eldiario.es

Menú

El 'transfer' tensa las relaciones de los taxistas en Gando

Los conductores de Telde e Ingenio han protagonizado una serie de confrontaciones con los de Las Palmas de Gran Canaria durante las últimas semanas.

El presidente de la Cooperativa de Taxistas Apuntadores del Aeropuerto afirma que "hemos mantenido a los nuestros, porque sino ya hubiera habido sangre aquí. La gente está desesperada".

- PUBLICIDAD -
Varios taxis de Telde e Ingenio hacen cola en el Aeropuerto de Gran Canaria.

Varios taxis de Telde e Ingenio hacen cola en el Aeropuerto de Gran Canaria.

Tan solo dos taxis con licencia de Las Palmas de Gran Canaria accedieron entre las 11:30 y las 13:00 horas de este martes en la zona de llegadas del Aeropuerto insular, sin embargo, los vehículos no pasaron desapercibidos para los conductores pertenecientes a los municipios de Telde e Ingenio que aguardaban pacientemente en la cola a que les tocara el turno de recoger pasajero.

Más de dos horas de espera que se han convertido en habituales entre semana, cuando el número de viajes por carretera diarios alcanza con suerte los tres, porque en una jornada de baja operatividad en las terminales los ingresos pueden ser nulos. Los taxis de ambos municipios se encuentran inscritos en una lista que permite ponerse en la fila a 180 vehículos al día, lo que a juicio de varios titulares de licencias que se encontraban esta mañana en las instalaciones aeroportuarias, choca directamente con el reglamento regulador de las áreas sensibles aprobado el pasado octubre por la Administración insular.

Los taxis de la ciudad capitalina han acudido a recoger pasajeros desde la mencionada fecha haciendo uso del 'transfer', es decir, un contrato previo con el cliente que debe estar visado por Transportes. La misma Consejería insular que no ha puesto todavía en funcionamiento la prometida plataforma telemática que controlará la asiduidad con que se usa este permiso.

La falta de control unida al rechazo de los principales afectados por la medida, han sido los principales factores que han desembocado en una serie de desencuentros entre los taxistas de Telde e Ingenio y los pertenecientes a la capital grancanaria, que han protagonizado varios altercados en la primer escenario que se encuentran los turistas que visitan Gran Canaria.

Lejos de calmarse, el conflicto se ha recrudecido durante las últimas semanas, en las que una asalariada interpuso una denuncia porque varios conductores se negaron a que la persona que iba a recoger entrara en el vehículo; o cuando varios trabajadores del sector cerraron el paso a los vehículos con licencia capitalina y exigieron a los policías presentes que controlara si efectivamente contaban con el visado de Transportes.

"No cuentan con permiso"

Respecto al permiso, el presidente de la Cooperativa de Taxistas Apuntadores del Aeropuerto de Gran Canaria, Carmelo Martel, denuncia a Canarias Ahora que "lo hace cualquiera con una hoja de papel" y que los vehículos "ni siquiera lo traen de forma visible" de forma que "buscan el pleito con nosotros".

Martel ha enviado junto con los presidentes de las Cooperativas de Telde e Ingenio, Sebastian Alonso y Victoriano Afonso respectivamente, y el de la Federación Regional del Taxi en Canarias, Juan Artiles, una carta al Cabildo, el Gobierno de Canarias y la Delegación del Gobierno en las Islas, en la que alertan del clima de "impunidad, libertinaje y descontrol" que sufre el recinto. Asimismo, advierten que el descenso del trabajo "está haciendo brotar un sentimiento de indignación y agresividad que se está escapando" de sus posibilidades de control. En este punto, eluden cualquier responsabilidad de "cualquier acto de cualquier naturaleza que pudiera producirse" y achacan el mismo a la Consejería insular de Transportes.

En referencia a la situación de "impunidad", Martel manifiesta que unos 40 vehículos provenientes de Las Palmas de Gran Canaria acuden hasta cinco veces al día al aeropuerto, con lo que "se nos ha bajado un 40% del trabajo aquí", señala una carencia en la regulación de las facturas y un incumplimiento en el tiempo de espera que "debería de ser de 30 minutos como máximo y se pegan horas aquí". Aunque afirma que de momento la agresividad no ha pasado de los insultos verbales, añade que "no ha sido así, porque nosotros hemos mantenido a los nuestros, porque sino ya hubiera habido sangre aquí. La gente está desesperada".

En la misma línea se posiciona Alonso, que lamenta el que "cualquier taxista de Las Palmas se mete en las terminales" y puntualiza que algunos conductores no acuden al punto de recogida de pasajeros, sino que dejan el vehículo en el parking para recoger a los turistas con los que han quedado previamente. "Esto es un desaguisado del Cabildo", apostilla.

Aunque considera acertada la introducción de la plataforma telemática que la consejera afirmó recientemente que estaría operativa en el mes de mayo y que se podría utilizar a través del teléfono móvil, Alonso desconfía de la efectividad de la misma.

Un postura contraria a la que mantiene el presidente de la Cooperativa de Taxis de Las Palmas, Roberto Rodríguez, que recuerda que los vehículos de la ciudad capitalina han podido acudir a recoger pasajeros durante los años previos a 2012, momento en que entró en vigor la prohibición, sin que se produjeran este tipo de situaciones.

Rodríguez dice no entender los motivos de la crispación en las instalaciones aeroportuarias y afirma que el servicio se lleva a cabo de manera formal y honrada, con los permisos formalizados, con lo que "no se viene a quitar el pan de nadie".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha