eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Carmen Saraquete

Profesora de Investigación (ICMAN-CSIC), Académica Numeraria de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz,  Miembro del Ateneo Artístico, Científico y Literario de Cádiz, ex- Vicedirectora (1998-2002) y Directora del  ICMAN-CSIC (2002- 23 Enero 2015). Es miembro de la Comisión Académica de Doctorado de Acuicultura y Pesca de  la Universidad de Cadiz-UCA-;  Coordinadora  y Profesora  del Módulo  de Reproducción, Bioseguridad y Patologías del Master  Acuipesca de la UCA. Coordinadora y Directora Cursos de Experimentación Animal con Peces (Categorías B y C) organizados por FUECA, UCA e ICMAN-CSIC, y Homologados por la Junta de Andalucía/IFAPA.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

Los 'superpoderes' del atún rojo

La mayoría de los peces óseos (excepto los túnidos) y alguna especie de tiburón son ectotérmicos, es decir, son incapaces de controlar su propia temperatura (Tª) corporal a través del metabolismo, y ésta es regulada por la Tª del agua. En los atunes, para controlar la termorregulación existe una red de capilares sanguíneos (Rete mirabile) asociados a la musculatura roja esquelética axial y anterior, y que actúa como un sistema intercambiador de calor a contracorriente.

El calor producido a través de la actividad muscular es transportado por la sangre a través de los vasos sanguíneos que llevan la sangre pobre en oxígeno a las branquias. A través de los vasos sanguíneos "fríos" y con paredes finas, la sangre rica en oxígeno de las branquias es transportada en la dirección opuesta a través de los vasos "calientes" y atemperados por esta vía. Así, el calor es transferido a la sangre fluyendo a través del cuerpo, mientras la sangre que fluye a las branquias se encuentra ya fría, y no puede perder más calor del medio externo.

Seguir leyendo »