La portada de mañana
Acceder
Las universidades que incumplan unos mínimos perderán su categoría
Así beneficia a los más ricos la política fiscal de Ayuso
Opinión - La ropa tendida de Rufián, por Neus Tomàs

Centro de Interpretación de Puerto Real: la rica historia de una ciudad de pescadores y obreros

Centro de Interpretación de Puerto Real

Mª Ángeles Robles Morales

0

Los primeros pobladores de Puerto Real (Cádiz) ya se dedicaban a pescar y a mariscar como hacen muchos puertorrealeños de ahora. Lo sabemos por los datos que los arqueólogos han extraído después de muchos años trabajando en el yacimiento prehistórico del Retamar, situado en esta localidad de la bahía gaditana. En época romana, la alfarería y la cerámica de esta pequeña ciudad eran conocidas por su gran calidad en diferentes zonas del Imperio.

Un paseo por Los Toruños y La Algaida: aire puro de la Bahía de Cádiz

Un paseo por Los Toruños y La Algaida: aire puro de la Bahía de Cádiz

Pero no fue hasta el siglo XV cuando los Reyes Católicos fundaron una villa con jurisdicción independiente que les ofrecía un puerto resguardado y seguro. Fue también por esa época, tras el descubrimiento de América y el auge de Cádiz como centro del comercio con las Indias, cuando en esta localidad empezaron a asentarse las bases de la construcción naval, que hoy día sigue siendo santo y seña del municipio.

La rica historia de esta localidad de la Bahía gaditana sigue siendo poco conocida, aunque resulta fácil ponerse al día con una visita al interesante Centro de Interpretación de la Cultura de Puerto Real. Sus tres plantas de exposición nos permiten conocer, a través de un paseo didáctico, los principales hitos culturales de una ciudad marcada por su entorno natural y por su secular vinculación a la industria naval española.

Centro de Interpretación de Puerto Real: los primeros pobladores

El recorrido se inicia en la sala dedicada a los primeros pobladores, en la que se ha instalado una reproducción del enterramiento de El Retamar, que nos permite descubrir uno de los primeros asentamientos humanos del suroeste de Andalucía.

El Centro de Interpretación de la Cultura de Puerto Real da prioridad a los usos y formas de vida de los habitantes de este municipio desde la prehistoria hasta la actualidad. Algunos de estos habitantes hablan al visitante en primera persona, como el romano Lucio Meius Faustus, miembro de una poderosa familia que se dedicaba a la alfarería y al comercio de salazones. De su mano conocemos cómo era la vida en la ciudad y a qué se dedicaban sus vecinos en tiempos de la Gades romana.

En esta sala podremos admirar cómo eran las famosas ánforas que se modelaban en esta zona y descubrir todos los secretos del magnífico Mosaico de Baco encontrado en una villa romana descubierta en 2004 en la zona conocida como Puente Melchor. Aunque el mosaico original se encuentra en el museo provincial de Cádiz, en el centro se reproducen y analizan todos los elementos y símbolos de este importante hallazgo.

El siguiente alto en el camino es el espacio dedicado al Puerto Real de los Austria, donde conoceremos los pormenores de la fundación de la villa en 1483 como puerto de refugio para la corona española y sus inicios como enclave fundamental para la industrial de la construcción naval, crucial desde entonces para la economía de este municipio. Pero también visitaremos las tripas de un galeón de la época, aprenderemos cómo vivían los marineros, qué comían y los problemas que tenía que solucionar en su día a día a bordo.

Puerto Real alcanzó su momento de mayor esplendor en el siglo XVIII gracias al auge de la construcción naval y del comercio. Un conjunto de maquetas nos ayudan a entender la fisonomía de la ciudad en aquella época. Aunque el trazado urbanístico del centro histórico del municipio apenas ha variado desde entonces, el paso del tiempo y la considerable expansión de esta localidad, muy cercana a la capital gaditana, han convertido en irreconocibles algunos elementos fundamentales de la fisonomía de la ciudad, que el visitante puede disfrutar ahora fielmente reproducidos a escala.

La factoría de Matagorda

Las dos últimas salas nos hablan de la historia más reciente de Puerto Real, de la decadencia de esta localidad a principios del XIX, cuando las tropas napoleónicas tomaron la ciudad y destruyeron dos tercios del caserío del municipio, y su posterior recuperación a finales de ese mismo siglo, cuando se abrió la Factoría de Matagorda, los astilleros de Puerto Real, que, desde entonces, han marcado la vida de un pueblo eminentemente obrero y orgulloso de su relación con esta industria.

El Centro de Interpretación de la Cultura de Puerto Real está situado en un edificio anexo a uno de los monumentos históricos más importantes de la villa: la iglesia de San José, construida en el siglo XVIII y que hoy aloja un espacio cultural que también es visitable.

Etiquetas
Publicado el
20 de enero de 2020 - 23:04 h

Descubre nuestras apps

stats