Fernández Díaz urdió con Villarejo la Operación Catalunya contra Pujol: “Negaré bajo tortura que esta reunión ha existido”

elDiario.es

0

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior entre 2011 y 2016 durante la primera legislatura de Mariano Rajoy, se reunió el 16 de diciembre de 2012 en la sede de su departamento con el comisario José Manuel Villarejo y el director adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino. La grabación del diálogo, publicada este miércoles en El País, muestra cómo Fernández Díaz dirigió personalmente a una parte de la policía patriótica en la Operación Catalunya, la operación parapolicial para contrarrestar el proceso soberanista de forma prospectiva y sin control judicial pero con fondos del Ministerio del Interior.

Fernández Díaz: del circunloquio a la mentira

Saber más

Casi cinco años después de esa reunión, el 5 de abril de 2017, el extitular de Interior afirmó en la comisión de investigación del Congreso que no se había visto con el comisario: “Lo voy a expresar con toda claridad. En los casi cinco años en los que he ejercido la responsabilidad de ministro del Interior jamás he despachado nada con el señor Villarejo”. La grabación de un encuentro en 2012 —realizada por Villarejo, perteneciente al material requisado al comisario y no incorporado a ninguna de las piezas abiertas en el caso Tándem— muestra que mintió.

Pino y Villarejo acordaron con Fernández Díaz presentar varias denuncias en la Audiencia Nacional y en los juzgados de Plaza de Castilla contra dirigentes independentistas, entre ellos el expresidente Jordi Pujol o el entonces presidente Artur Mas. Las denuncias estaban basadas en testimonios de personas captadas por Villarejo: el empresario Javier de la Rosa, antiguo amigo de Pujol; y de Victoria Álvarez, examante del hijo mayor del expresidente catalán.

Fernández Díaz: “Esta conversación no ha existido”

En la conversación, el comisario explica a Fernández Díaz sus últimas gestiones relacionadas con la operación. El ministro repite varias veces “esta conversación no ha existido”. “Y estamos entre caballeros, por tanto… ¿Está claro? (…) Por tanto, esta conversación no ha existido. A partir de ahí, ¿estamos en condición de judicializarlo en la Audiencia Nacional?”, dice en el audio publicado por El País. Villarejo responde que sí.

El titular de Interior insiste en otro momento: “El ministro no sabe nada, ¿eh? Está claro, ¿verdad? Y digo esto porque sé que estoy hablando con servidores del Estado. Está claro, ¿verdad? Por tanto, yo negaré incluso bajo tortura que esta reunión ha existido”.

Fernández Díaz afirma que preferiría que presentaran ese mismo día la denuncia en la Audiencia Nacional, según se escucha en una de las grabaciones que la Policía incautó a Villarejo tras su detención. “Con el fiscal del Estado se ha hablado ¿eh?”, contó Jorge Fernández Díaz a los dos comisarios, según los audios publicados por el diario.

“Ruz no es el mejor”

En otro momento de la conversación, Villarejo comenta que “Ruz está de guardia esta semana”, a lo que el ministro le contesta: “Pues Ruz no es el mejor, ¿no?”. “No, no es el mejor”, responde Eugenio Pino, jefe de la Policía. Pablo Ruz, entonces el titular del juzgado número 5 de la Audiencia Nacional, instruía el caso Gürtel. El 28 de diciembre de 2012, el juez decidió rechazar las denuncias de la policía con los testimonios de Javier de la Rosa y Victoria Álvarez contra la familia Pujol.

Además, Fernández Díaz expresa: “La segunda denuncia toca a Artur Mas por los testaferros, ¿no?”. Esas denuncias contra Artur Mas no llegaron a nada porque no se acreditó que tuviera cuentas en el extranjero, ni siquiera a través de testaferros.

A través de su abogado, Fernández Díaz ha contestado, según recoge EFE, que “ni ha planificado ni ha orquestado absolutamente nada respecto a la denuncia que se presentó en la Audiencia Nacional”.

Las maniobras policiales contra el procés arrancaron al poco de que Mariano Rajoy llegara a La Moncloa. El 30 de noviembre de 2014, elDiario.es desveló que un grupo secreto de policías rastreaban información sobre supuestas corruptelas de líderes soberanistas y sus entornos fuera de cualquier causa judicial. En ese contexto, Andorra se revelaba como un escenario clave y la familia Pujol como un objetivo prioritario.

En 2017: “Jamás he despachado nada con el señor Villarejo”

Fernández Díaz negó directamente “haber despachado” con el comisario Villarejo en una comparecencia el 5 de abril de 2017 en la comisión de investigación del Congreso sobre el uso partidista del Ministerio de Interior. “Le voy a decir una cosa con toda claridad en sede parlamentaria, en una comisión de investigación. Durante los casi cinco años en los que he ejercido la responsabilidad de ministro del Interior jamás he despachado nada con el señor Villarejo”, fue su respuesta a Mikel Legarda Uriarte, diputado del PNV.

Además, Legarda cuestionó al extitular de Interior que “durante su mandato numerosas actuaciones policiales relacionadas con el que se ha venido a llamar caso Cataluña han acabado en denuncias, imputaciones y anulación de pruebas contra los mismos” y “siempre aparece el mismo elenco de mandos policiales: Eugenio Pino, Bonifacio Díez, Martín Blas, Villarejo, Olivera, Fuentes Gago”.

Fernández Díaz respondió que con varias de esas personas mencionadas no había hablado nunca. “No sé ni siquiera qué cara tienen. En la Policía hay casi 70.000 personas trabajando y vamos a añadirle 80.000 en la Guardia Civil. Ya sé que el ministro no va a despachar con todos, pero es que hay mucha gente y hay una cadena de mando. El Ministerio del Interior es un ministerio muy jerarquizado y el ministro del Interior no habla con un inspector o con un comisario, sino con quien tiene que hablar. No está al día de las investigaciones. Además, le voy a decir una cosa que conviene saber o, si se sabe, recordarla. En las investigaciones especialmente sensibles, por ejemplo en las relacionadas con delitos de corrupción, quienes dirigen la investigación son los jueces y fiscales y normalmente declaran las diligencias secretas”.

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior entre 2011 y 2016 durante la primera legislatura de Mariano Rajoy, se reunió el 16 de diciembre de 2012 en la sede de su departamento con el comisario José Manuel Villarejo y el director adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino. La grabación del diálogo, publicada este miércoles en El País, muestra cómo Fernández Díaz dirigió personalmente a una parte de la policía patriótica en la Operación Catalunya, la operación parapolicial para contrarrestar el proceso soberanista de forma prospectiva y sin control judicial pero con fondos del Ministerio del Interior.

Fernández Díaz: del circunloquio a la mentira

Saber más

Casi cinco años después de esa reunión, el 5 de abril de 2017, el extitular de Interior afirmó en la comisión de investigación del Congreso que no se había visto con el comisario: “Lo voy a expresar con toda claridad. En los casi cinco años en los que he ejercido la responsabilidad de ministro del Interior jamás he despachado nada con el señor Villarejo”. La grabación de un encuentro en 2012 —realizada por Villarejo, perteneciente al material requisado al comisario y no incorporado a ninguna de las piezas abiertas en el caso Tándem— muestra que mintió.

Pino y Villarejo acordaron con Fernández Díaz presentar varias denuncias en la Audiencia Nacional y en los juzgados de Plaza de Castilla contra dirigentes independentistas, entre ellos el expresidente Jordi Pujol o el entonces presidente Artur Mas. Las denuncias estaban basadas en testimonios de personas captadas por Villarejo: el empresario Javier de la Rosa, antiguo amigo de Pujol; y de Victoria Álvarez, examante del hijo mayor del expresidente catalán.

Fernández Díaz: “Esta conversación no ha existido”

En la conversación, el comisario explica a Fernández Díaz sus últimas gestiones relacionadas con la operación. El ministro repite varias veces “esta conversación no ha existido”. “Y estamos entre caballeros, por tanto… ¿Está claro? (…) Por tanto, esta conversación no ha existido. A partir de ahí, ¿estamos en condición de judicializarlo en la Audiencia Nacional?”, dice en el audio publicado por El País. Villarejo responde que sí.

El titular de Interior insiste en otro momento: “El ministro no sabe nada, ¿eh? Está claro, ¿verdad? Y digo esto porque sé que estoy hablando con servidores del Estado. Está claro, ¿verdad? Por tanto, yo negaré incluso bajo tortura que esta reunión ha existido”.

Fernández Díaz afirma que preferiría que presentaran ese mismo día la denuncia en la Audiencia Nacional, según se escucha en una de las grabaciones que la Policía incautó a Villarejo tras su detención. “Con el fiscal del Estado se ha hablado ¿eh?”, contó Jorge Fernández Díaz a los dos comisarios, según los audios publicados por el diario.

“Ruz no es el mejor”

En otro momento de la conversación, Villarejo comenta que “Ruz está de guardia esta semana”, a lo que el ministro le contesta: “Pues Ruz no es el mejor, ¿no?”. “No, no es el mejor”, responde Eugenio Pino, jefe de la Policía. Pablo Ruz, entonces el titular del juzgado número 5 de la Audiencia Nacional, instruía el caso Gürtel. El 28 de diciembre de 2012, el juez decidió rechazar las denuncias de la policía con los testimonios de Javier de la Rosa y Victoria Álvarez contra la familia Pujol.

Además, Fernández Díaz expresa: “La segunda denuncia toca a Artur Mas por los testaferros, ¿no?”. Esas denuncias contra Artur Mas no llegaron a nada porque no se acreditó que tuviera cuentas en el extranjero, ni siquiera a través de testaferros.

A través de su abogado, Fernández Díaz ha contestado, según recoge EFE, que “ni ha planificado ni ha orquestado absolutamente nada respecto a la denuncia que se presentó en la Audiencia Nacional”.

Las maniobras policiales contra el procés arrancaron al poco de que Mariano Rajoy llegara a La Moncloa. El 30 de noviembre de 2014, elDiario.es desveló que un grupo secreto de policías rastreaban información sobre supuestas corruptelas de líderes soberanistas y sus entornos fuera de cualquier causa judicial. En ese contexto, Andorra se revelaba como un escenario clave y la familia Pujol como un objetivo prioritario.

En 2017: “Jamás he despachado nada con el señor Villarejo”

Fernández Díaz negó directamente “haber despachado” con el comisario Villarejo en una comparecencia el 5 de abril de 2017 en la comisión de investigación del Congreso sobre el uso partidista del Ministerio de Interior. “Le voy a decir una cosa con toda claridad en sede parlamentaria, en una comisión de investigación. Durante los casi cinco años en los que he ejercido la responsabilidad de ministro del Interior jamás he despachado nada con el señor Villarejo”, fue su respuesta a Mikel Legarda Uriarte, diputado del PNV.

Además, Legarda cuestionó al extitular de Interior que “durante su mandato numerosas actuaciones policiales relacionadas con el que se ha venido a llamar caso Cataluña han acabado en denuncias, imputaciones y anulación de pruebas contra los mismos” y “siempre aparece el mismo elenco de mandos policiales: Eugenio Pino, Bonifacio Díez, Martín Blas, Villarejo, Olivera, Fuentes Gago”.

Fernández Díaz respondió que con varias de esas personas mencionadas no había hablado nunca. “No sé ni siquiera qué cara tienen. En la Policía hay casi 70.000 personas trabajando y vamos a añadirle 80.000 en la Guardia Civil. Ya sé que el ministro no va a despachar con todos, pero es que hay mucha gente y hay una cadena de mando. El Ministerio del Interior es un ministerio muy jerarquizado y el ministro del Interior no habla con un inspector o con un comisario, sino con quien tiene que hablar. No está al día de las investigaciones. Además, le voy a decir una cosa que conviene saber o, si se sabe, recordarla. En las investigaciones especialmente sensibles, por ejemplo en las relacionadas con delitos de corrupción, quienes dirigen la investigación son los jueces y fiscales y normalmente declaran las diligencias secretas”.

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior entre 2011 y 2016 durante la primera legislatura de Mariano Rajoy, se reunió el 16 de diciembre de 2012 en la sede de su departamento con el comisario José Manuel Villarejo y el director adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino. La grabación del diálogo, publicada este miércoles en El País, muestra cómo Fernández Díaz dirigió personalmente a una parte de la policía patriótica en la Operación Catalunya, la operación parapolicial para contrarrestar el proceso soberanista de forma prospectiva y sin control judicial pero con fondos del Ministerio del Interior.

Fernández Díaz: del circunloquio a la mentira

Saber más

Casi cinco años después de esa reunión, el 5 de abril de 2017, el extitular de Interior afirmó en la comisión de investigación del Congreso que no se había visto con el comisario: “Lo voy a expresar con toda claridad. En los casi cinco años en los que he ejercido la responsabilidad de ministro del Interior jamás he despachado nada con el señor Villarejo”. La grabación de un encuentro en 2012 —realizada por Villarejo, perteneciente al material requisado al comisario y no incorporado a ninguna de las piezas abiertas en el caso Tándem— muestra que mintió.