Cinco genios de la pintura española a través de sus casas museo

El Museo Sorolla de Madrid

Conocer las obras de un pintor en un museo está bien, pero la experiencia puede resultar mucho más interesante si lo hacemos en el lugar donde vivió. En su casa. Entre sus recuerdos y el ambiente que dio forma a su trayectoria. Conociendo de cerca el entorno de su mente privilegiada.

Cruzando España de punta a punta podemos ir de la casa de Dalí en Portlligat a la de Picasso en Málaga, haciendo parada en la de Goya de Fuendetodos, en la de Sorolla de Madrid y en la de El Greco en Toledo. Cada una de ellas nos mostrará las obras de algunos de los pintores más importantes del panorama pictórico nacional, pero también su personalidad y su vida más íntima.

Una experiencia cultural que nos puede trasladar a los siglos XVI, XIX o XX dependiendo de cuál elijamos. Y en la que conoceremos sus talleres, sus cocinas o sus salones, recorriendo así su día a día para ir mucho más allá que una pinacoteca al uso.

Casa Museo de Joaquín Sorolla, en Madrid

Joaquín Sorolla nació en Valencia en 1863 pero en 1889 ya se trasladó a Madrid, donde hoy se encuentra su Casa Museo. El edificio que hoy vemos y visitamos fue un proyecto personal del propio pintor, en el que intervino directamente y fue ampliando poco a poco hasta conseguir una lujosa vivienda fruto de su bonanza económica. En ella tuvo su estudio y su familia bajo un mismo techo desde 1911. Hoy la podemos visitar en la calle General Martínez Campos.

El jardín nos da la bienvenida, uno de los elementos fundamentales que sirvió de inspiración al pintor, y recorremos diferentes estancias en las que se conserva el mobiliario original de la época. Cuenta con numerosas obras que permiten comprender la evolución del artista por sus diferentes etapas, además de numerosos recuerdos personales. 

Casa Natal de Goya, en Fuendetodos

En el pueblo de Fuendetodos, en Zaragoza, se encuentra la casa en la que nació Francisco de Goya y Lucientes. El edificio, construido a principios del siglo XVIII, fue identificado como la casa de Goya por Zuloaga y otros artistas en 1913. Fue adquirida por el propio pintor para su conservación, pero la Guerra Civil la dejó parcialmente destruida y en 1982 fue declarada Monumento Histórico Nacional. Fue abierta al público como museo en 1985. 

La casa tiene tres plantas y sigue una construcción popular, de mampostería. Típica de una familia humilde de labriegos. Está ambientada con muebles y enseres de la época así como con reproducciones de cuadros y documentación gráfica. La Fundación Goya se encarga de su mantenimiento a la vez que promueve exposiciones en la sala Ignacio Zuloaga, inaugurada en 2006.

Casa Museo de Salvador Dalí, en Portlligat

En 1930 Dalí llega a Portlligat, un pequeño pueblo de la costa gerundense, y adquiere una barraca de pescadores como vivienda propia. Con el tiempo adquirió otras colindantes hasta crear una casa laberíntica. Vivió aquí hasta la muerte de su mujer Gala, su musa, y en 1982 decidió trasladarse al Castillo de Púbol. Esta casa fue hogar y taller de pintura durante 52 años.

Hoy al visitar la casa recorremos tres ámbitos diferentes: las zonas más íntimas, el estudio de pintura y los espacios exteriores. A nuestro paso vamos a ir descubriendo la locura y genialidad del artista, con sus excentricidades y particularidades, donde no faltan numerosos animales disecados, incluso un gran oso de pie. Con ella se completa el triángulo daliniano entre Portlligat, el Castillo de Púbol y el Teatro-Museo de Figueres. 

Casa Natal de Picasso, en Málaga

En el nº 15 de la Plaza de la Merced de Málaga se encuentra la casa en la que nació Pablo Ruiz Picasso, un lugar declaro Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional desde marzo de 1983. El museo comenzó por albergar solo la primera planta, pero terminó extendiéndose hasta ocupar todo el edificio. La Fundación Picasso es la encargada de su gestión.

En él verás obras y objetos del artista y su familia, dando especial importancia a la vinculación del pintor con Málaga, la tierra que le vio nacer. Se incluye una recreación de un salón del siglo XIX y se conserva un cuaderno de dibujos preparatorios para su obra Las señoritas de Avignon. En el nº 13 de la misma plaza el Museo cuenta con una sala para exposiciones temporales.

Casa Museo de El Greco, en Toledo

Doménikos Theotokópoulos, más conocido como El Greco, a pesar de nacer en Grecia desarrolló su vida artística en España. Sin embargo, la Casa Museo que encontramos en el Paseo del Tránsito de Toledo nunca fue su casa. La casa que podemos visitar fue levantada a principios del siglo XX por iniciativa del marqués de la Vega-Inclán sobre los cimientos de unas antiguas casas del siglo XVI llamadas casas de la duquesa de Arjona. La verdadera de El Greco fue derribada y se encontraba a unos 200 metros de la actual, pero el marqués quiso recrear en la nueva la casa del pintor. El museo se abrió al público en 1912 y se completó con muebles y enseres del siglo XVI.

La visita nos lleva por diferentes ambientes de la época de El Greco mientras pasamos por el patio, el jardín, el estudio, la cocina o la capilla. Cuenta con una buena recopilación pictórica del artista cretense y es el único museo dedicado a él que encontramos en España. Es una institución de titularidad estatal y gestión directa del Ministerio.

Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2020 - 23:07 h

Descubre nuestras apps

stats