eldiario.es

Menú

‘The Leftovers’: ¿olvidar o recordar?

La serie es un relato sobre la psique humana que se ha convertido en una de las mejores ficciones de este año

Un día cualquiera desaparece de la faz de la tierra, sin motivo alguno, el 2% de la población mundial

- PUBLICIDAD -
Foto: www.loslunesseriefilos.com

Foto: www.loslunesseriefilos.com

Escribir sobre una de las series más difíciles de explicar de los últimos años se convierte en una tarea complicada. Los creadores de ‘ The Leftovers’ son Damon Lindelof (‘Perdidos’) y Tom Perrotta -autor del libro en el que se basa el texto-. Para aquellos que salimos magullados -entre los que me incluyo- tras seis temporadas de ‘Lost’, esta ficción fue un verdadero salto de fe. Enfrentarse al piloto con este tremendo peso en las espaldas hizo que tras dos episodios decidiera abandonarla porque no soportaba que este señor -Lindelof- volviera a reírse de mí, lo siento. Entonces me dijeron: “si el 1x03 - ‘Two boats and a Helicopter’ no te enamora, no sigas.” Pues aquí estoy, un año después de dejarla aparcada, plasmando en una hoja digital una de las recomendaciones más difíciles que he hecho: de una de las mejores series de 2015.

El ‘ leit motiv’ de una de las ficciones más enigmáticas de la HBO es sencillo: un 14 de octubre, desafiando las leyes de la naturaleza, el 2% de la población mundial -unos 140 millones de personas- desaparecen de la faz de la tierra sin un aparente motivo. Bautizado como el día el de la ‘Ascensión’ el mundo se debatirá entre el olvido, la obsesión, el temor, el miedo o la esperanza de un evento que tiene más preguntas que respuestas. La lucha entre la fe y la razón que han convivido desde los anales de la humanidad asola a un puñado de personajes a los que las circunstancias les superan: los Garvey, Nora Durst (Carrie Coon), los Murphy, los Culpables Remanentes, el reverendo Matt Jamison (Christopher Eccleston), etc.

Foto: blogs.infobae.com

Foto: blogs.infobae.com

Los primeros pasos en ‘The Leftovers’ tienden a ser temerosos, cuidadosos y escépticos, ya que, en un principio, parece que va a volver a contar algo lleno de trampas narrativas que no van a parar a ningún lado -tipo ‘Perdidos’-, mezclado con un drama familiar-religioso que echa verdaderamente para atrás. Así, el mencionado tercer capítulo y seguramente como lo dicen y dirán en más críticas sobre ella, es el elemento clave para empezar a comprender una ficción que no va de dar respuesta a preguntas -y no busquéis la explicación a la desaparición del 2% de la población ya que simplemente no la hay-. La piedra filosofal del relato es la de la exploración psicológica de las consecuencias de un suceso extraordinario, trágico y misterioso que confronta con nuestro raciocinio. Una auténtica bomba emocional que explota delante del espectador cuando menos se lo espera.

La serie, aparte de ser un torrente creativo, explota como ninguna la fuente existencialista y metafísica. Un viaje lleno de claroscuros hacia las profundidades de la mente humana donde se cuestiona la fe y la razón de los supervivientes. El problema radica en la imposibilidad de explicar un suceso que es inexplicable, y al final, solo queda esperanza, dolor, recuerdo, duelo u olvido. Así, cada uno de ellos, tomará un camino muy distinto para interiorizar lo que ha pasado: mientras unos intentan que nadie olvide -Culpables Remanentes- otros intentan pasar página lo mejor que pueden.

Foto: www.hitfix.com

Foto: www.hitfix.com

Para un sufrido viaje por las pesquisas de la psicología humana, Lindelof propone un ritmo piano con notas duras que martillean una atmósfera cargante y desesperanzadora, con unos personajes que sufren todas las durezas de la narración. No es un mundo normal, de hecho: tras el incidente está totalmente noqueado. Además, el texto no comete el error de llevarlo a algo más grande sino que escarba en lo ordinario, en lo común, en lo cotidiano. Así el espectador puede sentirse parte del juego y comprender a cada uno de los protagonistas. Gracias a ello procesa empatía e incluso temor por ese ‘algo’ inexplicable.

El guion gana fuerza y entereza con el paso de los episodios pasando de un tono más abierto y simple a un texto más sofisticado, depurado e intimista de la psique humana. Esta evolución en el texto consigue que ‘The Leftovers’ se convierta en una ficción de referencia que se transforma en un espectáculo formal y simbólico de las emociones, sentimientos y pulsiones más básicas del ser humano. Los diálogos y la interacción entre los protagonistas son la guía perfecta para movernos por un laberinto lleno de preguntas sin respuesta, en el que el espectador se sentirá muchas veces tan perdido como los propios personajes. La cima estilística llega en la segunda temporada, un verdadero ejercicio de madurez, dejando una de las mejores fotografías y secuencias del año además de uno de los mejores capítulos: 2x08 (‘International Assassin’). La excelente banda sonora corre a cargo del compositor alemán Max Richter que da a la perfección con lo que pide un relato audiovisual de este tipo.

Foto: www.hitfix.com

Foto: www.hitfix.com

Uno de los aciertos es, sin duda, cuando focaliza la narración en uno o dos personajes en cada capítulo; de hecho, de la primera temporada, que es bastante irregular al principio, brillan: 1x03 - ‘Two boats and a Helicopter’, 1x06 - ‘Guest’, 1x09 - ‘The Garveys at Their Best’ y 1x10 - ‘The Prodigal Son Returns’. En la segunda, aprende la lección, y da como resultado una de las temporadas más brillantes del calendario seriéfilo.

Lo que queda claro es que ‘The Leftovers’ es una ficción de personajes porque ellos son los que llevan todo el peso del desarrollo de la historia y en esto la serie se marca un absoluto diez por sus diferentes evoluciones y las interacciones entre ellos. El reparto es muy extenso y lleno de calidad lo componen Justin Theroux, Amy Brenneman, Christopher Eccleston, Carrie Coon, Liv Tyler, Chris Zylka, Margaret Qualley, Emily Meade, Ann Dowd o Regina King, entre otros.

Con una segunda temporada recientemente terminada y con la renovación confirmada de una tercera y última, la HBO cerrará una de las ficciones más enigmáticas de su parrilla. Estoy de acuerdo en decir que el episodio final (2x10 - ‘I Live Here Now’) hubiera sido el perfecto para terminar la ficción, pero bueno, habrá que disfrutar de otros diez capítulos el año que viene.

El espectador se enfrenta a un relato enigmático sobre las heridas y consecuencias de los supervivientes del 14 de octubre. Un viaje extraordinario que recomiendo aún sabiendo lo difícil que resulta hincarle el diente. ‘The Leftovers’ la podéis ver en España a través de Yomvi de la plataforma Movistar+.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha