eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

CaixaBank cifra en 41 trabajadores el personal "excedente" en Navarra

La entidad financiera pretende ofrecer a esa parte de la plantilla las medidas contempladas en el ERE, que han planteado para un total de 750 trabajadores en España.

CaixaBank pretende realizar acciones de movilidad geográfica, despido colectivo y modificaciones de las condiciones laborales.

CCOO asegura que todos los sindicatos han rechazado la propuesta.

- PUBLICIDAD -

Un total de 41 trabajadores de CaixaBank en Navarra son considerados "excedentes" por la entidad y, por tanto, a ese número se le ofrecerán las medidas contempladas en el expediente de regulación de empleo (ERE). Esta cifra era  una de las incógnitas que no se habían desvelado hasta ahora.

Fuentes de CaixaBank han indicado a Europa Press que en paralelo a esta situación existe un convenio alcanzado en verano de 2014 con los trabajadores desplazados que tenían compromiso de retorno a la comunidad de origen, y que contempla que puedan volver a su lugar de origen, con un máximo de 150 cada año hasta 2020. En ese caso los desplazados navarros se cifran en 72, según han indicado fuentes de la entidad, que precisan que en principio el ERE no se va a aplicar a esos desplazados.

Fuentes de CCOO han indicado a Europa Press que este jueves se reunió la mesa negociadora "en el último día del período previo", de forma que este viernes se inicia el período formal de consultas que marca el ERE, que se desarrolla durante 30 días.

Las fuentes sindicales han explicado que en la reunión de este jueves se han ofrecido los datos de personal excedentario por territorios y por provincias. La entidad financiera tiene detectados excedentes de personal en Andalucía, Canarias, Navarra, Madrid, Guadalajara o Burgos, algunos de ellos territorios de origen de la absorbida Banca Cívica, mientras presenta déficit de personal en Cataluña y Baleares.

La propuesta

Según las fuentes, la entidad financiera apunta que son necesarias acciones de movilidad geográfica, despido colectivo y modificaciones de las condiciones laborales, en concreto supresión del concepto de ayudas por hijos.

La propuesta plantea que el ERE afectará especialmente en zonas con excedente de personal y movilizados que deben retornar, aunque la entidad podrá denegar la afectación de los trabajadores "que ocupen puestos de trabajo de carácter estratégico o cuya continuidad sea considerada crítica".

El período de adhesión se desarrollará entre el 1 y el 31 de julio de 2015 y las salidas comenzarían en septiembre de 2015.

Las indemnizaciones que se contemplan son del 57% del salario fijo bruto anual para los nacidos en 1958, 1959 y 1960, hasta los 63, 62 y 61 años, respectivamente. A éstos se les aplica un descuento de la prestación por desempleo y un convenio especial hasta la edad antes citada.

Para el colectivo de los nacidos entre 1961 y 1962 se les ofrece una indemnización equivalente a cinco anualidades al 55 por ciento del salario fijo bruto anual, un convenio especial hasta los 61 años y un descuento de la prestación por desempleo.

Para el resto de afectados, la indemnización sería de 33 días por año trabajado, con 24 mensualidades, y un mínimo de dos anualidades.

En materia de movilidad geográfica, se define como una medida dirigida a "reequilibrar territorios", con un colectivo de 300 empleados afectados y un pago único de 20.000 euros brutos.

En cuanto a la medida de supresión del concepto de ayuda por hijos, la propuesta se centra en la eliminación del concepto para hijos actuales y futuros. Para los hijos actuales, se propone la compra del importe actual aplicando un descuento del 25 por ciento. En cuanto a los nuevos hijos, se contempla un pago único de 3.000 euros por nacimiento.

Valoración de CCOO

Fuentes de CCOO han rechazado la propuesta de la empresa, puesto que consideran que "no reúne las expectativas de la gente, pues se encuentra por debajo de las condiciones pactadas en otros procesos como Barclays" y han criticado especialmente que "se siga el planteamiento de la cláusula de cierre, esto es, si no hay suficientes peticiones voluntarias, se cubriría con medidas forzosas".

CCOO, que asegura que todos los sindicatos han rechazado la propuesta, ha mostrado su "rotunda negativa" a dichos planteamientos y han advertido de que "si no hay movimiento por parte de la empresa, efectuaremos las acciones sindicales que correspondan".

CaixaBank cuenta con casi 33.600 empleados, y actualmente tiene en marcha un plan de prejubilaciones a partir de 58 años y nuevas contrataciones para crear 700 puestos de trabajo en 2015, acordado con los sindicatos en julio de 2014.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha