La portada de mañana
Acceder
Los líderes del G7 apoyan el plan de Biden para un alto el fuego en Gaza sin avances
Análisis - El bulo de Miguel Ángel Rodríguez, la última bala contra el fiscal general
Opinión - Ayuso, azote de la corrupción (ajena). Por Esther Palomera

El Real Valladolid condena los ataques racistas a su entrenador y rechaza las “generalizaciones negativas sobre la ciudad” y afición

El Real Valladolid sale al paso para enfriar el cabreo que hay en la ciudad con su entrenador, Paulo Pezzolano. El técnico uruguayo aseguraba este jueves en una emisora de su país que ha vivido un episodio racista en la ciudad al escuchar: “Sudaca, vete para Uruguay”.

El preparador indicó que Valladolid era “particular”. “Esas cosas que que son increíbles que existan, pero existen y en esta ciudad en eso es muy particular, los extranjeros lo sufrimos un poco. Yo lo sufrí. Mi staff lo sufrió”, indicaba. Con estas declaraciones, Pezzolano daba a entender que Valladolid es una ciudad xenófoba, algo que no ha sentado nada bien en los vecinos y que se ha reflejado en multitud de comentarios y mensajes en redes sociales.

El club, que en un primer momento en declaraciones a este medio mostró su apoyo a Pezzolano y ha señalado que se tratan de casos aislados que no define ni a Valladolid ni a su afición, ha señalado en un comunicado que “condena rotundamente” los hechos como “siempre” ha hecho ante cualquier muestra de intolerancia.

El Real Valladolid da un 'palo' a su entrenador: “El Club es embajador de esos valores y rechaza cualquier opinión respecto a posibles tintes xenófobos de nuestra afición, así como generalizaciones negativas sobre la ciudad”, apuntan en el comunicado.

En la misiva, el conjunto blanquivioleta incide en que la ciudad “acogedora y respetuosa” y “maravillosa” como reconoció el propio entrenador en la misma entrevista. El Real Valladolid han concluido el texto afirmando que Valladolid es “un lugar de encuentro con ciudadanos de carácter hospitalario e integrador, como también lo han sido los aficionados del Real Valladolid demostrándolo a lo largo de 96 años de Historia con su cariño a jugadores, técnicos y trabajadores sin importar su país de origen”.

Pezzolano saldrá en rueda de prensa este viernes, para entre otras cuestiones, hablar sobre esta nueva polémica. Hay que recordar que durante toda la temporada entre el entrenador y la afición se han producido desencuentros. Tal y como reconoció el técnico, él mismo decidió favorecer el choque para generar “unión interna” aunque tuviera “cruces con la afición” para lograr el ascenso. “Si yo no hacía eso, este objetivo no se lograba”, ha confesado.

Ante las críticas deportivas, la afición pedía su dimisión con cánticos y Pezzolano, principalmente, en declaraciones a los medios cargaba contra su propia hinchada. También se ha podido ver encararse a la afición durante partidos o discutir tras un entrenamiento con seguidores. Los últimos episodios: calificar a la hinchada como “poco competitiva” tras llenar el estadio o salir al balcón del ayuntamiento en la celebración del ascenso cantando el “Pezzolano dimisión”.

La estrategia de Pezzolano, que según el entrenador contó la aprobación interna del club, se dio de bruces con lo peor que genera el fútbol: los insultos y el racismo. Más allá de recibir el cántico que pedía su dimisión, el preparador ha tenido que escuchar “sudaca, vete para Uruguay”.

El Real Valladolid, en ese mismo comunicado, también ha reprendido a su entrenador por “valorar, comentar, juzgar o informar acerca de las operaciones que se puedan llevar a cabo sobre la propiedad de la entidad”, algo que “en ningún caso corresponde al técnico”.

El presidente, el astro brasileño Ronaldo, ha asegurado que tenía tres ofertas sobre la mesa para su venta a la par que también consideró la opción de quedarse. “El presidente de nuestra entidad ya explicó en las celebraciones por el ascenso a la máxima categoría del fútbol nacional que tiene ofertas sobre la mesa y que sopesará en estos días su decisión al respecto, siempre con la prioridad de tomar el mejor camino para el Real Valladolid y sus aficionados”, han matizado

Pezzolano desveló que Ronaldo “lo más seguro que venda” pero seguiría “con toda su gestión deportiva”. El presidente “vendería solo una parte” pero “seguiría todo igual, no cambiaría nada internamente”.

El alcalde señala que Valladolid es una “ciudad tolerante”

El alcalde de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha asegurado que Valladolid es una “ciudad tolerante”, de “acogimiento y hospitalaria” que quiere “igualdad y justicia social”, informa Europa Press.

De esta forma, el regidor ha salido al paso de las manifestaciones realizadas por el entrenador del Real Valladolid, Paulo Pezzolano, en las que denunciaba comentarios xenófobos de parte de la afición y apostillar que “para esto es una ciudad muy particular”.

Carnero, que ha participado en un acto por el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, ha apelado al pasado histórico de la ciudad, donde “nacieron los derechos humanos gracias a la Controversia de Valladolid y Bartolomé de las Casas” para contestar al técnico uruguayo. “Es una ciudad de acogimiento, una ciudad hospitalaria. Viven en Valladolid más de 28.000 extranjeros. El 8% de la población es una población extranjera y todos ellos saben, y así nos lo transmiten en el día a día, cómo somos los vallisoletanos”, ha señalado.

De hecho, se ha puesto como ejemplo. “Yo no soy de Valladolid y, por tanto, lo único que puedo decir es que esta es una sociedad moderna, justa, tolerante y además una sociedad que lo que quiere es que haya igualdad y justicia social. Es un ejemplo de ciudad desde ese punto de vista. Por tanto no puedo estar de acuerdo con ese tipo de pensamientos porque, como Valladolid es una ciudad tolerante”, ha zanjado.