Andalucía Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
La debacle del 4M hace saltar las alarmas en el PSOE
Las multas por el primer estado de alarma
Opinión – Sánchez, esto sí va de libertad, por Elisa Beni

Sobre este blog

Soy francesa, escritora, sexóloga, conferenciante e investigadora afincada actualmente en Barcelona (España), y me di a conocer con mi best-seller “Diario de una ninfómana” (Plaza y Janés, 2003) que causó un auténtico revuelo en España y en el extranjero. Actualmente, estoy colaborando con Manu Sánchez en el programa "El último mono" (La Sexta) y preparando mi octavo libro. Me defino como libertina, con aspiraciones a libertaria, y, porqué no decirlo, un poco golfa…

Mi web: http://www.valerietasso.com

Mi lema: "Quien desconoce el motivo de las normas está condenado a respetarlas"

Este blog es una ventana abierta para tod@s l@s que quieren saber más sobre sexualidad y erotismo. 

¿Por qué la mayoría de noticias alrededor del sexo son poco fiables?

Sobre este blog

Soy francesa, escritora, sexóloga, conferenciante e investigadora afincada actualmente en Barcelona (España), y me di a conocer con mi best-seller “Diario de una ninfómana” (Plaza y Janés, 2003) que causó un auténtico revuelo en España y en el extranjero. Actualmente, estoy colaborando con Manu Sánchez en el programa "El último mono" (La Sexta) y preparando mi octavo libro. Me defino como libertina, con aspiraciones a libertaria, y, porqué no decirlo, un poco golfa…

Mi web: http://www.valerietasso.com

Mi lema: "Quien desconoce el motivo de las normas está condenado a respetarlas"

Este blog es una ventana abierta para tod@s l@s que quieren saber más sobre sexualidad y erotismo. 

De ponerse un supositorio sabemos, la mayoría, algunas cosas; que en ocasiones es necesario y, las más de las veces,  incómodo (aunque para esto de entrarle a una por "el recto camino" no faltan moralistas dispuestos a darnos siempre un empujón). Lo que no todo el mundo sabe es que, básicamente, el supositorio, como todos los fármacos, se compone de dos sustancias: el excipiente y el principio activo. El "excipiente" son todas aquellas sustancias que facilitan la preparación y administración del principio activo y entre los más frecuentes figuran los aglutinantes (para cohesionar el principio activo), lubrificantes (que ayudan en la preparación de la dosis), edulcorantes y saborizantes (para hacer el fármaco más agradable al sabor… recuerden que en el caso del supositorio, esto no suele importar mucho, pues, salvo casos excepcionales, se ingiere por ahí por donde "el gusto es suyo"). Por el contrario, el "principio activo" es la sustancia terapéutica en sí, lo que provoca el efecto del medicamento.

Suele suceder que cuando una lee las noticias de sexualidad en los medios generalistas, siempre se queda con la impresión de que todo lo que hay en ellas no son más que excipientes y nunca, ni por asomo, hay algo de "principio activo".

Que si el sexo adelgaza, que si descubra usted las diez posturas sexuales más exóticas, que si la Kardashian se ha metido dos tallas más en el culo… naderías, caramelitos para mantener a la bestia distraída.

Descubre nuestras apps