eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Patricia Rafael

Periodista. Ha trabajado en El Día de Valladolid, La Clave, ADN y Público. También he estado en el otro lado trabajando en la Secretaría de Estado de Comunicación y la Secretaría de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1546

La explotación privada de Caja Mágica que impide el uso a los vecinos del barrio

Los vecinos del distrito madrileño de Usera llevan años reclamando al Ayuntamiento de Madrid poder hacer uso de la mayor instalación municipal deportiva de la ciudad y que precisamente está en su distrito. En concreto llevan desde 2009, cuando Caja Mágica se inauguró para formar parte de de unas candidaturas olímpicas que jamás lograron traer los juegos a la ciudad. En este tiempo los vecinos de San Fermín solo consiguieron un acuerdo en 2014, cuando la popular Ana Botella estaba al frente del Consistorio, que se mantiene hasta ahora y por el que el club juvenil de baloncesto del barrio, con más de 150 miembros, puede entrenar en una de las canchas cubiertas.

El resto de las instalaciones, desde campos de fútbol 7 cubiertos, canchas de tenis y pádel, estadios y hasta una piscina, permanecen cerradas a sus vecinos porque la mayor parte están alquiladas a dos empresas que las explotan de manera privada. Estos dos acuerdos están a nombre de Madrid Trophy Promotion (MTP), sociedad que organiza el Mutua Madrid Open, y de Momo Sports Club, que gestiona otros tres gimnasios en la región, según información facilitada a Eldiario.es a través de su portal de su Portal de Transparencia. Por ambos contratos de explotación, Madrid Destino, empresa municipal de la que depende Caja Mágica, recibe al año un alquiler de 640.000 euros.

Seguir leyendo »

Turistificación en Lavapiés: de cine abandonado a hostel en una zona con casi 1.000 plazas para turistas

Primero nació como Teatro Encomienda en la calle de la que tomó su nombre en el céntrico barrio de Lavapiés. Enseguida se reconvirtió en cine y ya como Odeón, en sus primeros años se podían ver las películas desde bancos corridos de madera y sin respaldo”, como recogía  un reportaje de El Pais en 1995. En ese año la sala ya había cerrado y transformado en plató de cine y televisión. Los estudios de grabación Odeón funcionaron más allá de 2010, hasta que la crisis también se los llevó por delante.

Desde entonces, la entrada a la antigua sala de cine que se había mantenido en todas sus reconversiones permanecía tapiada. A excepción de una breve okupación veraniega en 2016, el edificio parecía abandonado. Hasta que a principios del año pasado saltó la noticia de que una empresa construiría un albergue juvenil -o hostel- de cuatro plantas. En diciembre el edificio ya estaba completamente derribado por dentro y la alarma entre los vecinos no ha dejado de crecer por la presión turística que añadirá a la zona.

Seguir leyendo »

Una incubadora de bandas de rock para que haya mujeres encima y detrás de los escenarios

“No quiero que solo me oigas sino que me escuches porque tengo cosas importantes que decir; la mirada de las mujeres no es mejor ni peor pero es distinta y tiene que estar ahí”. La concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Fuenlabrada, Silvia Buabent, responde sin dudarlo a los porqués de  Empower Music, un proyecto que el consistorio madrileño acaba de poner en marcha en colaboración con Radio 3 y la  Asociación de Mujeres de la Industria de la Música (MIM) para combatir la brecha de género existente en la industria musical y visibilizar y crear nuevas referentes femeninas no solo sobre los escenarios sino también en la trastienda.

“En la industria musical no ocurre algo muy distinto a lo que sucede en otros ámbitos, donde las mujeres están pero no se las ve”, explica Buabent, quien subraya que sí es un espacio “muy endogámico en el que lo más fácil es siempre recurrir a una agenda donde mayoritariamente siempre hay hombres”. De ahí que cuando el pasado marzo comenzaran a trabajar en la puesta en marcha de un festival donde actuaran bandas formadas mayoritariamente por mujeres, en un momento dado decidieron parar y empezar al revés. Primero lanzaremos grupos nuevos e impulsaremos bandas emergentes y después terminaremos con el festival.

Seguir leyendo »

La antigua residencia de ancianos de Malasaña, al mercado del alquiler en un barrio tomado por los pisos turísticos

La Santa Pontificia y Real Hermandad del Refugio y Piedad de Madrid destinará la antigua residencia de ancianos de Malasaña, de su propiedad, al alquiler, según han informado fuentes de la asociación a eldiario.es. El inmueble es un céntrico edificio de cinco plantas situado en pleno barrio de Universidad. 

La entidad católica, que  cada día ofrece cenas gratuitas a personas sin recursos y dirige un colegio concertado, gestionaba hasta hace año y medio la única residencia de ancianos de la zona, que ocupaba al completo el edificio situado en la calle del Pez. En febrero de 2016 la asociación informó a los residentes de que, por falta de fondos, el centro debía cerrar y antes de que acabara el verano de ese mismo año el último anciano abandonó las instalaciones. 

Seguir leyendo »

El 'Sí, puedo' del colegio del Pozo

Antes del Yes we can de Obama y del Sí se puede del movimiento 15 M llegó el Sí, puedo del colegio madrileño de educación especial Los Álamos. Primero fueron los padres y madres de los alumnos, que, ante la falta de recursos socio-educativos para sus hijos, todos con algún tipo de discapacidad intelectual, decidieron tomar las riendas de un centro que sus anteriores dueños daban por finalizado. Para poder gestionarlo, fundaron una asociación sin ánimo de lucro con un nombre que era toda una declaración de intenciones para ellos y sus hijos: Asociación ¡Sí, puedo!

Lograron un concierto con la Comunidad de Madrid y que les cedieran un antiguo instituto vacío en pleno barrio de Entrevías, en el distrito Puente de Vallecas, en la zona más conocida como el Pozo del Tío Raimundo. Doce años después, 91 alumnos de entre 6 y 21 años estudian en las aulas de Los Álamos, un centro que ha logrado abrirse al barrio, que lucha por que todos los estudiantes desarrollen todas las habilidades de las que son capaces, y más, y por una plena integración socio-laboral, que no siempre es posible.

Seguir leyendo »

La victoria de Opañel contra los Kikos

"Frente a la postura de la muerte de la sociedad contemporánea, la parroquia busca dar un testimonio. Este es el primero y más importante de los motivos que nos han impulsado a llevar a cabo este proyecto. La nueva fase de Santa Catalina Labouré busca confrontar los hábitos y tratos que se vienen imponiendo en los últimos tiempos con respecto a la muerte: a lo largo de los años todo lo que rodea a la muerte ha ido tomando un viraje escéptico e irreligioso. Por ejemplo la incineración". Cuando Pepa Miñarro, vecina "de toda la vida" del madrileño barrio de Opañel, en el distrito de Carabanchel, leyó el boletín que la parroquia había dejado en el buzón de su casa no salió de su asombro: la manera que tenía la iglesia de "confrontar" esos hábitos hacia la muerte era construir un capilla decorada con pinturas de Kiko Argüello, fundador de la movimiento ultra católico Camino Neocatecumenal, y bajo ella una cripta con capacidad para 230 enterramientos.

Para Miñarro el proyecto no sólo era un despropósito de concepción, sino de emplazamiento, ya que ocuparía unos terrenos en medio del barrio que hacía años la parroquia se había comprometido a destinar a uso social de todos los habitantes de la zona. Este fue el comienzo de una lucha vecinal que ha durado más de tres años pero que ha logrado la paralización de la construcción del cementerio y que una parte de los terrenos, que no pertenecían a la parroquia aunque los había hecho suyos, se destinen a la construcción de una biblioteca.

Seguir leyendo »

La asociación de referencia en Madrid de atención a mujeres violadas, en la calle por falta de fondos

Guardando expedientes y cerrando las últimas cajas para dejar el piso en el que están a final de mes porque no tienen dinero para pagar el alquiler. Así está la Asociación de Asistencia a Mujeres Violadas de Madrid (CAVAS), entidad pionera y de referencia nacional en atención a mujeres y menores víctimas de abusos sexuales, porque la resolución de los programas de subvenciones que dependen del 0,7% del IRPF destinado a fines sociales lleva un retraso de casi tres meses.

“Todos los años en torno a agosto ya sabíamos si nos habían concedido los programas que habíamos pedido y el dinero llegaba líquido en octubre”, explica Tina Alarcón, presidenta de la entidad, que también forma parte de la  Federación de Asistencia a Víctimas de Violencia Sexual y de Género. La diferencia este año es que es el primero que estas ayudas no están gestionadas por el Ministerio de Sanidad, Asunto Sociales e Igualdad, como ocurría hasta ahora, sino que son las propias comunidades, tras la sentencia del Tribunal Constitucional que dio la razón a un recursos presentado por Cataluña, quienes se encargan de ellas.

Seguir leyendo »

Los 'David' de las salas de cine madrileñas

En octubre de 2014, los vecinos de la localidad madrileña de Las Rozas se encontraron con que las únicas salas de cine que había en el centro de la ciudad, y que llevaban casi tres lustros cerradas, volvían a abrir sus puertas. Algunos se preguntaron quiénes eran aquellos “valientes” que en plena crisis del sector se atrevían a poner en marcha un negocio que perdía espectadores año tras año. Otros vieron la oportunidad de volver a acudir andando a una sala sin tener que depender del coche y otros tantos les dieron poco tiempo de vida frente a la programación diaria de 24 salas situadas a apenas cinco kilómetros.

Tres años después,  Cines Séptimo Oficio sobrevive gracias al trabajo de sus cuatro socios -tres de ellos también trabajadores- que ante la falta de empleo decidieron crearse uno propio ofreciendo un cine “cercano y pequeño”. “Nuestra idea era dar películas clásicas, en versión original, de autor pero sin dejar de lado las más comerciales y familiares”, explica Yolanda García, una de las socias, y también empleada. Todos decidieron juntar sus indemnizaciones, pedir un préstamo e invertir el dinero para volver a reabrir las salas.

Seguir leyendo »

Caja Mágica: la mayor instalación deportiva de Madrid permanece cerrada a sus vecinos

Un club de fútbol formado por cerca de 200 chavales, entre los que hay dos equipos con jugadores de cinco años que entrenan a diario en unos campos descubiertos de un distrito que no es el suyo. Una asociación con más de 150 jugadores y jugadoras de baloncesto que durante casi tres meses deben abandonar la cancha donde entrenan para el montaje y desmontaje del torneo de tenis Mutua Madrid Open. O un club de judo escolar, de donde ha salido hasta seleccionador nacional, que comparte cancha con el fútbol sala y que en su más de medio siglo de historia solo ha podido organizar un campeonato de exhibición por carecer de un pabellón en que albergar a 2.000 espectadores.

Todo esto ocurre en el barrio madrileño de San Fermín, en el distrito de Usera, el mismo donde está Caja Mágica, la mayor instalación deportiva propiedad del Ayuntamiento de Madrid, con canchas interiores y exteriores de tenis y fútbol, tres estadios con gradas cubiertas, una piscina climatizada y otras tantas instalaciones deportivas que los vecinos apenas pueden usar. “Esta es la gran paradoja, vivimos junto a gran instalación deportiva de la ciudad y no podemos usarla”, afirma Víctor Renes, presidente de la Asociación de Vecinos Barriada de San Fermín, que lleva años luchando por que los habitantes del barrio puedan acceder a unas instalaciones que fueron la estrella de las diferentes candidaturas olímpicas impulsadas por Alberto Ruiz-Gallardón y su sucesora, Ana Botella.

Seguir leyendo »

El primer edificio de viviendas en derecho de uso echa a andar en Madrid

Desde el pasado 4 de junio un solar del barrio de Las Carolinas en el distrito madrileño de Usera tiene un nuevo habitante que anuncia lo que ese espacio vacío será en un futuro muy cercano. El nuevo inquilino es un cartel sostenido sobre una estructura de madera que muestra el dibujo de un inmueble en el que varios niños juegan en su patio y unas letras que dicen: "Promoción Las Carolinas. Entrepatios. Cooperativa de viviendas en derecho de uso". Es el primer cartel de este tipo que aparece en Madrid porque también este edificio será el primero que se construya en la capital en el que la propiedad no serán personas individuales sino la cooperativa. Sus miembros pagarán por usar las casas y los espacios comunes. No es un una propiedad al uso, donde cada cual puede vender y alquilar su casa al precio que más le plazca. Ni tampoco es un alquiler porque sus habitantes tienen plena capacidad de decisión sobre todo lo que gira alrededor de las viviendas y todos los espacios comunes del inmueble. Es un edificio de casas en derecho de uso.

"Hemos tenido que hacer y seguimos haciendo mucha pedagogía porque es un modelo que prácticamente no existe aquí", explica Berta Iglesias Varela, de 41 años y miembro de la cooperativa Entrepatios, que nació hace cinco años pero es un proyecto en el que llevan trabajando más de una década. "Mi interés siempre ha pasado por hacer más vivible la ciudad, que se creen lazos cercanos en los barrios y en la comunidad", cuenta la cooperativista, quien subraya que su pertenencia a movimientos ecologistas le hacía plantearse un modo de vida coherente con lo que pensaba, más sostenible y construido desde el consenso y el acuerdo común.

Seguir leyendo »