eldiario.es

Menú

’13-13’, el “poderoso” vino con el que Bodegas Martúe busca reinventarse

Es la última propuesta del pago con una edición limitada de 3.113 botellas y con un “ensamblaje único” de Malbec y Syrah

“Queríamos contar que estamos vivos”, señala el enólogo Ignacio de Miguel que lleva ya 17 años elaborando vinos para la bodega toledana

- PUBLICIDAD -
El '13-13' fue presentado en el Puente de San Martin, en Toledo

El '13-13' fue presentado en el Puente de San Martin, en Toledo

’13-13’ es la nueva apuesta de Pago Campo de La Guardia-Bodegas Martúe. Este vino acaba de presentarse como nueva referencia de la bodega  para conmemorar la decimotercera cosecha Martúe desde que se plantó la primera cepa allá por 1990. Su creador es Ignacio de Miguel Poch, enólogo en Bodegas Martúe desde hace 17 años.

 “Lo que queríamos hacer es contar que estamos vivos en un mundo de comunicación agresiva, noticias inmediatas y continuas”. Tras 13 años haciendo vino habían pasado “algunas cosas especiales en las barricas que tenemos” y apostaron por “un ensamblaje único” con las variedades Malbec (50%) y Syrah (50%) para una “selección muy limitada” de tan solo 13 barricas. Un número clave en toda la elaboración: tan solo salen al mercado 3.113 botellas de 75 centilitros y 313 formatos mágnum. Un número para conjurar a la buena suerte para una bodega con altibajos económicos y societarios en los últimos tres años.

Martúe sigue apostando “por los grandes vinos tintos” que, en  opinión del enólogo, puede generar la comarca de la Mesa de Ocaña y sin utilizar variedades de uva autóctona, una línea de trabajo por la que se ha decantado tradicionalmente la bodega toledana.  Ignacio de Miguel describe a ’13-13’ como un “vino poderoso en boca” marcado por el carácter “rústico” de la Malbec, una variedad que, reconoce, “necesita mucha doma, con crianzas muy largas a pesar de lo que sigue teniendo poderío”. Después, la confianza en la “amabilidad” de una  Syrah “apetitosa”. 20 meses en barrica nueva de roble francés que han dado lugar a un vino “sabroso y estructurado que deja huella” que aún no saben si tendrá continuidad.

Color rojo picota con capa alta cubierta con aromas primero cacao y cedro, luego moras, frambuesas y ciruela negra y algo de madera seca que sus creadores recomiendan para asados, carne a la parrilla, guisos y estofados y quesos fuertes, además de servirlo entre 15-17ºC y mejor decantado al menos 20 minutos antes de su consumo.  Saldrá al mercado al precio de 25 euros.

Ignacio de Miguel asegura que desde que se puso a la venta el primer vino en 2001 se ha apostado por la “modernidad”, vinos “con mucha fruta, agradables, sin durezas, que salieran con los taninos pulidos…Cuando Fausto González me contrató me dijo que quería hacer vinos que guste mucho y que guste a muchos y a precios modestos para que todo el mundo lo pudiera vender. No hemos cambiado mucho”.

Los vinos de Martúe serán, precisamente, algunos de los protagonistas desde este viernes 15 de septiembre en el  programa ‘Sunset Wine’  (vino al atardecer), dentro del programa del Ayuntamiento de Toledo 'Septiembre Cultural', con degustaciones que se llevarán a cabo a las 20:00 horas para coincidir con la puesta de sol en el jardín del torreón del toledano Puente de San Martín. Un programa que ya ha agotado sus reservas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha