eldiario.es

Menú

Domingo Méndez: "Es inadmisible estar jugando una carta en Podemos y otra fuera"

El candidato a la secretaría general de Podemos en Tenerife rechaza "el modelo verticalista que quieren imponer otras candidaturas en el que el papel de las bases, prácticamente se limita a la pegada de carteles"

Sobre su amplia trayectoria recalca: "He procurado no hacer exhibición de biografía, ni tampoco la oculto, no siento verguenza de mi pasado, porque siempre he estado del lado de los que tenía que estar"

Asegura que "tenemos un sistema electoral que es bochornoso, por el cuál siempre gobiernan los mismos sin respetar la proporcionalidad del resultado de los votantes"

- PUBLICIDAD -
Domingo Méndez, candidato a la secretaría insular de Podemos por En Tenerife Podemos.

Domingo Méndez, candidato a la secretaría insular de Podemos por En Tenerife Podemos.

Curtido por multitud de experiencias en la esfera política y los movimientos sociales, Domingo Méndez es un hombre con un bagaje contundente pero de activismo sereno. Tal vez su ADN de profesor sea el que le confiera ese discurso pedagógico, sin apasionamientos pero con rigor, que rehuye del afán adoctrinador. Así, procura siempre exponer sus argumentos con un lenguaje mesurado y a la vez directo, no para convencer sino para llegar a un consenso con el interlocutor.

"Es cierto que he sido militante de muchas organizaciones, como por ejemplo la Liga Comunista Revolucionaria o Izquierda Unida, con la que en el año 2000 llegué a ser candidato para las elecciones generales y autonómicas", apunta.

Sin embargo, "he procurado no hacer exhibición de biografía, ni tampoco la oculto. No siento verguenza de mi pasado, porque siempre he estado del lado de los que tenía que estar y, aunque hay gente con cierta edad que me recuerda de etapas anteriores, los compañeros de Podemos sólo me conocen por lo que me han visto hacer desde que se constituyó esta organización", recalca.

Así pues, destaca que al enrolarse en Podemos, lo que intenta es "trasmitir la experiencia que he adquirido a lo largo de mi vida. De hecho, entiendo que es como una especie de obligación aportar nuestro aprendizaje y mantener el hilo de continuidad de la lucha, generación tras generación".

Méndez, que fue de los pioneros en formar parte del primer círculo de Podemos que se creó en Tenerife, explica que desde el inicio se interesó en "los procesos que se empezaban a dar en 2013 en el conjunto del Estado para la configuración de un instrumento electoral que diese el referente de las luchas sociales".

Al respecto, señala que, tras varios proyectos fallidos e intentos para constituir un sólo frente de la izquierda, se configuró Podemos como partido político.

En este contexto, alega que "Podemos aparece como una opción político electoral frente a lo que llamamos la casta política y económica, alentada por la situación que se da, a partir de 2011, en la población a nivel regional y nacional ve como le arrebatan derechos y le recortan servicios en el ámbito de la sanidad, educación, en la prestación de la dependencia, en materia de empleo, etcétera".

Por ello, Méndez considera que Podemos es, hoy por hoy, "la gran esperanza para desalojar del poder a quienes lo han usurpado, engañando a la inmensa mayoría, tanto por el lado del PSOE, como por el PP".

No obstante, reconoce que al partido "aún falta rodaje y determinar con total precisión el progama económico que vamos a defender", pero esa es una labor que se acometerá justo después del proceso de elecciones internas en las que se presenta como candidato a la secretaría insular de esta organización por la plancha En Tenerife Podemos.

Domingo Méndez aclara que "en principio no presenté candidatura a nada. Lo que ocurrió es que hubo grupos de compañeros que me propusieron y finalmente, en una asamblea en la que yo estaba presente se me pidió permiso para proponer mi nombre y resulté el más votado".

Ante esta circunstancia, "asumí la responsabilidad y accedí a encabezar la lista. En este sentido, agradezco la confianza y me siento muy honrado".

En cuanto a las principales líneas programáticas de su candidatura, comenta que "lo que planteo es un modelo de funcionamiento basado en la primacía de los círculos. Que sean ellos los que decidan todo".

"A nuestro modo de ver -enfatiza- Podemos debe ser una organización horizontal, independientemente de que los estatutos establecen unas jerarquías. Rechazamos tajantemente la estructura verticalista que quieren imponer otras candidaturas, en la que pretenden limitar la función de los círculos y las organizaciones de base, prácticamente a pegar carteles y ese tipo de cosas".

En otro orden de cosas, asevera que "no consideramos que un partido ajeno a Podemos pueda estar dentro y fuera al mismo tiempo. Es decir, que ocupen puestos de responsabilidad o direcciones locales, aplicando dentro de Podemos lo que deciden fuera para beneficiar a su propia organización".

En esta línea, alude directamente a "lo ocurrido en diciembre con las candidaturas de Sí se Puede bajo la marca Claro que Podemos que concurrieron al proceso de elección de los círculos y las secretarías generales municipales".

Sobre este punto, arguye que "el hecho de que dos días antes de que se iniciara el proceso electoral municipal apareciera Si se Puede configurando listas con su gente en cuatro municipios, prácticamente sin haber participado en ningún círculo o en ninguna actividad, indignó a buena parte de los adherentes que habían estado desde el principio" .

Así pues, recalca que "lógicamente, eso ha dado lugar a importantes diferencias y a una ruptura interna", e incide que "lo que hay que garantizar es que todos los adherentes son leales a Podemos y no que haya una doble lealtad, porque es inadmisible estar jugando una carta en Podemos y otra fuera a ver como te llevas a tu partido los resultados que puedas tener".

Por todo ello, espera "que Sí se Puede reconsidere lo que está haciendo y decida dejar todo su planteamiento de presentación en solitario externa, que someta sus propuestas a las decisiones internas de Podemos y deje de actuar como dos partidos a la vez".

También afirma que "ha habido problemas con personas que han entrado en bloque en Podemos como partidos que transmiten a Podemos sus propias tradiciones de jerarquía, verticalismo que no han servido hasta ahora en Canarias".

A su modo de ver, "decir que si hay círculos en barrios o en pueblos estamos creando reinos de taifas para que cada uno decida por su cuenta, es lo mismo que decir que el conjunto de la ciudadanía no es capaz de llegar a acuerdos beneficiosos para todos y que tiene que haber un pequeño equipo dirigente de iluminados políticos que decidan por los demás. Lo que no es nada razonable".

Así que, "desde mi punto de vista, para revertir esta situación de dominio de una minoría, lo que hace falta es que la mayoría ejerzamos nuestro derecho a debatir, opinar y decidir y que haya una democracia real de una vez y no que haya un grupo de líderes que nos lleven adelante como corderos conducidos por un pastor".

Llamamiento a la sensatez

El cabeza de lista de En Tenerife Podemos reconoce que la "confrontación interna" ha generado una cierta confusión en la gente, aunque confía en que "impere la sensatez una vez haya concluido el proceso electoral y que hagamos un serio y democrático debate de cómo afrontar las elecciones autonómicas y generales y que se funcione democráticamente y en base a los estatutos que aprobamos en diciembre".

Respecto a los contenidos sobre los que entiende que deben dirigirse las acciones polítcas de Podemos si logra responsabilidades de gobierno tras las elecciones municipales, autonómicas y generales, enumera un amplio listado de cuestiones entre las que figuran "hacer efectivo el derecho a la vivienda, a la educación y la sanidad, acometer una auditoría rigurosa a la deuda y recuperar fondos públicos, dado que en Canarias se lo llevan todo los que más tienen, al no pagar el impuesto de sociedades, el de patrimonio o el de sucesiones, etcétera".

A su vez, critica que "tenemos un sistema electoral que es bochornoso, por el cuál siempre gobiernan los mismos sin respetar la proporcionalidad del resultado de los votantes", así que se muestra partidario de modificarlo, ajustándolo a la realidad.

Igualmente, detalla que "sobre la base de que consideramos que nuestro estatuto de autonomía ha sido otorgado desde el Congreso con el apaño de unos cuantos diputados caciques canarios y del PSOE del momento, entendemos que se debería reelaborar para que Canarias cuente con un estatuto realmente decidido por sus ciudadanos y que, ente otras cuestiones, contemple la soberanía sobre las aguas del Archipiélago, para que podamos decidir asuntos como que no se puede hacer prospecciones porque perjudican al ecosistema marítimo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha