eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Unión de Repúblicas de Cubazuela del Norte

- PUBLICIDAD -

Tanto en la literatura como en el imaginario popular encontramos constantemente lugares fabulosos repletos de todo aquello de lo que nosotros carecemos y deseamos. Desde el  Libro de las Maravillas de Marco Polo, en el que se describe una tierra rica y exótica, a los panfletos publicitarios de agencias de viajes que venden fines de semana en Cancún, los paraísos forman parte de nuestra imaginación. Y, por supuesto, estas maravillas cuentan con su versión oscura, “antiparaísos” que  guardan toda la maldad del mundo y de los que hemos de huir.

Estos relatos no son solo cuestión de literatura infantil, si no que son usados constante y conscientemente por los políticos de todos los colores y lugares.  Y no siempre estamos hablando de lugares alejados geográficamente, muchas veces la diferencia de estos paraísos e infiernos con nosotros es temporal.  Un ejemplo perfecto para ambas categorías es “los tiempos de Franco”, cuyas bondades o terrores dependen de a quién le preguntes, claro.

Son lugares y épocas  inexistentes, pero tremendamente efectivos en los discursos del miedo que claman desde los atriles las cabezas del PP.  Rafael Hernando, el portavoz del grupo parlamentario del PP, y su exquisito Twitter son un gran ejemplo de ello. En sus predicciones de un futuro país gobernado por Podemos y la confluencia vemos cómo se suceden imágenes de una nueva España a imagen y semejanza de todos los países que dan miedo al ciudadano medio: Grecia, Cuba, Irán, Corea del Norte, la URSS de Stalin, Venezuela, una Cataluña secesionada… vamos que dejamos de llamarnos España para ser la Unión de Repúblicas de Cubazuela del Norte.

Hernando y demás políticos del PP prevén un país infernal caracterizado por la bajada de las pensiones, subida de impuestos, reducción de afiliados a la Seguridad Social y repleto de corrupción con dinero negro yendo y viniendo de Sudamérica. Lo sé, parece que su bola de cristal está un poco mal sintonizada y les devuelve la imagen de su gobierno más que del futuro de España, pero es que la situación actual del país da miedo y actualmente el miedo es su mayor baza. Os aseguro que en esta campaña electoral vamos a oír hablar más de los horrores del comunismo que en todos los departamentos de Historia Contemporánea de las universidades de todo el estado.

El voto que decidirá el resultado del próximo 26J es el de una persona muy enfadada y/o desilusionada, pero que no se identifica como de izquierdas o de derechas y cuya única barrera para votar cambio es el miedo.  Este votante sabe ya de los hedores de los partidos del bipartidismo y de lo injusto de las instituciones actuales pero aún tiene dudas para votar a Unidos Podemos por la propaganda anti-Podemos que se ha introducido en los medios y en las calles, generalmente mediante bulos que van desde simples malinterpretaciones a auténticos esperpentos. Ya nos hablen de que los de Podemos van a quitarle el piso en la playa y prohibir las compresas y tampones o de que este es un partido creado por un contubernio chavista-iraní para derrocar la civilización occidental, vamos hacia la campaña más amenazante de las últimas décadas. Ahora solo cabe esperar y preguntarse si somos gente tan asustadiza como ellos desean o si ya estamos preparados para derrotarlos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha