eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jill Abramson

Jill Abramson es columnista política en The Guardian. Es profesora visitante en el departamento de Inglés de la Universidad de Harvard y una periodista que pasó los últimos 17 años en los más altos cargos de dirección editorial de The New York Times, donde fue la primera mujer en ser nombrada jefa de la oficina de Washington y directora del periódico. 

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 133

La farsa del nombramiento de Kavanaugh al Supremo tendrá consecuencias

La mancha quedará para siempre. El desempeño de  Brett Kavanaugh como miembro del Tribunal Supremo de Estados Unidos se verá siempre empañado por el proceso partidista, forzado y poco ético de confirmación en el Senado de Estados Unidos celebrado la semana pasada.

Lo cierto es que el resultado nunca estuvo en duda. Donald Trump y Mitch McConnell estaban decididos a ganar desde que se mencionó por primera vez el nombre de la académica Christine Blasey Ford. Nunca se consideraron en su totalidad las graves acusaciones que Ford presentó contra Kavanaugh por unos comportamientos sexuales inadmisibles (corroborados de forma muy convincente, incluso con la acusación de una segunda mujer, Deborah Ramírez).

Seguir leyendo »

Los republicanos han aislado a la presunta víctima sexual del juez Kavanaugh, pero lo pagarán

Igual que Clarence Thomas –otro juez del Supremo que fue acusado de abuso sexual– antes que él, Brett Kavanaugh se cubrió con el manto del victimismo. "Habéis reemplazado el consejo y el consentimiento por una estrategia de buscar y destruir", señaló el candidato en su comparecencia ante el Comité Judicial del Senado, caracterizada por la exageración y la indignación.

Fue una representación indignante en absoluto contraste con la dignidad y la credibilidad que emanó la Dra. Christine Blasey Ford. Pero probablemente resultó efectiva. Como era de esperar, desde la Casa Blanca el presidente Trump dijo haber quedado encantado.

Seguir leyendo »

Los pilares de la presidencia de Trump: nepotismo y corrupción

A pesar de su fama, el reality The Apprentice (El aprendiz) no es el que mejor explica la presidencia de Donald Trump. Para entender lo que ocurre en la Casa Blanca hay que sintonizar un programa popular que se estrenó casi al mismo tiempo: American Greed (Avaricia americana).

La semana pasada supimos que Jared Kushner se reunió con grandes ejecutivos financieros en la Casa Blanca y les pidió 500 millones de dólares en préstamos para su imperio inmobiliario familiar, un negocio en el que mantiene una participación activa y que pasa por algunos problemas económicos. Esto realmente supera la mayoría de las artimañas financieras que aparecen en American Greed y casi puedo escuchar a Stacey Keach, el actor que narra el programa, describiendo el lado oscuro del último episodio protagonizado por Jared sobre la corrupción en los negocios y la política de Washington.

Seguir leyendo »

¿Hemos llegado a la era de la tolerancia cero ante el acoso sexual?

¿Hemos llegado a una era de tolerancia cero en los casos de acoso sexual cometidos por hombres poderosos? Al Franken puede ser la prueba de fuego.

Acaban de aparecer acusaciones de que en 2006 besó a una mujer de manera forzada. De hecho hay una foto de él posando, como un imbécil, haciendo como que toca los pechos a esta mujer mientras duerme. La fotografía, publicada en Twitter por ella misma, ya se ha hecho famosa dentro del movimiento #MeToo (#Amítambién).

Seguir leyendo »

Los depredadores campan a sus anchas en los medios de comunicación

Últimamente se ha hablado mucho de una lista secreta llamada "hombres de mierda en los medios de comunicación" y que ha circulado por Internet. Sin embargo, los hombres más repugnantes de los medios ya se habían mostrado como lo que son. Bill O’Reilly encabeza esta lista.

Todo el mundo debería escuchar el ultrajante victimismo que desprende en el podcast The Daily, del New York Times. Resulta sorprendente e irritante en exceso escuchar cómo se justifica un hombre que, junto con el medio de comunicación para el que trabajaba, Fox News, llegó a un acuerdo de 45 millones de dólares con compañeras de trabajo y subordinadas para que no lo denunciaran por conducta sexual inapropiada.

Seguir leyendo »

La cobardía de Trump frena el daño que realmente podría hacer

Como casi todos los abusones, Donald Trump es un cobarde.

Aunque durante muchos programas del reality "The Apprentice" (El aprendiz) jugó a ser un jefazo que repetía constantemente "estás despedido", ahora que es el presidente de Estados Unidos no tiene las agallas de hacer lo mismo.

Seguir leyendo »

Destituir al director del FBI no salvará a Trump de las llamas del escándalo ruso

"Esto es nixoniano", fue la reacción del senador por Pensilvania Bob Casey a la noticia de que el presidente Trump había despedido al director del FBI James Comey.

Casey, cuya afirmación repitieron sus compañeros demócratas, se refería a la infame masacre de sábado noche, cuando el presidente Richard Nixon echó al fiscal especial y al fiscal general del Estado que estaban dirigiendo la investigación del caso Watergate. Pero la masacre no descarriló la investigación; solo alimentó las peticiones de impeachment para Nixon.

Seguir leyendo »

Barack Obama tiene una voz potente, y no debería usarla para pronunciar discursos pagados

Una empresa de Wall Street pagará 400.000 dólares al expresidente de Estados Unidos para que dé una charla. Es precisamente este tipo de servilismo lo que ha causado la corrupción moral de los demócratas. 

Todavía es pronto para juzgarla pero, de momento, la postpresidencia de Barack Obama está siendo decepcionante. El lunes, en el marco de su primera comparecencia pública desde la toma de posesión de Trump, Obama habló de la desigualdad económica. Aunque lo cierto, y es obvio para todos, es que Obama ya forma parte del 1%, en gran parte debido a las empresas estadounidenses.

Seguir leyendo »

Ivanka Trump cree que protagoniza La bella y la bestia...pero lo suyo es más bien Macbeth

Por mucho que quieras pretender que tú y Jared Kushner [tu marido] sois una buena influencia para Donald Trump y moderáis su discurso. ¿Dónde está esa moderación? Kushner, a quien también se le ha asignado un cargo tan difuso como el tuyo pero igualmente poderoso, tiene un enorme peso en la Casa Blanca por el hecho de haberse casado con una Trump. Como la de él, tu lealtad está fuera de toda duda. Todo el mundo sabe que eres la principal confidente de tu padre, tanto en los negocios como en política. Vosotros dos conseguís elevar el nepotismo a un nuevo nivel, superando incluso a JFK cuando nombró fiscal general a su hermano Bobby. Como era previsible, los medios de comunicación ya han señalado los conflictos de intereses entre vuestros cargos y vuestros negocios.

La noción de que das voz a las mujeres debería haber quedado invalidada tras difundirse durante la campaña un vídeo en el que tu padre hacía servir la expresión “agárralas por el coño”. Ahora, el hecho de que tu padre defienda al presentador de la Fox Bill O‘Reilly, que ha caído en desgracia tras múltiples acusaciones de acoso sexual y afirme que “es una buena persona” que no debería tener que gastarse 13 millones de dólares para satisfacer a sus víctimas, evidencia que lo tuyo es un timo.

Seguir leyendo »

El mejor regalo de Trump a Wall Street

Donald Trump ha logrado convertir su déficit de atención en una máquina de firmar resoluciones. Y con todas esas medidas saliendo de su escritorio a un ritmo desenfrenado, es casi imposible elegir cuál de ellas se merece el mayor grito de indignación.

Con la fuerza de un vendaval, cada una de esas abominables leyes de la Casa Blanca crea un turbulento desastre. A menudo, la última expulsa a la anterior de los titulares. Primero fue la orden dando instrucciones a las agencias para aliviar “la carga de la regulación” de la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible (la reforma sanitaria de Obama); el primer paso para desmantelarla, no “mejorarla”. Después llegó la aprobación de dos polémicos oleoductos y la retirada de otras regulaciones medioambientales.

Seguir leyendo »