eldiario.es

Menú

Tres años por "unas gilipolleces"

EL FISCAL PIDE CÁRCEL PARA LOS ABOGADOS DÍEZ & ROMEO

- PUBLICIDAD -

En Canarias, en realidad, se llaman "gilipolladas", pero fue la palabra "gilipolleces" la que empleó la abogada madrileña Paula Romeo para calificar las informaciones de Canarias Ahora de 2011 sobre la forma de operar del bufete Díez & Romeo, que la letrada comparte, con la & por medio, con su señor esposo, Jaime Rodríguez Díez. Díez & Romeo, por si no lo recuerdan, es el famoso despacho que presuntamente falsificó en 2010 un sello de la oficina de Correos de Arucas para tratar de colar en el concurso de asignación de licencias de radio 41 ofertas que no les dio tiempo de presentar dentro del plazo. Los cogieron los del Gobierno, y su denuncia por falsedad en documento público ya va camino de juicio después de que el pasado 5 de noviembre la Audiencia Provincial desestimara el último recurso de los dos acusados. El fiscal, como pueden leer en nuestra edición de hoy, pide para cada uno de ellos tres años de prisión y la multa correspondiente. Por su negligencia, que intentaron arreglar con una artimaña presuntamente delictiva, se quedaron sin opción a concursar un buen ramillete de pequeñas empresas dedicadas desde hace años a la radio, empresas que esperaban poder consolidar su actividad después de 20 años sin que se convocara un concurso público de esta naturaleza. Por un módico precio de entre 3.000 y 4.000 euros, Díez & Romeo se ocupaba de preparar la documentación, de gestionar ante la Administración esas ofertas. Es su especialidad, como pregona su propia web y como acreditan otros afectados por su manera de actuar en otras comunidades autónomas. En Valencia, sin ir más lejos, estuvieron imputados tras descubrirse que en los documentos que presentaron a un concurso similar aparecían las firmas de dos ingenieros que declararon ante el juez no haber participado en las ofertas sospechosas. La imposibilidad de encontrar un responsable de esas falsificaciones desembocó finalmente en el archivo de la causa, pero el concurso fue anulado precisamente por esos sucesos. Una hazaña más de los señores Díez y Romeo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha