eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Abierta la carretera del Puerto de Belagua (NA-137), si bien es necesario circular con precaución por riesgo de hielo

Con esta apertura, ya no se registra ninguna incidencia en la red secundaria de carreteras como consecuencia del pasado temporal

- PUBLICIDAD -
Abierta la carretera del Puerto de Belagua (NA-137), si bien es necesario circular con precaución por riesgo de hielo

La carretera del Puerto de Belagua (NA-137) permanece abierta desde este jueves por la tarde una vez que el personal del Servicio de Conservación ha podido retirar, tras disminuir el riesgo de aludes, la gran acumulación de nieve que existía sobre la calzada, que alcanzaba hasta los cinco metros de espesor en algunos tramos.

No obstante, el Departamento de Fomento del Gobierno foral recomienda circular con precaución por esta carretera ante la posible presencia de placas de hielo. Además, este mediodía son necesarias las cadenas o los neumáticos de invierno a partir del kilómetros 53, es decir, pasado el antiguo refugio y dos kilómetros antes de la estación de esquí de El Ferial.

Con la apertura del Puerto de Belagua, ya no existe ninguna incidencia en la red secundaria de carreteras como consecuencia del pasado temporal de nieve, lluvia y frío intenso registrado en Navarra, ha informado el Gobierno foral en un comunicado.

En la página web www.incidenciascarreteras.navarra.es y en el teléfono 848 423 500 se ofrece información actualizada del estado de las carreteras de la Comunidad Foral. Para los desplazamientos fuera de Navarra se puede consultar la web de la Dirección General de Tráfico (www.dgt.es) y su teléfono de información 011.

DESARROLLO DE LOS TRABAJOS DE LIMPIEZA

Como se recordará, desde el primer fin de semana de este mes, la carretera ha permanecido cerrada desde la Venta de Juan Pito (pk. 47) por riesgo muy fuerte (5 de 5) de aludes, según la Agencia Estatal de Meteorología. De hecho, esos días se registraron hasta cinco avalanchas de nieve, alguna de ellas con la intensidad suficiente como para destruir un turismo o dañar un autobús y otra, la mayor, a lo largo de 250 metros sobre la carretera.

El riesgo de aludes se redujo el 4 de febrero, día en el que se iniciaron los trabajos de limpieza de la calzada. Como la última avalancha había depositado piedras de gran tamaño y restos de vegetación, los operarios del Servicio de Conservación no pudieron emplear la máquina turbofresadora y debieron limpiar con pala varios tramos de la carretera.

No obstante, el día siguiente, 5 de febrero, se registró un nuevo alud y el riesgo de nuevas avalanchas se incrementó. Por lo tanto, se suspendieron los trabajos de limpieza de la calzada hasta el 8 de febrero, cuando se redujo el nivel de riesgo.

Desde ese día y hasta el 11 de febrero los trabajos se centraron en llegar con las máquinas quitanieve hasta la frontera, con la colaboración de equipos franceses. Desde ese momento, los operarios del Servicio de Conservación ampliaron la anchura de la calzada para que pudieran cruzarse dos vehículos y estabilizaron las altas paredes verticales de nieve que quedaban a los márgenes de la vía.

Finalmente, este jueves, 12 de febrero, por la tarde se reabrió al tráfico la carretera del Puerto de Belagua.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha