eldiario.es

Menú

El Seprona investiga una presunta obra ilegal en Bandama

DENUNCIA POR EXCESO DE EDIFICABILIDAD JUNTO A LA CALDERA

Tiene licencia de 2003 - El Ayuntamiento es el responsable de velar por su legalidad - La APMUN se declara incompetente al afectar a suelo urbano.

- PUBLICIDAD -

La Guardia Civil mantiene abierta una investigación desde finales de enero para determinar la legalidad de una obra que se ejecuta junto a la Caldera de Bandama.

Pilares sobrepasan las alturas de las casas colindantes.

Pilares sobrepasan las alturas de las casas colindantes.

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) se personaron la semana pasada en el Ayuntamiento de Santa Brígida para reclamar el expediente con licencia 203 / 03, tras recibir en noviembre pasado una denuncia de vecinos del lugar Casas de La Caldera, por un presunto exceso de edificabilidad de una obra de rehabilitación, ampliación y reforma de una edificación en asentamiento rural.

La misma denuncia fue también presentada en noviembre ante la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (APMUN) de la Consejería de Medio Ambiente. Sin embargo, fuentes oficiales del departamento regional de Domingo Berriel consultadas por CANARIAS AHORA confirmaron a este periódico que la APMUN no seguirá adelante con el expediente abierto, sino que lo remitirá al Ayuntamiento de Santa Brígida para que proceda según la ley, al ser incompetente la Agencia por estar situada en suelo urbano la edificación.

Fuentes municipales han explicado a este diario que la obra presuntamente ilegal se trata de un proyecto para instalar una bodega en el número 32 de Casas de La Caldera, con autorización de dos alturas, en la vía justo al borde de Bandama que conecta el acceso al Pico, bordeando la Caldera, hasta el campo de golf del Real Club Las Palmas.

El hecho de que la licencia date de 2003 -desde el Consistorio satauteño se garantiza su plena vigencia- se debe a que el proyecto debía contar con una autorización específica del Cabildo, con calificación territorial de la misma, concedida hace sólo un año y medio.

Sin embargo, la denuncia vecinal se fundamenta en un aparente exceso de edificabilidad por el que no habría velado el Ayuntamiento de Santa Brígida, responsable último de hacer cumplir que lo ejecutado se corresponde con lo aprobado en la licencia municipal.

Las fuentes consultadas aseguran que ese exceso "salta a la vista", pero ha de ser una medición correcta y legal la que determine el encaje de la pretendida bodega de vinos en un paraje de asentamientos rurales cuyas alturas sobrepasa la construcción.

En este sentido, quien ya ha dado el primer paso es la Guardia Civil, a través del Seprona, al tener ya en su poder el expediente de la obra bajo polémica. Del Ayuntamiento de Santa Brígida se espera su actuación en el mismo sentido en cuanto la APMUN del Gobierno de Canarias le remita el expediente abierto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha