Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El entrenador del Real Valladolid denuncia insultos racistas: “Sufrí lo de sudaca, vete para Uruguay”

El entrenador del Real Valladolid, Paulo Pezzolano, se abraza a Monchu tras ascender.

Javier Ayuso Santamaría

Valladolid —

0

La afición y el entrenador del Real Valladolid no se llevan nada bien, al menos con “parte” de ella, según el propio preparador. Paulo Pezzolano ha hecho una valoración de su temporada en el club blanquivioleta que, a falta de un partido, vuelve al Pucela a la Primera División. En la emisora uruguaya Sport 890 ha desvelado un episodio racista en el que tuvo que escuchar “sudaca, vete para Uruguay”.

Durante toda la temporada, el entrenador ha recibido cánticos que pedían su dimisión. Una polémica que ha estado presente en los mejores y peores momentos del Pucela y que ha dejado frases de Pezzolano cargando contra sus aficionados y culminó el lunes con el propio míster cantando, en la celebración del ascenso, desde el balcón del ayuntamiento “Pezzolano dimisión”.

Con estos encontronazos, el entrevistador pregunta a Pezzolano si “Valladolid, como institución y su público, fue complejo”. Aquí, una de cal y otra de arena. El entrenador ha asegurado que la localidad “es preciosa, tiene una calidad de vida tremenda, la gente en la calle es divina”. “A pesar de que dice que son fríos, es muy cálida conmigo” a la par que ha reconocido que “es una ciudad diferente con gente diferente”.

Estas declaraciones han servido para introducir la situación que vivió durante toda la temporada. Para Pezzolano, Valladolid tiene algo “particular”: él mismo decidió ponerse “todo en sus hombros y declarar cosas” -que enfadaron a la afición- para generar “unión interna” aunque tuviera “cruces con la afición” para lograr el objetivo -el ascenso-. “Si yo no hacía eso, este objetivo no se lograba”, ha confesado.

La estrategia de Pezzolano, que según el entrenador contó la aprobación interna del club, se dio de bruces con lo peor que genera el fútbol: los insultos y el racismo. Más allá de recibir el cántico que pedía su dimisión, el preparador ha tenido que escuchar “sudaca, vete para Uruguay”.

“Esas cosas que que son increíbles que existan, pero existen y en esta ciudad en eso es muy particular, los extranjeros lo sufrimos un poco. Yo lo sufrí. Mi mi staff lo sufrió”, ha comentado en la emisora para añadir que cuánto más recibía “más rebelde se ponía”.

A pesar de afear este incidente, Pezzolano ha comentado que en su día a día, “tomando un café o caminando con su mujer, la gente se porta ”espectacular“. El entrenador ha señalado a las redes sociales y una parte pequeña de la afición como culpables de los insultos.

El Real Valladolid, a preguntas de este diario por el incidente de su entrenador, ha mostrado su apoyo a Pezzolano y ha señalado que se tratan de casos aislados que no define ni a Valladolid ni a su afición.

En diciembre de 2022, el club suspendió el abono a la decena de aficionados identificados por la Policía Nacional por proferir insultos de tipo racista al jugador del Real Madrid Vinicius Junior durante el partido que enfrentó a ambos equipos.

El pasado 29 de febrero de este año declararon ante el juez cinco hombres investigados como supuestos autores de dirigir insultos racistas hacia el jugador que negaron que los prefirieran o dijeron que no lo recordaban, según fuentes jurídicas. El Juzgado de Instrucción Número 4 de Valladolid ha citado a declarar mañana, por videoconferencia, al jugador del Real Madrid Vinicius J.R., en calidad de perjudicado,

Etiquetas
stats