eldiario.es

Menú

La economía mundial, la más eficiente expresión del crimen organizado

- PUBLICIDAD -

La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado. Los organismos internacionales que controlan la moneda, el comercio y el crédito practican el terrorismo contra los países pobres y contra los pobres de todos los países, con una frialdad profesional y una impunidad que humillan al mejor de los tirabombas”

Con esta frase de Eduardo Galeano, siempre en nuestra memoria, voy a tratar de dar unas pinceladas sobre la crisis de la deuda griega y las soluciones que plantean las élites neoliberales que gobiernan los organismos internacionales, que no olvidemos que están sirviendo también de modelo diseñado para ser aplicado a todas las economías en situación de crisis en Europa.

De entrada se observa que las instituciones europeas no son en absoluto receptivas ante los argumentos democráticos expresados por la ciudadanía que determinan un gobierno concreto, con un mandato específico y que espera que las instituciones hagan su trabajo y faciliten el cumplimiento de ese mandato democrático.

El esquema de las instituciones (antes Troika) es acceder a prestar al gobierno griego acompañado el rescate de medidas draconianas: devaluación interna, recortes de salarios y pensiones, recortes de gasto público, incremento de la fiscalidad indirecta, desmantelar el estado de bienestar, privatizaciones, etc, además de reformas en el ámbito laboral, de inversión en Grecia (que recuerdan el postcolonialísmo) y más, con la peregrina idea de que la estabilización productiva generara excedentes que originaría no precisar más préstamos y se podría ir devolviendo parte de la deuda y las reformas generar confianza en “los mercados” y que volvieran a invertir en Grecia. Los hechos son incontestables: el aumento de la pobreza es del 30%, las familias sin hogar suman un incremento del 25%, incremento brutal de los suicidios (27%), incremento de la mortinatalidad en un 22% y podemos seguir. Las cosas iban de mal en peor con estas recetas.  

Los nuevos planteamientos del Gobierno griego ya han logrado ciertos éxitos en recaudación fiscal y políticas de contención del gasto logrando superávits primarios (ingresos menos gastos, excluido el pago de intereses de la deuda) manteniendo sus compromisos críticos como son la restauración de los convenios colectivos, el salario mínimo, reempleo de funcionarios despedidos, revirtiendo privatizaciones, analizando el carácter legitimo o ilegitimo de la deuda, etc. Trabajan en un nuevo modelo de desarrollo para la economía griega que pasa por un proceso de consolidación fiscal y una política integral de reformas acorde con el mandato ciudadano.

Una moneda única mal concebida, la desregulación financiera, las ineficaces reformas de las políticas financieras nos han conducido a donde ahora estamos

La cuestión es si las instituciones europeas son capaces de entender que deben dejar de lado un enfoque que ha fracasado estrepitosamente. Y uno de los elementos clave es encontrar un mecanismo que resuelva la cuestión de la deuda a escala de la zona euro, pues una moneda única mal concebida, la desregulación financiera, las ineficaces reformas de las políticas financieras nos han conducido a donde ahora estamos, y este coste lo están pagando amplios sectores de la población de la Unión Europea. Debemos de hablar de mutualizar la deuda pública con una reestructuración de la misma creando por ejemplo una institución que convierta una parte de la misma en perpetua a interés cero, o con intervenciones del BCE en el mercado de bonos de manera activa (interviniendo en el mercado primario, pues esto implicaría presión a la baja sobre los tipos de interés y reduciría el coste de la deuda y limitaría la posibilidad de una crisis del mercado de bonos), o con la emisión de eurobonos, y así dejar de ahogar a las economías en crisis. Por no hablar de la posibilidad de un cierto impago de la misma, porque el prestamista debe asumir el riesgo de sus acciones y no olvidemos que han obtenido sustanciosos beneficios de estos préstamos, pues los tipos de interés son muy elevados

Y lo que está en juego es pasar de la austeridad neoliberal a un nuevo modelo de crecimiento sostenible, está en juego la lucha por la democracia y la justicia social en toda Europa. Y por eso el caso griego es tan importante, pues como diría Alain Badiou su lucha actual nos muestra que quizás no sea aún el momento de lo posible pero si el de la posibilidad de lo posible, y en estas próximas elecciones votemos por la esperanza de una esperanza, quitémonos la camisa de fuerza que nos constriñe, rompamos el asfaltado cerebral neoliberal que nos atenaza y entonces la posibilidad va a plantearse con todas las implicaciones.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha