eldiario.es

Menú

Digitalización y nuevas tecnologías contra el desempleo y la falta de efectividad

La jornada 'Big Day Digital Data Toledo' ha tratado los retos a los que se enfrentan las empresas y particulares en Castilla-La Mancha

La región está prácticamente a la cola en el índice de digitalización, superando sólo a Extremadura en valores como dispersión del internet y banda ancha

- PUBLICIDAD -
Digitalización empresarial

Digitalización empresarial Cepyme

La digitalización en Castilla-La Mancha está en números bajos, y las consecuencias de un uso incompleto de las nuevas tecnologías afectan directamente a la situación laboral de la región. Así lo explicó el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, en el marco de la jornada 'Big Day Digital Data Toledo' organizado en conjunto por la entidad bancaria y la Cámara de Comercio de la capital toledana. Cardoso ofreció un exhaustivo informe de la importancia de las nuevas tecnologías y su uso en la región.

En este sentido, destacó la necesidad de impulsar la digitalización del entorno tanto en las empresas como a nivel personal. Cardoso señaló que aprovechar las nuevas tecnologías puede ser la "respuesta" a algunos de los problemas existentes en la región a nivel macroeconómico, como el elevado desempleo registrado actualmente, o la falta de eficiencia de los trabajadores y, finalmente, también el envejecimiento de la población.

Tanto Castilla-La Mancha como España se sitúan en un nivel de adaptación a las nuevas tecnologías por debajo de la media europea, particularmente en el caso de las empresas. Es por esto que el reto "principal de inversión" que permita corregir la desventaja, señaló el experto, ya que si se "acelera" la adopción de nuevas tecnologías se podría dar respuestas a los problemas detectados en la región. "Tenemos que hacer que los trabajadores sean igual de productivos que en otras regiones de Europa", afirmó Cardoso.

El profesional defendió que a través de la digitalización se abre el acceso a los nuevos mercados, lo que permite ampliar la capacidad de crecimiento de los negocios. De igual modo, se abre la posibilidad a nuevos bienes de consumo, nuevos modelos de producción y también cambios en los factores productivos y en la organización y gestión de empresa. 

Las nuevas tecnologías, defendió Cardoso, pueden resultar un "aliciente" para la economía de la región, y por eso instó a las administraciones a valorar estos factores de mejora, ya que Castilla-La Mancha está a la cola sólo por encima de Extramdura y al mismo nivel de otras regiones como Andalucía o Galicia. En el llamado índice de digitalización, que incluye datos como la dispersión de internet o el uso de banda ancha, la región está por debajo de España, y por encima de países como Portugal. Sin embargo, Cardoso también destacó que el porcentaje de empresas que disponen de página web está por encima de la media nacional.

El viceconsejero de Empleo, Francisco Rueda, destacó que la sociedad asiste a una transformación digital de toda la sociedad. "Es verdad que esto puede dar miedo y vértigo ante el futuro", explicó.  De todos modos, apuntó que en Castilla-La Mancha la línea es "clara" de mejora y optimismo pero que todavía se debe mejorar el marco regulatorio. "Hay que hacer inversión en zonas donde hay que mejorar la banda ancha". En este sentido, recordó los fondos que se destinarán a las zonas ITIs para mejorar las zonas más despobladas. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha