eldiario.es

Menú

Antonio Alarcó (PP): "La moción de censura es posible en La Laguna, pero ahora mismo no hay preparativos para ninguna"

El líder popular en Aguere achaca al "azar" que coincidiera el nombramiento de Pedro Suárez en la Autoridad Portuaria tinerfeña con la reprobación de toda la oposición al Gobierno local de CC-PSOE

El concejal del PP declina valorar el informe del fiscal que pide imputar a Clavijo por el caso Grúas: "Hay que respetar los tiempos de la justicia, que nunca coinciden con los de la política o del periodismo"

- PUBLICIDAD -
El portavoz del grupo popular en el Cabildo de Tenerife, Antonio Alarcó durante la última sesión plenaria./ Ramón de la Rocha (EFE)

Antonio Alarcó, líder del PP en La Laguna

La moción de censura en el Ayuntamiento de La Laguna es una especie de operación quirúrgica de la que siempre se habla pero nunca se termina realizando. Entre otras razones porque el cirujano Antonio Alarcó, a la sazón portavoz municipal del PP en esa Corporación local, no acaba de tomar el bisturí.

Sin embargo, hace unas semanas, en el pleno del 23 de julio pasado, votó, como el resto de la oposición -que suma una clara mayoría absoluta-, una reprobación en toda regla al alcalde lagunero de CC, José Alberto Díaz, y su equipo de gobierno con un diezmado PSOE (tres de los cinco ediles socialistas fueron expulsados y están en el grupo de los no adscritos, aunque uno de ellos, Zebenzuí González, sigue prestando apoyo a las iniciativas del Gobierno local).

El también catedrático de Cirugía explica a Tenerife Ahora el alcance de esa sintonía plenaria: "Nosotros estamos de acuerdo con el resto de la oposición en que La Laguna necesita un gobierno nuevo y estable, pero hay muchas maneras de lograrlo, no solo con una moción de censura; también con un gobierno de concentración [en el que todos los partidos tuvieran poder] o un solo partido con apoyos externos. El PP no descarta ninguna opción", aunque, añade, "ahora mismo no hay preparativos para ninguna".

Lo cierto es que al PP lagunero, con sus cuatro concejales,  ha llegado a ilusionar en momentos como ese al resto de la oposición, en especial la de izquierdas -Unidos Se Puede, con seis ediles,  y Por Tenerife-Nueva Canarias (XTF-NC), con tres-, que lleva todo el mandato ansiando una moción de censura, en la que participarían también los dos representantes de Ciudadanos (CS). Les falló el PSOE, que no ha roto el pacto con CC y ha expulsado a dos de los concejales socialistas que así lo defendían (Javier Abreu y Yeray Rodríguez), y además hasta ahora no han podido sumar el apoyo del PP.

La realidad es que Alarcó comparte con toda la oposición que, "desde un punto de vista genérico, el Gobierno local de CC-PSOE ha hecho las cosas mal, pero, si me pregunta por si la moción de censura es posible, yo digo que sí, pero ahora mismo no hay preparativos para ninguna".  

Por eso, el líder lagunero del PP se apresura a desmentir que lo que la haya frenado hubiera sido el nombramiento de un también lagunero de su partido, Pedro Suárez, como nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife (pendiente de su publicación en el BOE), a propuesta del Gobierno canario, que preside Fernando Clavijo (CC), exalcalde de esa misma ciudad.

"Leí noticias terribles en la prensa dando por hecho ese asunto, pero el PP no está en un canje de estampitas", se defiende Alarcó, que enmarca el nombramiento de su compañero al frente del organismo portuario como "un acuerdo claro y público que nada tiene que ver con La Laguna, entre PP, CC y PSOE, para renovar la Audiencia de Cuentas, el Diputado del Común y los Puertos estatales". Pero fuentes de la negociación para renovar los órganos parlamentarios desmienten la versión de Alarcó, pues  la Autoridad Portuaria no es un órgano vinculado al Parlamento canario.

Lo ocurrido con la presidencia de los puertos estatales tinerfeños ha mosqueado mucho a los otros partidos de la oposición en La Laguna,  y hasta al propio presidente de la Autoridad Portuaria destituido, Ricardo Melchior, que ha dicho que le queda "una dudilla" sobre si su relevo fue realmente un cambio de cromos con el PP para frenar una moción de censura lagunera.

Lo cierto es que si el 23 de julio pasado el PP daba una alegría   al resto de la oposición al aprobar en el pleno  municipal que La Laguna necesitaba "un gobierno nuevo  y estable", y todo parecía encaminado a que ocurriera algo más en las siguientes horas (llámese moción de censura), lo que en realidad pasó dejó estupefactos a Unidos Se Puede, XTF-NC y Cs. Al día siguiente, martes, leyeron en Diario de Avisos que Clavijo ofrecía al PP la Autoridad Portuaria a cambio de salvar el cuello a CC en La Laguna. Seis días después, en un Consejo de Gobierno de Canarias,  se confirmaba la designación de Suárez para ese puesto.

La conspiración en el Hospital Universitario de Canarias

Ese mismo día, ante una oposición alarmada,  Alarcó citó en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), donde es jefe de Cirugía General y  Digestiva, a los demás portavoces de la oposición. Tal y como contó Canarias Ahora, en esa conspiración del HUC estuvieron Santiago Pérez,  de XTF-NC, que se perfila como alcalde en caso de prosperar la censura; Teresa Berástegui, portavoz de Cs; Rubens Ascanio y María José Roca, por Unidos Se Puede, y Javier Abreu, en nombre propio y del otro concejal expulsado del PSOE Yeray Rodríguez.

Pero Alarcó trata de quitar ahora importancia a aquella reunión, como si nada tuviera que ver con tales acontecimientos políticos: "Yo he presentado varias mociones sobre el HUC e invité ese día a los compañeros concejales portavoces pues les había dicho que cuando pudieran visitaríamos el hospital para enseñarles la cámara hiperbárica y la sala de telemedicina. Fuimos todos por la puerta principal; no fue ninguna reunión secreta. Y por cierto, la visita les encantó".   E insistió el también concejal: "Lo de la Autoridad Portuaria no tiene nada que ver con la moción aprobada en  La Laguna por la oposición; son cosas que coincidieron en el tiempo, y nada más; las han unido las circunstancias, el azar...".

Comoquiera que sea, el pacto CC-PP para la Autoridad Portuaria se ha producido cuando Alarcó había metido el miedo en el cuerpo a Coalición. Y, de hecho, el cirujano admite que el Gobierno local de CC y PSOE "ha unido a toda la oposición en La Laguna", y aunque reconoce que se trata de partidos "variopintos ideológicamente", subraya que "tenemos puntos en común", como se demostró el 23 de julio con la reprobación al alcalde, cuando además todos los grupos opositores acordaron las prioridades para la gestión del municipio.

El discurso del varias veces doctorado (Alarcó es además doctor en Ciencias de la Información y en Sociología) sigue siendo muy crítico con el Gobierno municipal: "No puede ser que nueve concejales, de los 27 de la Corporación, tengan todo el poder político y presupuestario en sus manos,  y tantos puestos de confianza, ni que dos concejales del PSOE manejen 60 millones de euros". "Tendrían que repartir un poco el poder", afirma, no se sabe si con cierta sorna o pensando precisamente en la posibilidad de un gobierno de concentración en la Ciudad de los Adelantados.

A los populares no siempre les gusta hablar de imputados ni prejuzgar causas judiciales. Por eso, al portavoz del PP en La Laguna elude pronunciarse sobre el informe de la Fiscalía en el caso Grúas, con fecha de 27 de julio pasado, favorable a imputar al presidente del Gobierno canario por los delitos de prevaricación y malversación, al considerar  el fiscal que "de lo actuado se desprende que la voluntad del señor [Fernando] Clavijo era la concesión del préstamo aún sabiendo la ilegalidad de este por así habérselo advertido el interventor".

Preguntado por este escrito de la Fiscalía, que puede desencadenar la imputación de Clavijo por parte del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Alarcó -que presidió una comisión de investigación (de estudio, según el alcalde Díaz) municipal sobre el caso Grúas, desacreditada por el resto de la oposición- despachó el asunto con una reflexión: "En el PP somos respetuosos con los tiempos en la justicia. Hay un tiempo político, otro jurídico y otro periodístico, y los tres nunca coinciden".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha