La portada de mañana
Acceder
La confesión de la pareja de Ayuso desmonta las mentiras de la Comunidad de Madrid
El plan del Gobierno para indemnizar a las víctimas de abusos agita la Iglesia
Opinión - El pueblo es quien más ordena todavía. Por Rosa María Artal

En África y Sin Código Postal: “Viajar por el continente africano es una aventura intensa en todos los aspectos”

Rocío y Edu junto a su vehículo 4x4.

Viajar Ahora

0

Son dos, pero en realidad son tres. A Rocío y Edu los conocíamos desde hace algún tiempo a través de sus aventuras por el siempre complicado Cáucaso a lomos de una furgoneta camperizada. En aquel momento hablamos con ellos sobre los aspectos técnicos y logísticos de un gran viaje por carretera. Ahora estos viajeros empedernidos siguen sumando kilómetros a su currículo viajero con un viaje por África que, según nos cuentan, ha tenido un poco de todo. Y si, son tres; porque con ellos va Cuzco, un precioso Golden Retriever que tiene encima más kilómetros que el baúl de la Piquer. Hoy nos acercamos a la reciente aventura africana de estos tres intrépidos viajeros. Acercarnos a las experiencias de aventureros como ellos nos invita a volver a la carretera. Porque si una cosa queda patente con sus palabras es que se puede acometer un gran viaje si vas libre de prejuicios y eres capaz de plantear una planificación básica. Hablamos con ellos de África. Y nos encanta. Porque ansiamos con el día de volver a África y porque nos gusta conversar con gente que se atreve a hacer del camino la fuente de sus vidas.

-¿Quiénes son Sin Código Postal?; ¿Cómo se le explica a alguien que viaja sólo en vacaciones que uno puede dedicarse a esto?

-Detrás de Sin Código Postal estamos nosotros, Edu y Rocío, dos viajeros amantes del mundo del caravaning. Y justo de esas dos pasiones nace este proyecto. De un día para otro compramos y camperizamos nuestra primera furgoneta. Con este vehículo el viaje fue de tan solo de 3 semanas por Europa. En ese tiempo comprendimos que esta forma de viajar nos encantaba hasta tal punto de plantearnos vivir y viajar en camper por una larga temporada. Esta idea no cesaba de dar vueltas en nuestra cabeza. Tanto fue así que compramos una furgoneta más grande, de nuevo la convertimos en una casa y hasta dejamos nuestros trabajos fijos para adentrarnos en la aventura de vivir viajando. Y justo ahí es donde quisimos comenzar con la web, ya que éramos conscientes de que los ahorros con los que nos habíamos lanzado a recorrer el mundo (comenzando por 9 meses que nos llevarían a lugares como Europa, los Balcanes, el Cáucaso, Rusia, Noruega…) no iban a durar para siempre. Teníamos que encontrar una fuente de ingresos que casara a la perfección con nuestra nueva vida nómada. Creamos una web, redes sociales, un canal de Youtube y comenzamos a narrar las aventuras de nuestro viaje, así como a dar consejos para camperizar furgonetas. Y estamos orgullosos de poder decir que ahora mismo nuestro trabajo y lo que nos sustenta económicamente es nuestro proyecto Sin Código Postal.

-¿Cuánto llevan viviendo en furgoneta y que países han recorrido?

-En este momento llevamos viviendo en camper casi 5 años. Y no vivimos nosotros dos solos, lo hacemos con nuestra mascota, Cuzco. Por el momento los tres juntos con nuestra furgoneta hemos visitado gran parte de Europa, los Balcanes (Albania, Bosnia, Serbia, Montenegro), el Cáucaso (Georgia, Azerbaiyán), Turquía, México…

-Y la carretera ahora los llevó…

-Ahora mismo estamos recorriendo África. Hemos comenzado cogiendo el ferry en Algeciras, y cruzando por la frontera de Ceuta directamente a Marruecos. Este país ya lo habíamos visitado en varias ocasiones. La aventura en África comenzó cuando cruzamos a Mauritania, Senegal, Guinea Conakry, Gambia y Sierra Leona.

-¿Por qué África?

-No creemos ser los únicos a los que la pandemia deja en sus vidas “un antes y un después”. Justo regresábamos de un gran viaje para visitar a nuestras familias por Navidad, cuando el covid frenó en seco nuestros viajes. En el momento que se levantaron las restricciones volvimos a viajar, pero a países más cercanos culturalmente a España, como fueron Italia, Francia, México… Buscábamos un gran choque cultural, una gran aventura. Si veis unos pocos minutos de cualquiera de nuestros vídeos de Youtube, comprenderéis enseguida que nos gusta meternos en líos con nuestro vehículo durante nuestros viajes. Hasta tal punto de venir a rescatarnos en una ocasión los bomberos. Por lo tanto compramos un vehículo 4x4, construimos una célula habitable que se ubica justo encima del coche y nos embarcamos en el reto de recorrer África. Y vaya si dimos con el clavo de visitar un continente donde todos los días vivíamos aventuras.

-¿Entronca África con esa idea del viaje como aventura?

-No era ni necesario bajar de nuestra casa con ruedas para vivir aventuras. Viajar por África es una aventura intensa en todos los aspectos: cruzar fronteras (visados, seguros, papeleo para cruzar con nuestro perro…), pelear con policía corrupta en la carretera cuando se va en ruta, aprender de historias muy duras que pudimos conocer allí, grandes choques de cultura… África nos ha dejado muchas anécdotas, como estar discutiendo con un policía que nos quería multar por llevar a nuestro perro en los asientos traseros del coche, mientras nos adelantaban buses con más de quince personas en el techo, una moto y varias cabras. O por ejemplo, después de llevar más de seis horas en carretera para llegar a nuestro destino, encontrarnos con que teníamos que cruzar un gran río. ¿Cómo lo haríamos? Sobre una barca que se movía remando manualmente. Sobre ella rezamos todo lo que sabíamos para que no se hundiese con el peso de nuestro vehículo. Pero sin duda, la anécdota que mejor pone de manifiesto hasta que punto no metimos de lleno a vivir una aventura, fue la sucedida en la selva de Sierra Leona. Nos encontrábamos explorando una zona de la selva dónde los poblados que veíamos aún no tenían ni luz, ni agua corriente. Se nos hizo de noche en ruta y tuvimos que parar a dormir. Por la mañana, antes de iniciar nuestro viaje vimos como unos cuantos niños nos miraban asustados, y se les veía aún más asustados cuando les mandamos un saludo amigable moviendo la mano. Para nuestra sorpresa, cuando llevábamos ya unos kilómetros hechos esa mañana, llego una moto con dos personas que nos hacían señas para parar. Eran el jefe y profesor de la comunidad, que nos venían a informar de que hoy los niños no habían acudido a clase y estaban ¡perdidos por la selva! El motivo de ello, conto uno de los niños, que pudo llegar a clase horas después, era que habían visto personas que no eran blancas con coches gigantes y hasta un león; así de fiero habían visto ellos a nuestro perro Cuzco. Nos invitaron después a conocer a los niños una vez aparecieron, acercándonos hasta el poblado para familiarizarse con viajeros como nosotros.

-¿Cómo se convence al viajero convencional que África es un lugar seguro?

-Esta pregunta la contestamos mucho, al igual que si es seguro viajar en camper, o si no nos da miedo dormir en lugares en medio de la naturaleza donde no hay nadie (como hacemos por costumbre).Nosotros tenemos la suerte de decir que nunca hemos tenido ningún tipo de susto o situación peligrosa con la camper en estos 5 años que llevamos viviendo en una. Aunque a la mayoría de la gente que viaja en camper o autocaravana le parece más seguro dormir rodeada de otras personas que ahuyente a los cacos, a nosotros nos parece que dónde más seguro se duerme es en medio de la naturaleza dónde no hay nadie (ni con buenas, ni con malas intenciones). Nosotros nos hemos sentido muy seguros en todo momento en los países que hemos visitado en África. No podemos hablar en experiencia propia de los países que no hemos explorado de este continente, que aún son muchos. Como anécdota os diremos que en este viaje por África hemos dormido varios días hasta con la puerta abierta por el calor. Aunque por supuesto, siempre es más que recomendable viajar con un buen seguro de viajes, ya que nunca sabes que puede pasar, y más en países con un sistema sanitario tan escaso y rudimentario.

-África es un universo en sí mismo, pero si tuvieran que elegir un país…

-Cuando viajas por África te das cuenta que los países son súper diferentes entre si. Y esa diversidad hace que sea muy difícil elegir solo uno. Sierra Leona tiene playas increíbles, al más puro estilo paradisiaco. Allí podemos vivir una experiencia increíble visitando una mina de diamantes. Senegal te enamora por la intensidad de sus colores allí donde miras, ropa de sus habitantes, animales, pájaros, sus coches totalmente galardonados con todo tipo de colores, banderas, y decoración. En Guinea Conakry encontramos la naturaleza en todo su esplendor, salvaje e imponente. Cascadas enormes que nos hacían comprender de lleno que estábamos en el trópico… Pero sin duda nuestros favoritos han sido Marruecos y Mauritania. Como ya dijimos Marruecos lo hemos visitado muchas veces, la primera hacía ya 10 años, y haberlo visto evolucionar como país hace que tenga un rincón especial en nuestro corazón… Podríamos decir que Marruecos fue nuestro primer viaje de choque de culturas. Y Mauritania nos ofreció conocer la naturaleza es su versión más virgen: recorrer desiertos durante días, visitar el Ojo de Mauritania por cuyas dimensiones es solo visible desde el espacio, disfrutar de la observación de cocodrilos en libertad, etc.

-¿Y con vistas a seguir viajando?

-Durante todo este tiempo, vivir en una camper nos hace muy felices. Por supuesto no queremos que suene idílico, como todo también tiene su parte negativa (en total nuestra casa son 6 metros cuadrados, hay que estar pendiente de dónde aparcar, rellenar depósitos de agua, cuando tienes que ir al taller para arreglar algo del vehículo te queda sin casa, etc.) Pero en nuestra balanza, las ventajas de vivir en movimiento ganan. Por eso en este momento no podemos decirte una fecha de fin a esta aventura sobre cuatro ruedas. 

-¿Próximo destino?

-Aunque estemos de viaje (nosotros llamamos “estar de viaje” estar fuera de España) siempre estamos pensando en el próximo destino. Después de estar pasando tanto calor en África buscaremos un destino con temperaturas más bajas. Aunque hayamos decidido visitar el caluroso continente africano, nosotros preferimos el frío (estuvimos muy contentos en nuestro viaje en pleno invierno por Noruega a -28 grados). Y hemos decidido que nuestro siguiente viaje sea a Islandia, hasta donde llegaremos en ferry con nuestra célula camper gracias a Island Tours.

Etiquetas
stats