eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Patricia Rafael

Periodista. Ha trabajado en El Día de Valladolid, La Clave, ADN y Público. También he estado en el otro lado trabajando en la Secretaría de Estado de Comunicación y la Secretaría de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1483

El primer edificio de viviendas en derecho de uso echa a andar en Madrid

Desde el pasado 4 de junio un solar del barrio de Las Carolinas en el distrito madrileño de Usera tiene un nuevo habitante que anuncia lo que ese espacio vacío será en un futuro muy cercano. El nuevo inquilino es un cartel sostenido sobre una estructura de madera que muestra el dibujo de un inmueble en el que varios niños juegan en su patio y unas letras que dicen: "Promoción Las Carolinas. Entrepatios. Cooperativa de viviendas en derecho de uso". Es el primer cartel de este tipo que aparece en Madrid porque también este edificio será el primero que se construya en la capital en el que la propiedad no serán personas individuales sino la cooperativa. Sus miembros pagarán por usar las casas y los espacios comunes. No es un una propiedad al uso, donde cada cual puede vender y alquilar su casa al precio que más le plazca. Ni tampoco es un alquiler porque sus habitantes tienen plena capacidad de decisión sobre todo lo que gira alrededor de las viviendas y todos los espacios comunes del inmueble. Es un edificio de casas en derecho de uso.

"Hemos tenido que hacer y seguimos haciendo mucha pedagogía porque es un modelo que prácticamente no existe aquí", explica Berta Iglesias Varela, de 41 años y miembro de la cooperativa Entrepatios, que nació hace cinco años pero es un proyecto en el que llevan trabajando más de una década. "Mi interés siempre ha pasado por hacer más vivible la ciudad, que se creen lazos cercanos en los barrios y en la comunidad", cuenta la cooperativista, quien subraya que su pertenencia a movimientos ecologistas le hacía plantearse un modo de vida coherente con lo que pensaba, más sostenible y construido desde el consenso y el acuerdo común.

Seguir leyendo »

A la espalda de Madrid Río

“Muchos madrileños descubrieron el río de la ciudad cuando se terminó Madrid Río pero les queda por descubrir una riqueza aún más grande aquí”. Víctor Renes, presidente de la Asociación de Vecinos Barriada de San Fermín, en el distrito de Usera, señala a su izquierda la ribera del Manzanares a su paso por el barrio, que no tiene nada que ver con el tramo canalizado que fluye hasta Matadero. En esta zona, los márgenes del río son una sucesión de chopos, álamos, fresnos y olmos. Árboles enormes y más pequeños que conviven con arbustos y maleza en un cauce que baja casi salvaje durante más de seis kilómetros junto a una senda que discurre en los distritos de Usera y Villaverde en lo que se conoce como Parque Lineal del Manzanares.

El problema no es sólo que este tramo fluvial de la zona más al sur de Madrid haya quedado invisibilizado para el resto de la ciudad, sino que ha sido atravesado por numerosas infraestructuras que han ido creciendo, estrangulando, en algunos tramos degradando, una zona verde e impidiendo el acceso a la misma de sus vecinos más cercanos. Ellos reivindican un plan global para que todos los madrileños vuelvan a mirar al río en todo su cauce urbano.

Seguir leyendo »

El frontón Beti Jai: un edificio único que se salvó del squash, el caso Malaya y la declaración de ruina

Esta es la historia de un edificio único en el mundo. Al menos el único que queda en pie en su categoría. Es el Beti Jai de Madrid, un frontón del siglo XIX, situado en pleno centro de la ciudad, que en sus días de lleno total albergaba a cerca de 4.000 espectadores para presenciar partidos de pelota y otros espectáculos. Pero también llegó a contar con viviendas, un taller de reparación de coches, okupas y hasta vio en directo la muerte de su vigilante de seguridad.

Sus diferentes dueños intentaron sacar provecho de sus 11.000 metros cuadrados, situados al lado del paseo de la Castellana, para construir hoteles, gimnasios o aparcamientos. Pero enfrente se encontraron con un grupo de arquitectos, vecinos y pelotaris que, primero por separado, y luego unidos en la Plataforma Salvemos el Frontón Beti Jai de Madrid, actuaron como auténticos guardianes del patrimonio y con todos los medios que la legislación les daba fueron evitando todos los ataques.

Seguir leyendo »

Una reivindicación vecinal histórica en Madrid tarda 18 años en hacerse realidad

"¿De dónde han salido tantos niños?". "Pero ¿había en el barrio todos estos niños?". Preguntas parecidas se suceden entre los vecinos del madrileño barrio de San Isidro. Situado en Carabanchel, uno de los grandes distritos del sur de la capital, los vecinos llevaban años reclamando a las sucesivas corporaciones municipales que construyeran una zona verde en lo que hasta hace una semana era un descampado de casi 5.000 metros cuadrados donde se acumulaba basura, barro y una vegetación que crecía sin ningún tipo de control.

Para ser más exactos los vecinos han tenido que esperar 18 años para que ese descampado se convierta en una zona por la que pasear, sentarse a pasar el rato, a hablar con los de al lado y a descubrir que en el barrio había más niños de los que pensaban. "Pero si pensábamos que casi no había y mírales", dice Lourdes Hernández, presidenta de la Asociación de Vecinos de General de Ricardos sentada en uno de los nuevos bancos y señalando la zona de juegos. Pedro Martínez, miembro de la entidad y vecino desde niño del barrio, asiente a su lado.

Seguir leyendo »

ARTEfacto: cuando la construcción de vivienda pública encuentra oposición vecinal

" Entendemos que se está empezando la casa por el tejado y así es difícil vivir con cierta comodidad". Julia, vecina de Valdebebas, uno de los grandes desarrollos urbanísticos madrileños iniciados antes de la crisis y situado en el distrito de Hortaleza, continúa: "Somos ya casi 10.000 vecinos, pero no hay colegios, solo tenemos dos líneas de autobús y faltan escuelas infantiles". La mujer es también una de las portavoces de la Asociación por el Uso Responsable del Suelo (AURES), una entidad creada hace apena un mes con un único objetivo: oponerse a la construcción en su barrio de uno de los tres proyectos de vivienda pública presentados por el Ayuntamiento de Madrid que combina uso residencial y dotacional.

Los anteproyectos de los denominados ARTEfactos -planeados para los distritos de Carabanchel, San Blas y Hortaleza- forman parte del Fondo de Reequilibrio Territorial del Ayuntamiento y cuyos pilares fundamentales, como subrayan desde el Gobierno municipal que preside Manuela Carmena, son "la corresponsabilidad y solidaridad territorial, la mejora social y urbanística y el fomento de la participación ciudadana en las decisiones de sus propios barrios". Pero incluso antes de que los tres proyectos se presentaran el pasado febrero se han encontrado con la oposición de los vecinos de Valdebebas. La razón: los habitantes del desarrollo urbanístico creen que el Ayuntamiento debería vender la parcela e invertir el dinero en dotaciones para el barrio.

Seguir leyendo »

Los huérfanos de la Guardia Civil desahucian a una de los suyos en situación precaria

María Ángeles García, de 61 años, aún no da crédito a lo que lleva viviendo desde el pasado 23 de enero, cuando un juzgado de Madrid le comunicó que la Asociación Pro-Huérfanos de la Guardia Civil había presentado una demanda para desahuciarla de la casa donde vive alquilada desde 2001. "Me han despreciado, como en si en lugar de una huérfana fuera una desgraciada", se lamenta sentada en el salón de la casa de uno de su dos hermanos mientras relata y muestra toda la documentación acumulada en los últimos meses.

No da crédito a lo que le está pasando porque la asociación, una entidad social e independiente, que nació al mismo tiempo que el Instituto Armado con la intención de precisamente prestar ayuda a los huérfanos de la Guardia Civil, así como a sus viudos y viudas, no está mostrando, a su parecer, "el carácter altruista, social y humanitario que se supone que debe tener".

Seguir leyendo »

La gentrificación o cómo el centro de Madrid puede acabar convertido en un lugar sólo para turistas

El 23 de junio de 2006, una prostituta de 29 años murió apuñalada por un hombre que la llevaba acosando desde hacía tiempo. El crimen, que ni siquiera entró a formar parte de las estadísticas de violencia de género, no habría saltado a las primeras páginas de los periódicos si no se hubiera producido un viernes por la tarde la madrileña plaza de Santa María Soledad Torres Acosta, más conocida como Luna, y situada a apenas 100 metros de la Gran Vía.

La Asamblea Ciudadana Barrio de Universidad (ACIBU) llevaba años denunciando la degradación de la zona y el día antes del asesinato había publicado en YouTube un  vídeo con las pruebas: tráfico de drogas, peleas continuas y toxicómanos consumiendo crack en medio de la calle.

Seguir leyendo »

Cómo las élites se perpetúan a través de la educación

El primer paso para colocarse en la élite de los poderosos es empezar a jugar desde la casilla de salida”. Así comienza el primer capítulo del libro Españopoly, o cómo hacerse con el poder en España (o, al menos, entenderlo), de la periodista y responsable de proyectos en Fundación Ciudadana Civio, Eva Belmonte. El título de esta primera parte, El Harvard español, da cuenta de todos los ministros –socialistas y populares–, empresarios, jueces, banqueros, diplomáticos y hasta un presidente del Gobierno que han pasado por las aulas del colegio de Nuestra Señora del Pilar de Madrid.

Ningún otro centro escolar en España tiene una concentración tan elevada de lo que Podemos definiría como casta. No es el único. Otros lugares como el Liceo Francés, el Colegio Británico, Nuestra Señora del Recuerdo, en Madrid, o los catalanes San Ignacio de Sarriá o Aula Escola Europea han sido las escuelas de una buena parte de las élites políticas, empresariales e intelectuales españolas. Son también los lugares donde se han educado o se siguen educando sus hijos.

Seguir leyendo »

El Constitucional ignora a las autoridades sanitarias al considerar que la píldora poscoital es abortiva

En su farmacia de Sevilla no hay ni preservativos ni píldora del día después "por razones morales", explica el farmacéutico de Sevilla Luis Melgarejo, que fue multado por la Junta de Andalucía con 3.300 euros y ahora acaba de ser amparado por el Tribunal Constitucional.

Melgarejo es antiabortista -la sentencia considera "la concepción que profesa el demandante sobre el derecho a la vida"- y el Constitucional avala su conflicto de conciencia -"la sanción vulneró su derecho a la objeción y a la manifestación de la libertad ideológica y religiosa".

Seguir leyendo »

Wert utilizó una residencia del Ministerio para investigadores en un viaje privado a París con su pareja

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, y su pareja, la exsecretaria de Estado de Educación, Monserrat Gomendio, se alojaron el pasado fin de semana en el Colegio de España de París, una residencia pública dependiente del propio Ministerio con plazas limitadas destinadas a estudiantes, investigadores o profesores que cursan estudios en la capital gala. Gomendio ha dejado el Ministerio y desde principios de junio trabaja en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con sede en París. Según señalan desde el departamento que dirige Wert, el ministro se alojó "cumpliendo con el reglamento de visitas que tiene esta institución", en la que figura, añaden, como presidente de su Consejo de Administración.

En el reglamento, y así también lo explican desde la Administración del centro, las habitaciones del colegio, que lleva funcionando más de 80 años en la Ciudad Universitaria de París, están destinadas al alojamiento de "estudiantes profesores, investigadores artistas y técnicos españoles que necesiten efectuar estancias en París por motivos docentes o de investigación". Los criterios de admisión se basan en el expediente académico y la naturaleza de los estudios, en el caso de los escolares, y de los investigadores y artistas el requisto es que el trabajo que realicen sea en el marco de un centro de enseñanza superior o similar. Una comisión debe aprobar la admisión en todos los casos.

Seguir leyendo »