eldiario.es

Menú

Un atentado en una mezquita chií de Bagdad causa 75 muertos y 130 heridos

CASI 10.000 SOLDADOS IRAQUÍES Y ESTADOUNIDENSES INICIAN UNA OFENSIVA EN DIYALA

- PUBLICIDAD -

Un camión bomba explotó este martes en pleno centro de Bagdad y mató a 75 personas, el mismo día en que cerca de diez mil soldados iraquíes y estadounidenses emprendieron una gran ofensiva contra la insurgencia en la provincia de Diyala.

El atentado tuvo como blanco la plaza Jilani, en el centro de la capital, y dejó además 130 heridos, según el último saldo de víctimas, que no ha dejado de aumentar desde el mediodía. Fuentes policiales explicaron que el camión, de marca Mercedes, llevaba una tonelada de explosivos y su estallido causó importantes daños en la mezquita chií del mismo nombre de la plaza, cercana al lugar de los hechos, sin que quede claro si el templo era el objetivo del atentado.

Entre las víctimas se encuentran varias mujeres y niños, afirmaron las fuentes antes de agregar que la explosión causó asimismo 15 vehículos incendiados y daños en varias tiendas de la zona.

Una veintena de insurgentes muertos

El atentado se produjo horas después de que se anunciase una gran ofensiva militar iraquí-estadounidense contra la insurgencia en la provincia de Diyala, situada entre Bagdad y la frontera con Irán.

En la ofensiva, los soldados mataron a al menos 22 presuntos insurgentes, según un comunicado difundido este martes por el mando de EEUU. "Los informes preliminares dicen que 22 terroristas presuntamente vinculados con Al Qaeda murieron en las operaciones", dijo el comunicado, que no especificó si hubo bajas en las fuerzas iraquí-estadounidenses.

Según la nota, las tropas cuentan con el refuerzo de helicópteros de combate en las principales operaciones, que comenzaron este martes al amanecer en Baquba, situado en la provincia de Diyala, 65 kilómetros al noreste de Bagdad. La ofensiva llega un día después de la que las tropas británicas lanzaron contra los rebeldes chiíes de la milicia Ejército del Mahdi, leal al clérigo Muqtada al Sadr, en la localidad de Amara, en el sur del país.

Además, el Ministerio iraquí del Interior anunció este martes la muerte de cinco soldados iraquíes esta mañana después de que un convoy del Ejército fuese emboscado por rebeldes en Hibhib, cerca de Baquba. También resultaron heridos 16 soldados y cinco vehículos quedaron calcinados tras el ataque.

La fuente añadió que las víctimas eran peshmergas (combatientes kurdos), que fueron enviados a la región para ayudar en la gran ofensiva que se desarrolla contra la insurgencia. Baquba se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos para las tropas estadounidenses e iraquíes y forma parte del autoproclamado Emirato Islámico creado el año pasado por el Ejército Islámico en Irak.

Muchos insurgentes de la provincia de mayoría suní de Anbar, en el oeste de Irak, se han trasladado a Diyala huyendo de la campaña lanzada por la coalición de jefes tribales de Anbar para acabar con los militantes de Al Qaeda en su provincia. Según fuentes militares estadounidenses, Diyala es la guarida y centro de actividades de la mayoría de los insurgentes en su guerra contra el gobierno del primer ministro Nuri al Maliki, respaldado por los Estados Unidos.

Por su parte, fuentes militares iraquíes apuntaron que la intensificación de la campaña contra los chíies y los rebeldes vinculados a Al Qaeda coincide con el despliegue de un nuevo contingente de soldados estadounidenses en Irak, que asciende a 28.000 efectivos, que se suman a los actuales 150.000. Esta escalada sin precedentes de las operaciones militares coincide con algunos informes que apuntan que Estados Unidos busca una gran victoria militar en Irak antes de iniciar la retirada de sus tropas del país árabe.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha