eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Una antología reúne gran parte de los textos sobre Navarra escritos por Julio Caro Baroja

El Gobierno foral ha editado y presentado el libro 'Con letra aguda y fina. Navarra en los textos de Julio Caro Baroja', una compilación de Matías Múgica, que reúne una gran parte de las investigaciones sobre Navarra extraídas de diversas obras y artículos.

- PUBLICIDAD -
Una antología reúne gran parte de los textos sobre Navarra escritos por Julio Caro Baroja

Esta edición es un homenaje al hombre que dedicó miles de páginas al estudio de la Comunidad foral, con estudios que la iluminan desde una perspectiva histórica - que abordó desde la Antigüedad a la época contemporánea- pero también desde una visión etnográfica, lingüística, geográfica, demográfica... Como el humanista que fue, abarcó disciplinas muy distintas, desde una cierta pretensión de totalidad. En palabras de Múgica, "estamos ante uno de los últimos especímenes de sabio universal".

La obra ha sido presentada por el consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, y por el autor de la antología, Matías Múgica, este jueves, fecha en la que se conmemora el centenario de su nacimiento en Madrid, en 1914. Se han editado más de 700 ejemplares que se venderán al precio de 20 euros.

C ONTENIDO DE LA OBRA

El libro se abre con un prefacio del compilador y se despliega luego en cuatro grandes bloques: historia social y etnografía histórica; etnografía; lingüística; y geografía y poblamiento, pueblos, villas y ciudades de Navarra, que recogen ordenadamente el amplio abanico de sus inquietudes.

Escribió muchísimo sobre Navarra, lo que ha obligado a realizar una selección implacable, únicamente para limitar la extensión del volumen a dimensiones razonables. El grueso de los textos proceden de dos grandes obras en las que el propio Caro había recopilado ya buena parte del material sobre Navarra disperso en otras publicaciones: La casa en Navarra (1982) y Etnografía Histótica de Navarra (1971).

A estas fuentes se han añadido muchos otros textos tomados de obras y trabajos diversos -El carnaval, El señor inquisidor y otras vidas por oficio, Los Baroja. Biografía familiar, La hora Navarra del XVIII, Los pueblos del Norte, Los vascos, Materiales para una historia de la lengua vasca en su relación con la latina, etc.,- así como artículos publicados en numerosas revistas científicas.

Un material recopilado con la intención de "no dejarse fuera nada verdaderamente importante", y cuyo resultado "permite muy bien admirar la prolífica y minuciosa labor de Julio Caro y su capacidad para alumbrar tantos aspectos y tan diversos, con tal profusión de datos y tan exuberante fecundidad", ha expuesto el Gobierno foral.

En definitiva, ha añadido, una antología que ofrece más de 700 páginas de la obra de Caro sobre Navarra, pese a haberse suprimido la mayor parte de las notas a pie de página, (a las que el autor destinaba muchas veces más espacio que al propio cuerpo del texto).

Múgica sostiene que si algo destaca en el amplio compendio es la propia sorpresa y curiosidad de Julio Caro por esta tierra de contrastes, paradójica: "Para mí la existencia de Navarra es aún un problema científico y un enigma histórico desde varios puntos de vista (...) Porque no cabe duda de que hoy existe una provincia de Navarra, con unos naturales o vecinos que son los navarros, dentro de un estado que es España".

"Pero antes y durante mucho tiempo, Navarra en sí fue un estado, los navarros fueron considerados un grupo muy cognoscible en el Occidente de Europa, y aquel estado pequeño no tenía unidad de lengua, ni de lo que más o menos vagamente se llama cultura, ni de raza, ni siquiera tenía unidad de paisaje (...) unidad histórica, aunque limitada a ciertos hechos políticos y un largo devenir condicionado por determinadas situaciones, instituciones y leyes. Nada más y nada menos".

Añade Múgica, que "si algo se aprende de la obra de don Julio es que es precisamente este tipo de nación la que ha sido Navarra durante siglos: una unión de dispares, unión 'contra natura', y por eso mismo todavía más admirable, porque revela la capacidad humana de liberarse de esa 'natura'. Naturaleza, ya lo sabían los griegos, es servidumbre; solo el nómos, la convención, es libertad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha