la trazabilidad supone el 64,41%. Este porcentaje significa que las labores de rastreo relacionan seis de cada diez casos con brotes, es decir que seis de cada diez contagios en la isla están asociados a un brote y están delimitados e identificados.

En Gran Canaria, la trazabilidad está en un 72,36%, lo que supone un nivel de riesgo bajo. Cuanto más cerca esté del 100% significa que mejor localizados y controlados están los contagios.

Los diferentes parámetros seleccionados por los expertos y las instituciones en España y Canarias para seguir la evolución de la COVID posicionan a Tenerife en un nivel de riesgo alto o muy alto. De esta manera, es fundamental que las restricciones impuestas por el Gobierno de Canarias la semana pasada funcionen y esto se refleje en una mejora de los indicadores epidemiológicos. De no hacerlo, Tenerife estaría abocada a un confinamiento aún por definir, según advirtió el presidente canario.

Etiquetas
Publicado el
21 de diciembre de 2020 - 14:59 h

Descubre nuestras apps

stats