eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El Gobierno prevé crear 20.000 puestos de trabajo hasta 2019 a través del nuevo Plan de Empleo

Es un borrador "abierto" al trabajo con los agentes socioeconómicos y políticos

- PUBLICIDAD -
El Gobierno prevé crear 20.000 puestos de trabajo hasta 2019 a través del nuevo Plan de Empleo

El Gobierno de Navarra contempla crear a través del Plan de Empleo 2016-2019 un total de 20.000 empleos, de manera que se reduzca la tasa de paro del 13,27% actual al 10% (10.000 puestos de trabajo) y 10.000 personas más entren al mercado de trabajo.

Más empleo, de mayor calidad, mejora de la empleabilidad e igualdad de oportunidades - inclusión sociolaboral constituyen los cuatro ejes estratégicos del Plan de Empleo, al que se suma un quinto objetivo, la transformación del Servicio Navarro de Empleo - Nafar Lansare, de manera que proporcione una atención más personalizada, principalmente, de forma que tenga capacidad en 2019 para hacer un seguimiento a 15.000 personas anuales.

Se trata de un borrador que recoge 140 medidas, "abierto" a un "proceso de trabajo" con los agentes sociales, políticos y económicos. Este lunes fue presentado al cuatripartito y este martes al consejo de gobierno del Servicio Navarro de Empleo - Nafar Lansare.

El texto ha sido presentado este martes en rueda de prensa por los vicepresidentes de Desarrollo Económico y Derechos Sociales del Gobierno foral, Manu Ayerdi y Miguel Laparra. Según han explicado, al término del desarrollo del Plan, en 2019, el Ejecutivo espera haber reducido en un 75% la brecha de tasa de empleo con las 15 regiones europeas referentes de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS 3 Navarra). A través de la creación de 20.000 puestos de trabajo, Navarra podría aproximarse a una tasa de empleo de la población de 20-64 años del 75% (Objetivo europeo 2020).

En cuanto a la calidad del empleo, segundo objetivo, el Plan apuesta por la promoción de la contratación indefinida (pasar de los 17.000 contratos indefinidos actuales al año a los 25.000 al final del plan), además avanzar en salarios, estabilidad, salud laboral, reducción del empleo no declarado etc. "La creación de empleo de calidad va a ser un indicador clave", han precisado.

En materia de mejora de la empleabilidad, el Plan incide en la formación, con especial atención a la Formación Profesional (plantea alcanzar un 10% más de personas formadas en este nivel); alcanzar las 10.000 acreditaciones nuevas de la cualificación profesional, además del acompañamiento personalizado y continuo a 15.000 personas anuales en el SNE, especialmente personas con mayores dificultades de inserción.

Respecto al cuarto objetivo, favorecer la inserción y la igualdad de oportunidades, se establecen los siguientes retos: reducir en tres años en un 20% la desigualdad en las tasas de empleo de mujeres (4,3 puntos más de paro), jóvenes (en torno al 40% de las personas paradas), mayores de 45 años (en torno al 40% del desempleo) o personas con discapacidad y minorías; o bajar en un 30% el número de personas paradas de larga duración. Otro objetivo es el de incrementar en un 100%, duplicar, la inserción laboral anual de perceptores de RIS o Renta Garantizada.

Para alcanzar esos objetivos, el Plan recoge medidas dirigidas tanto al fomento y la creación de empleo como a la cohesión social. Entre ellas destacan nuevos incentivos fiscales a empresas que creen empleo estable de calidad o mejoren los salarios por encima del convenio; promoción de nuevos nichos que atiendan prioridades económicas y sociales; o el fomento de la contratación de jóvenes o de perceptores de la renta de inclusión en empresas.

La perspectiva de género se ha integrado de manera transversal, como establece el Plan de Igualdad. Y en la definición de medidas, la población femenina se establece como grupo prioritario.

MÁXIMO CONSENSO

Ayerdi ha indicado que el Gobierno aspira a lograr el "máximo consenso social y político posible" en torno al Plan, dado que la creación de empleo de calidad constituye el "objetivo principal" del Ejecutivo foral. A partir de ahora se abordará el diálogo con agentes sociales y políticos. Además, el Gobierno convocará al Consejo de Diálogo Social para que reflexione sobre la propuesta.

Una vez que se consensúen las medidas y concluya la fase de exposición y participación pública, el Gobierno detallará el presupuesto para 2017 y siguientes ejercicios. Finalmente, el Gobierno aprobará el Plan de Empleo y lo remitirá al Parlamento de Navarra para su ratificación final.

Asimismo, durante la vigencia de este Plan de Empleo, el Ejecutivo foral remitirá al Parlamento la primera Ley Foral de Empleo de la Comunidad foral, de manera que se apruebe una cartera de servicios para todas las personas desempleadas, de forma que queden fijados los servicios públicos a los que tienen derecho, tal y como sucede en el ámbito, por ejemplo, de los servicios sociales.

LAS MEDIDAS MÁS DESTACADAS

El borrador de Plan plantea, como punto de partida, en torno a 140 medidas. El primer objetivo estratégico es, ha dicho Laparra, "aumentar el empleo en Navarra", a través del emprendimiento, el empleo autónomo y el fomento del empleo.

Así, las medidas adicionales a las ya contempladas en los planes de emprendimiento y trabajo autónomo o economía social pasan por incentivos fiscales. A la deducción por creación de empleo (premia a las empresas que generan empleo de calidad y lo mantienen durante 24 meses), no le será de aplicación el límite del 25% de la cuota líquida (junto con otras deducciones), tal y como sucede con la de I+D+i y cinematografía.

Se creará también una reserva que incentive la creación de empleo futuro, como sucede con Reserva de Inversiones. Y sería incompatible con la deducción por creación, pero la empresa podría ajustar su deducción en función del empleo efectivamente creado.

Además, entre otras medidas, contempla la promoción de nuevos nichos de empleo: economía circular y reciclaje, gestión de recursos naturales, atención a dependencia y cuidados y promoción de la vivienda en alquiler y rehabilitación. Se prevé generar 3.350 empleos en las tres primeras actividades y 1.800 en la del sector de la construcción. En total, 5.150.

El segundo gran objetivo es "mejorar la calidad del empleo" (estabilidad, salud laboral, salarios, trabajo no declarado, etc. En este sentido, se incluye una nueva deducción fiscal adicional a empresas que pacten la elevación de los salarios por encima del convenio; una nueva subvención a empresas por el mantenimiento de plantillas durante 3 años, o la aprobación en otoño del Plan de Acción 2017-2018 en materia de prevención de riesgos laborales.

En el campo de "mejorar la empleabilidad y desarrollo de las competencias profesionales", se contempla elaborar el I Plan Estratégico de la Formación Profesional Integrada; incrementar un 50% las acciones de formación del Servicio Navarro de Empleo y de las personas participantes, hasta las 18.000, o cuadruplicar el número de participantes en el conjunto de Programas de Formación y Empleo, diversificando los programas de formación en alternancia (Escuelas Taller) y los programas específicos (Programas Integrados de Formación y Empleo): 900 plazas anuales.

Y en cuarto lugar, para "favorecer la inserción y garantizar la igualdad, garantizando la igualdad de oportunidades, el empleo inclusivo y la igualdad de género" se prevé un conjunto de medidas para la contratación de 3.000 personas perceptoras de RIS-Renta Garantizada por empresas, entidades locales y entidades de iniciativa social (1.200 en Empleo Social Protegido) o un programa de atención a las personas desempleadas de larga duración.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha