eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Comptos aprecia "irregularidades" en subvenciones del Servicio Navarro de Empleo a Tasubinsa entre 2009 y 2013

La Cámara de Comptos ha publicado un informe en el que advierte de "irregularidades" en subvenciones concedidas por el Servicio Navarro de Empleo a Tasubinsa para realizar proyectos de inversión en el periodo 2009-2013.

- PUBLICIDAD -

Así, según el órgano fiscalizador, el Servicio Navarro de Empleo (SNE) "aplicó criterios que no se adecúan a la normativa aplicable en el caso de estas subvenciones" y expone que "en un proyecto de inversión se exigió crear seis puestos de trabajo cuando la normativa exigía 204". Además, en otros dos proyectos "no se exigió crear ningún puesto cuando se deberían haber exigido 53".

La Cámara de Comptos ha remitido al Parlamento foral este informe solicitado por Bildu, sobre las ayudas públicas que el Gobierno de Navarra ha otorgado a la empresa Tasubinsa y a la asociación Anfas, a través del Servicio Navarro de Empleo y de la Agencia Navarra para la Autonomía de las Personas.

Tasubinsa es una sociedad anónima, inscrita como centro especial de empleo, cuyo objeto social es integrar laboral y socialmente a las personas con discapacidad intelectual. Nació en 1989 tras un acuerdo entre la asociación Anfas y el Gobierno de Navarra. Es propiedad de la citada asociación y de una sociedad instrumental de la Fundación ONCE.

La empresa gestiona centros especiales de empleo, dedicados a tareas industriales y de servicios, y centros ocupacionales, destinados a quienes no están capacitados para trabajar en una empresa. En la actualidad hay 1.382 personas participando en ambos tipos de centros: 782 en centros especiales de empleo y 600 en los ocupacionales. En Navarra existen 14 localidades que acogen estas actividades.

Mientras que en los centros ocupacionales el número de usuarios se ha mantenido estable en este periodo, en los de empleo ha aumentado. Según la legislación del Estado, estos últimos pueden acceder a tres tipos de ayudas: inversiones para la generación de empleo, mantenimiento de puestos de trabajo y apoyo a discapacitados para convertirse en autónomos.

Al amparo de esta y otras normas, entre 2009 y 2013 el Gobierno de Navarra concedió a Tasunbinsa 44,36 millones. En 2013, los fondos recibidos suponen el 36 por ciento de los ingresos de la sociedad.

El 13%, de manera incorrecta

La Cámara de Comptos señala que el 13 por ciento de las subvenciones, gestionadas por el Servicio Navarro de Empleo, "se dieron de manera incorrecta o no se destinaron a las actividades previstas".

Así, Tasubinsa presentó nóminas de personas con discapacidad tanto al Servicio Navarro de Empleo como a la Agencia Navarra para la Autonomía de las Personas, como justificante para convenios y subvenciones, "superando el coste total de la nómina". El importe de esa irregularidad se cifra en 267.000 euros.

También se presentaron nóminas de personal profesional encargado de los trabajadores con discapacidad como justificante tanto de los convenios para los centros ocupacionales como de la subvención para las unidades de apoyo, según Comptos. El importe de esta duplicidad sumó 2,7 millones y "supuso, de hecho, que Tasunbinsa incumpliera los ratios obligatorios de personal profesional por trabajador con discapacidad en las unidades de apoyo".

En 2013 el Servicio Navarro de empleo y la Agencia Navarra para la Autonomía de las Personas cruzaron los datos de las subvenciones a Tasunbinsa y se incoaron expedientes de reintegro por los importes indebidamente cobrados.

La cantidad que debe devolver la empresa, incluidos los intereses de demora, asciende a 3,2 millones, que ya han sido reclamados por el Gobierno de Navarra. Actualmente falta por devolver 2,5 millones que, tras el acuerdo con la Hacienda Navarra, se abonarán en el plazo de cinco años.

Comptos concluye que "la gestión, seguimiento y control de estas subvenciones por parte del Servicio Navarro de Empleo ha sido en ocasiones deficiente, si bien es cierto que este control mejoró desde 2013".

En cuanto a Anfas, es una asociación sin ánimo de lucro que se creó en 1961 para facilitar el desarrollo e inclusión social de las personas con discapacidad intelectual. Cuenta con siete delegaciones en Navarra y unos 3.000 socios.

En el periodo 2009-2013, Anfas recibió del Gobierno de Navarra 6,7 millones a través de subvenciones o pago de prestación de servicios relacionados con sus actividades de apoyo a los discapacitados, sus familias y sensibilización social. Además, consiguió 364.000 euros de subvenciones otorgadas por entes locales de nuestra comunidad. El informe concluye que las subvenciones se destinaron a las actividades previstas.

A la vista de lo analizado, Comptos recomienda que se realice un procedimiento normalizado de cruces de datos en los departamentos del Gobierno para "evitar situaciones como las detectadas". Pide también que se exija el reintegro parcial de las ayudas para la inversión en proyectos de creación de puestos de trabajo, puesto que parte de la subvención no se correspondía con el proyecto de Tasubinsa.

La Cámara de Comptos reconoce "la importancia y relevancia social" de la labor que realizan este tipo de entidades, "a las que precisamente por ello se les debe exigir una gestión legal y transparente".

Destaca también la "buena predisposición" del nuevo equipo gestor de Tasunbinsa y recomienda al Servicio Navarro de Empleo que siga mejorando el control de este tipo de subvenciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha