eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Comptos pone en evidencia que "había alternativas" al peaje en la sombra para financiar la Autovía del Camino

El presidente de la Cámara recomienda al Gobierno Foral "continuar con el sistema de control" de las concesiones realizadas a través de este sistema.

Helio Robleda recuerda que el total del canon pagado por las autovías del Camino y del Pirineo y las zonas regables del Canal de Navarra asciende, de 2007 a 2013, a 340 millones.

- PUBLICIDAD -

El presidente de la Cámara de Comptos, Helio Robleda, ha afirmado que "es una realidad que en el momento en que se hizo la Autovía del Camino había alternativas para poder haberla financiado de otra manera" distinta a la de la fórmula del peaje en la sombra.

Así lo ha señalado Robleda, en declaraciones a los periodistas, antes de intervenir en el Parlamento de Navarra, donde ha comparecido para informar, a petición de Bildu y Geroa Bai, sobre el informe de fiscalización acerca del peaje en la sombra, que analiza la situación de tres concesiones realizadas por el Gobierno de Navarra a través del peaje en la sombra: Autovía del Camino, Autovía del Pirineo y las zonas regables del Canal de Navarra.

Robleda ha recordado que el total del canon pagado por las tres infraestructuras de 2007 a 2013 se eleva a los 340 millones de euros, de los que 262 millones corresponden a la Autovía del Camino, 50 a las zonas regables del Canal de Navarra y 28 millones a la Autovía del Pirineo. Para 2013, ha destacado Robleda, el pago anual del canon ronda los 66,9 millones, una cifra que representa el 12 por ciento de los gastos corrientes del Gobierno foral.

El presidente de la Cámara de Comptos ha insistido en que el peaje en la sombra "es un sistema complejo", por lo que "hay que analizar muy bien el contenido, sobre todo las cláusulas, la financiación, y los tipos de interés". "Sobre todo es una operación compleja porque incluye la reversión de la infraestructura más su mantenimiento y explotación, y estas empresas adjudicatarias tienen que devolver la infraestructura a la administración en condiciones de funcionamiento", ha añadido.

Además, ha advertido de que "hay que estar muy atentos a las cláusulas sobre el canon de demanda". A este respecto, ha señalado que "el hecho de que la Autovía del Pirineo no esté terminada está condicionando de manera importante el volumen de vehículos" y ha destacado que "las previsiones de tráfico son superiores a la realidad". "Ese tipo de riesgo y ventura en el negocio tiene que equilibrarse muy bien", ha incidido.

Por ello, Robleda ha recomendado al Gobierno de Navarra "continuar con el sistema de control" de las concesiones realizadas a través del peaje en la sombra y también le ha aconsejado "analizar y concretar todo lo posible en la normativa y pliegos la dicotomía entre el equilibrio financiero de la concesión y el riesgo y ventura del contratista", de manera que "se limiten al máximo las posibilidades de reclamación".

Por infraestructura

En su intervención en comisión parlamentaria, Robleda ha indicado que en el caso de la Autovía del Camino, el Gobierno contrató su construcción, explotación y mantenimiento por medio del peaje en la sombra, mientras que en la Autovía del Pirineo el peaje en la sombra se vincula a parte de su construcción, en concreto, a 16 kilómetros, así como al mantenimiento de los 45 kilómetros de la vía.

La Autovía del Camino se puso en servicio en septiembre de 2006 y el inicio del pago del canon fue en enero de 2007. En el periodo 2007-2013 han circulado 145 millones de vehículos por kilómetro más que los previstos en la oferta. La concesionaria ha obtenido beneficios todos los años, con 45 millones de 2007 a 2013, y se están cumpliendo las previsiones de los planes económicos.

Robleda también se ha referido a la Autovía del Pirineo, que se puso en servicio en enero de 2012 y el pago del canon comenzó en el mes siguiente. Según el presidente de la Cámara de Comptos, un dato que "tiene trascendencia" es "la diferencia significativa entre el volumen de vehículos estimados y el real que han circulado por la autovía".

En concreto, ha indicado que el tráfico en 2013 fue inferior en 19 millones de vehículos por kilómetro a lo estimado en la licitación e inferior a 75 millones respecto a la oferta de la empresa concesionaria. Esta empresa presentó una reclamación al Gobierno foral para el restablecimiento del equilibrio económico, alegando que la no construcción de un tramo de autovía repercute negativamente en el tráfico. Tras desestimarse la reclamación, la concesionaria ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo.

Sobre esta reclamación, Robleda ha considerado "un poco sorprendente" que "al año y poco del inicio de la concesión se pida el equilibrio económico de una concesión, que tiene 30 años por delante". La empresa concesionaria de esta obra acumula unas pérdidas de 600.000 euros.

En cuanto a las zonas regables del Canal de Navarra, Robleda ha explicado que su financiación es distinta. El Ejecutivo foral paga un 85 por ciento de las obras generales y otras inversiones, como caminos o drenajes, a través del canon, calculado en función del agua consumida y la calidad del servicio. Por su parte, los propietarios de los terrenos abonan un 15 por ciento de las obras y un canon por los gastos de explotación y mantenimiento.

La previsión inicial del pago del canon en el periodo 2012-2036 ha aumentado un 8,5 por ciento respecto a la oferta de la empresa. Las razones que han motivado el incremento, según el informe, son la ampliación en el mantenimiento de caminos y drenajes, el incremento de la inversión en obra, y la reducción de la superficie regada. La empresa concesionaria ha obtenido pérdidas hasta 2013, año en que, por primera vez, tuvo beneficios. El resultado negativo acumulado antes de impuestos es 2,6 millones.

La posición de los grupos

En el turno de intervención de los grupos, el parlamentario de Bildu Koldo Amezketa ha criticado que esta fórmula de peaje en la sombra se ha realizado "para facilitar negocios lucrativos" y ha valorado que "menos mal que tenemos un organismo capaz de sacar a la luz estas cosas, para que los demás hagamos una lectura". Además, ha censurado que "aún vemos a este Gobierno presumir de transparencia".

En representación de Geroa Bai, Manu Ayerdi ha defendido que "el coste financiero que tiene esta fórmula tiene su importancia" y ha añadido que "otro debate es si el peaje en la sombra es la única manera de hacerlo".

Por contra, la parlamentaria de UPN Amaya Otamendi ha abogado por no entrar en el debate de "si es el sistema más idóneo", sistema que la regionalista ha apoyado. Asimismo, ha defendido que "el control tiene que ser exhaustivo".

Desde el PSN, Maite Esporrín ha opinado que el informe de la Cámara de Comptos es una oportunidad para "reflexionar si nos conviene hacer peaje en la sombra", aunque ha indicado que "cuando no hay dinero líquido o hay dificultades para acceder a créditos, es una solución".

Por su parte, el parlamentario de Aralar-NaBai Txentxo Jiménez ha cuestionado el sistema del peaje en la sombra, con el que ha sido crítico y también ha mostrado su "solidaridad" con la Cámara de Comptos ante las "críticas" de algunas concesionarias.

Eloy Villanueva, del PPN, ha asegurado que "para todos los navarros hay un interés obvio por conocer los resultados del peaje en la sombra en estas tres infraestructuras" y ha considerado que este sistema es "adecuado en determinadas circunstancias".

Finalmente, el parlamentario de I-E Txema Mauleón ha dicho que "es fundamental auditar este tipo de infraestructuras" y ha criticado "la nula capacidad de autocrítica de algunos grupos impulsores de este sistema de financiación". Así, ha recordado que "en este Parlamento se propuso un sistema alternativo de financiación para la Autovía del Camino".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha