eldiario.es

Menú

GALICIA

La Xunta elogia los "valores espirituales" del Parque Nacional de las Islas Atlánticas en su plan de protección

En el informe del Gobierno gallego no se dice nada acerca de la masificación que sufrió el paraje en verano

El actual documento es una simple enumeración de cuestiones a analizar y detallar

- PUBLICIDAD -
Vista de una playa de las Illas Cíes en agosto, en uno de los días en que fueron sobrepasados los límites legales

Vista de una playa de las Illas Cíes la pasada semana, en uno de los días en que fueron sobrepasados los límites legales Praza.gal

Desde que en 2002 se creó el Parque Nacional de las Islas Atlánticas está pendiente la aprobación de su Plan Rector de Usos y Gestión (PRUX). En 2011 la Xunta llegó a disponer de una versión completa del mismo con  un documento de 80 páginas que entre otras cuestiones restringía el número de visitantes o la pesca. Aquel documento quedó aparcado y sólo tras la polémica desatada este pasado verano  por la masificación de las islas Cíes el Gobierno gallego decidió retomarlo. Lo hace con la exposición al público, a partir de este martes, de  un informe de únicamente 12 páginas que se limita a una descripción de las características del parque y de las figuras legales que lo protegen sin avanzar ninguna nueva medida de gestión.

Por otra parte, el documento ahora expuesto al público durante 20 días hábiles está salpicado de expresiones valorativas sobre las características del parque. Entre otras, dice que "el área terrestre posee un elevado interés geomorfológico, que confiere al sitio una elevada espectacularidad paisajística, fomentando los valores espirituales y de contemplación".

A pesar de que el informe es presentado por la Xunta como perteneciente al proceso para la definición del plan rector, algunas de las expresiones contenidas en él son idénticas a la terminología empleada por la Unesco para la definición de los bienes patrimonio de la humanidad, el proceso  paralelo de reconocimiento que el Gobierno gallego quiere impulsar para el parque en su conjunto al tiempo que el Ayuntamiento de Vigo hace el propio solo con las islas Cíes.

En esa línea, el informe ahora expuesto al público dice que "el medio submarino de este territorio propuesto, que es el medio más extenso del mismo, constituye un fenómeno natural superlativo de excepcional belleza". Una expresión similar a la empleada por la Unesco ("contener fenómenos naturales superlativos o áreas de excepcional belleza natural e importancia estética") para definir el criterio número 7 de los 10 que puede reunir un bien que aspire a integrarse en la lista de patrimonio de la humanidad.

Al empleo de esa expresión para referirse a los fondos submarinos de las Islas Atlánticas se añaden varias frases relativas a que "es en el medio marino donde reside su mayor riqueza" y a la "tendencia encaminada a promover el conocimiento del medio marino", para que el mar sea cada vez menos "ese gran desconocido", lo que podría indicar que la Xunta está decantándose por los elementos submarinos como los centrales y más diferenciadores de su candidatura a Patrimonio de la Humanidad frente a otros competidores del resto del mundo.

En cuanto al control del número de visitantes a las islas, elemento que provocó el actual aceleramiento por parte de la Xunta de unos procesos que tenía aparcados (la elaboración del plan rector y la candidatura a la Unesco), el documento ahora expuesto al público no dice nada.

Frente al plan divulgado en 2011, en el que pretendía restringir el número de visitantes con respecto a las cifras actualmente permitidas, el actual se limita a constatar que "el Parque Nacional de las Islas Atlánticas es uno de los lugares más visitados de Galicia". "En este contexto, el objetivo es facilitar un disfrute basado nos valores del parque, de manera compatible con su conservación, que siempre se considera prioritaria", dice, y añade que "a pesar de pretender acercar la naturaleza a los ciudadanos la visita debe ser regulada para asegurar la conservación de este frágil lugar, razón por la cual existen cuotas de visitantes y campistas y las actividades como el anclaje de embarcaciones y el submarinismo se regulan mediante permisos".

El actual documento es una simple enumeración de cuestiones a analizar y detallar posteriormente que se somete a exposición pública para recoger las propuestas que quiera hacer la ciudadanía. En esa línea, ni siquiera especifica cuál es la situación actual más que de una manera genérica, como cuando habla del "programa anual de subvenciones en el área de influencia socioeconómica, que hasta ahora financió distintos proyectos", sin detallarlos. Todo eso quedará para una posterior versión del documento, como la divulgada hace ya seis años y luego aparcada.

Comparación entre el documento ahora sometido a exposición (arriba) y las restricciones al público contempladas en el de 2011 (abajo)

Comparación entre el documento ahora sometido a exposición (arriba) y las restricciones al público contempladas en el de 2011 (abajo) Praza Pública

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha