eldiario.es

Menú

Abre sus puertas en Cuenca el primer laboratorio digital 3D de Castilla-La Mancha

Una licenciada en comunicación audiovisual pone en marcha FabLab Cuenca que apuesta por la dinamización local

Delia Millán quiere construir una comunidad de 'makers', usuarios autónomos que aprendan las técnicas básicas del 3D, láser, serigrafía o robótica 

- PUBLICIDAD -
Delia Millán, la creadora de FabLab Cuenca

Delia Millán, la creadora de FabLab Cuenca Foto: Las Noticias de Cuenca

Montar el primer laboratorio de fabricación digital de Cuenca y de Castilla-La Mancha suena, como dice su creadora, Delia Millán, a “tomar una decisión difícil” pero también a traer a Cuenca nuevas oportunidades, innovación tecnológica y nuevos modelos de trabajo. 

Millán nació en los 80 en Cuenca y es licenciada en Comunicación Audiovisual pero decidió cambiar de tercio y estuvo siete años trabajando en animación, videojuegos y herramientas 3D en el FabLab de Derry, Irlanda. “Vi el potencial que tiene este tipo de proyectos a nivel mundial y decidí trasladarlo a Cuenca”, afirma Delia, que cree en el éxito de un laboratorio de innovación local y accesible conectado internacionalmente a través de la red global. 

“Llevamos desde 2015 desarrollando el proyecto, colaborando con instituciones, y es el momento de que la gente empiece a venir a nuestra propia sede”, explica, a la vez que señala su intención de apostar por la dinamización local, comprando las materias primas que se puedan en Cuenca o, al menos, en España. 

Este sábado, 22 de julio, inauguran FabLab Cuenca, situado en la plaza Romerno nº2, y sus expectativas, a medio plazo, son consolidarse y construir una comunidad de 'makers', usuarios autónomos que aprendan las técnicas básicas del 3D, láser, serigrafía o robótica y puedan materializar fácilmente sus propias ideas. “No todo lo que nos hace falta se puede comprar en una tienda. Con la fabricación digital puedes crear nuevos objetos y personalizarlos”, afirma Millán. Aparte de ello, estas técnicas permiten abaratar los costes de artículos caros como ciertos aparatos médicos dedicados a personas con discapacidad o piezas de electrodomésticos.

Para acercar este proceso de creación a los que no tengan conocimientos específicos de diseño o electrónica, FabLab hará introducciones al laboratorio para grupos reducidos en agosto y talleres de formación a partir de febrero. 

“La gente está muy interesada en nuestro proyecto pero en Castilla-La Mancha aún queda la barrera de dar el paso e implicarse”. Delia y su equipo llevan dos años colaborando con diversas instituciones de la región impartiendo cursos y seminarios pero “financieramente hablando” aún no han encontrado quien les apoye de manera constante. 

“Estamos empezando este proyecto de manera privada como particulares pero es una iniciativa que aportará mucho en aprendizaje y desarrollo de nuevas tecnologías en la región. Supongo que cuando las personas que hacen los presupuestos empiecen a ver el potencial o se fijen en lo que se hace en otros sitios apostarán por ello”, asegura convencida Delia, que no está dispuesta a dejar su proyecto en el tintero porque, afirma, ella y su equipo tienen los conocimientos y, sobre todo, las ganas de llevarlo a cabo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha