eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El Gobierno mantiene los niveles de alerta por el temporal, que ha dejado a 3.000 personas sin suministro eléctrico

Dos colegios han suspendido este lunes las clases y siguen trabajando más de 70 máquinas quitanieves

- PUBLICIDAD -

El Gobierno de Navarra mantiene los niveles de alerta como consecuencia del temporal que ha azotado este fin de semana a la Comunidad foral y ante la previsión de que los fenómenos meteorológicos sigan siendo "relativamente complejos", con una caída de temperaturas a lo largo de la semana y la posibilidad de que la nieve vuelva a hacer acto de presencia este martes en Pamplona.

Las máximas prioridades se centran en estos momentos en el restablecimiento de las líneas eléctricas en buena parte del norte de Navarra, un problema que afecta a 3.000 personas, y en la vigilancia de la crecida del río Ebro a su paso por Fontellas, si bien no se prevén afecciones para la población.

Así lo ha señalado el consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Morrás, tras presidir una nueva reunión de los servicios de emergencia, carreteras y sanitarios para coordinar las tareas ante el temporal. En el encuentro, ha detallado Morrás, se han analizado los daños que se han producido el fin de semana, la situación de las infraestructuras y las medidas a tomar para los próximos días.

El consejero ha destacado que en estos momentos el temporal "se ha atenuado", si bien ha precisado que "eso no quita que persistan los problemas en los ríos", sobre todo, en el cauce bajo del río Ebro en Navarra, donde "la punta todavía se mantiene en la zona de Fontellas y Tudela, ya que el caudal del río que viene de cabecera es muy fuerte".

Por otra parte, ha explicado Morrás, "también hay problemas de suministro eléctrico en buena parte del norte de Navarra, en Aezkoa, Salazar, Roncal y en algunas localidades como Lesaka". Por ello, ha remarcado, una de las "máximas prioridades" en estos momentos es el restablecimiento de las líneas eléctricas.

Además, dos colegios han tenido que suspender las clases este lunes, uno situado en el valle de Erro, por problemas en el suministro eléctrico, y otro en Garralda, como consecuencia de la nieve.

Según ha indicado el consejero, ningún municipio navarro se encuentra aislado por la nieve, si bien es posible que los quitanieves lleguen con algo de retraso a poblaciones menores porque "las prioridades son las vías de gran capacidad y hay más de 4.000 kilómetros de carreteras en Navarra".

No obstante, sí que permanecen algunas carreteras cortadas al tráfico y con tránsito dificultoso, en algunas de las cuales "costará reponer" la normalidad. Más de 70 máquinas quitanieves siguen trabajando en la red viaria de la Comunidad foral y el Gobierno de Navarra sigue en "permanente contacto" con los alcaldes.

PREVISIÓN PARA LOS PRÓXIMOS DÍAS

Por otro lado, respecto a las previsiones meteorológicas, el consejero ha explicado que en el Pirineo continuará la nieve, sobre todo en la zona noroeste (Roncal, Aezkoa, Salazar). Además, este martes podría volver a nevar en Pamplona, entre las 12 de la noche y las 12 del mediodía aunque la probabilidad es baja, una circunstancia que "puede generar problemas" en la ciudad.

En cualquier caso, ha garantizado que el Ayuntamiento de Pamplona "no va a retirar medios" y que "va a trabajar durante el día y la noche, para que haya el mínimo de afecciones posibles".

Además, según ha indicado el consejero, a lo largo de la semana va a hacer "más frío" y se registrará "un desplome de temperaturas", por lo que el temporal "no desaparecerá por completo, aunque estamos hablando de otro tipo de circunstancias".

INUNDACIONES

En cuanto a las inundaciones registradas por las crecidas de los ríos como consecuencia de la intensa lluvia caída la pasada semana, Javier Morrás ha explicado que algunos diques "sí que han funcionado", mientras que otros, como la mota de Cárcar, se rompió. En Tudela, ha expuesto, el nivel del río Ebro va bajando pero "muy poco a poco".

En estos momentos la atención se centra en la zona de Fontellas, puesto que "la avenida de agua que viene desde la cabecera del Ebro, desde La Rioja, Álava y Cantabria, es muy alta", lo que "marca una diferencia con otras ocasiones". "En la zona de Lodosa y Mendavia estamos hablando de una inundación aproximadamente de 25 años de retorno", ha remarcado.

En cuanto a la situación de Fontellas, el consejero ha precisado que "no sabemos lo que pasará porque el nivel del Ebro se va a mantener alto y puede haber problemas de que la mota se supere o acabe rompiendo si continúa durante mucho tiempo". No obstante, ha subrayado que no se prevén daños para la población.

"Estamos hablando de campos o circunstancias como la de la N-113 en Castejón que se mantendrá interrumpida por bastante tiempo por las propias características físicas del lugar, que no va a desaguar", ha explicado el consejero, para afirmar que desde el Gobierno foral se contactará con los agricultores y ganaderos "como se hace siempre".

LLAMAMIENTO A LA PRUDENCIA

Ante esta situación, y la previsión de que los termómetros bajen de forma muy importante hasta el fin de semana, el consejero ha llamado a extremar las precauciones y ha aconsejado no salir a la montaña en los próximos días, ya que el riesgo de aludes es "muy alto".

También ha recomendado a las personas mayores que intenten limitar sus desplazamientos y por ejemplo, desde el punto de vista médico, les ha aconsejado que se pongan en contacto con el servicio de atención telefónico que ofrece el Servicio Navarro de Salud si no es "imprescindible" que acudan a los centros sanitarios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha