eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Esparza afirma que "Navarra daría un gran paso atrás si renunciara al tren de altas prestaciones"

El candidato ha indicado que "UPN quiere expresar su compromiso con el proyecto del tren del siglo XXI, para pasajeros y mercancías, un tren del que ya sacan provecho otras regiones españolas".

"Si renunciamos al tren de altas prestaciones, Navarra estará en una clara desventaja competitiva respecto a otras comunidades vecinas que sí lo van a tener", ha recalcado.

- PUBLICIDAD -

El candidato de UPN a la Presidencia del Gobierno, Javier Esparza, ha afirmado este jueves que "Navarra daría un gran paso atrás si renunciara al tren de altas prestaciones". Así lo ha indicado en un acto electoral en Echavacoiz, "enclave en el que se levantará la nueva estación de ferrocarril que Pamplona y su comarca necesitan desde hace mucho tiempo".

"El tren de altas prestaciones es una nueva apuesta de futuro a la que Navarra no puede renunciar en modo alguno", ha manifestado Esparza, quien ha indicado que "UPN quiere expresar su compromiso con el proyecto del tren del siglo XXI, para pasajeros y mercancías, un tren del que ya sacan provecho otras regiones españolas".

El candidato de UPN ha subrayado que "incomprensiblemente, los partidos que pretenden formar de ese gobierno del caos, manejado por Bildu junto a Geroa Bai - PNV, Podemos e Izquierda- Ezkerra quieren que Navarra dé un paso atrás y se quede al margen de todo el desarrollo que implica el tren de altas prestaciones, en contra del progreso, del empleo y del desarrollo".

"Incomprensiblemente, esos partidos nos piden que renunciemos a un proyecto ya en marcha y que va a ser pagado en su práctica totalidad por el Estado, ya que las competencias ferroviarias le corresponden al Estado, igual que en la Comunidad Autonóma Vasca, donde las obras van mucho más avanzadas que en Navarra", ha subrayado.

Esparza ha afirmado que "frente a quienes falsean los datos hay que repetir una y mil veces que estamos hablando de una inversión del Estado que rondará los 675 millones de euros, y que Navarra colabora adelantando parte de la inversión que luego es reintegrada por el Estado". En definitiva, ha dicho, "un gran proyecto de futuro no nos cuesta dinero a los navarros".

Navarra, posición estratégica

Javier Esparza ha explicado también que "Navarra ocupa una posición geoestratégica interesante, en una cabecera del valle del Ebro". "Cuenta además con un importante desarrollo industrial, del cual destaca el sector automovilístico, con Volkswagen y todos sus proveedores, la industria agroalimentaria, la vinícola y todas las demás que cada vez en mayor medida precisan de un buen servicio de mercancías por ferrocarril para trasladar sus productos o para importar sus materias primas", ha destacado.

"Si renunciamos al tren de altas prestaciones, Navarra estará en una clara desventaja competitiva respecto a otras comunidades vecinas que sí lo van a tener", ha recalcado.

Por otro lado, la construcción de esta plataforma ferroviaria para altas prestaciones, que se ha diseñado para soportar una línea doble, "no sustituye a las líneas actuales, puesto que discurre aparte de ellas, sino que es una infraestructura que se añade y complementa, permitiendo coexistir tráficos y servicios diferentes".

"Esta pieza central del corredor permite superar los inconvenientes que la actual infraestructura contiene, ya que se realiza con unas pendientes y trazados aptos para el tráfico de trenes de mercancías de gran tamaño", ha indicado.

"Una oportunidad inmejorable"

Por su parte, el alcalde de Pamplona y candidato a la reelección, Enrique Maya, ha defendido que "la llegada del Tren de Alta Velocidad es esencial para Pamplona y para Navarra". "Se trata de una oportunidad inmejorable no solo para contar con un servicio de altas prestaciones sino también para mejorar la trama urbana en todos los lugares por los que discurrirá el tren", ha expuesto.

Enrique Maya ha subrayado que este tipo de redes están diseñadas fundamentalmente para el tráfico de mercancías y, por tanto, para mejorar su flujo dentro de la Unión Europea. "Por eso, ha dicho, nuestra inclusión tendrían un claro efecto beneficioso para las industrias y centros logísticos, que de este modo no quedarán aislados de las grandes líneas del transporte ferroviario", ha dicho.

"Quienes se oponen a este proyecto siempre resaltan su coste, pero con esa estrategia solo conseguiremos que el tren en lugar de pasar por Pamplona y por Navarra pase por otros lugares. Y nos quedaremos en la segunda división del ferrocarril. Si no peleamos por esta infraestructura nos vamos a arrepentir", ha subrayado Enrique Maya, quien ha añadido que "no hay duda de que Bilbao y Barcelona acabarán conectados por el TAV y tenemos que conseguir que esa conexión se haga por Pamplona".

En lo que afecta a Pamplona, la propuesta parte del desmantelamiento de la actual estación de tren, la construcción de una nueva zona de servicio ferroviario vinculada a la futura línea de Alta Velocidad y la reconfiguración del trazado de la línea actual por una nueva, "lo que supone la sustitución del bucle que atraviesa Pamplona".

El proyecto se articula en torno a dos ejes: la avenida de Aróstegui y el trazado de las vías del tren y la actual estación ferroviaria. Con respecto a la primera, ha dicho, el futuro edificio de la estación se verá completado con una gran área de servicios y una dotación comarcal. Además, un nuevo vial de tráfico conectará la avenida de Artóstegui con Barañain.

"Es la gran oportunidad de Echavacoiz, pero seremos absolutamente cuidadosos con los realojos de las personas que ahora viven ahí", ha puntualizado el alcalde. "Se trata de un barrio en el que hay un alto porcentaje de población de la tercera edad y vamos a seguir siendo especialmente cuidadosos para que estén permanentemente informados sobre el desarrollo de este proyecto", ha precisado.

En cuanto a la actual estación, se plantea la construcción de un gran parque lineal en torno a un paseo central que sigue el cauce de las vías del ferrocarril. Además, establece varios pasos peatonales y cuatro conexiones entre San Jorge y Buztintxuri.

En definitiva, no se conserva el edificio de la estación, pero se coloca otro en la misma posición, conservando así la antigua plaza. "La desaparición de las vías permite generar un parque que actúa de nexo de unión entre San Jorge, Buztintxuri y Rochapea, y también continuar los recorridos ciclistas y peatonales", ha puntualizado Maya.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha