eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Mario Rodríguez Vargas

Ecologista. Director de Greenpeace España. 

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 10

¿Emergencia climática? Quién lo diría

Estamos en emergencia climática. Lo estamos porque lo dice la ciencia, pero también porque los gobiernos, por fin, parecen estar haciéndole caso. "¿Es solo fachada?", me preguntan a menudo. La mayoría de las veces respondo en positivo: "Quiero creer que no". Estos días, la Comisión Europea presenta en Bruselas la propuesta de ley europea de cambio climático. En nuestro país, la anterior legislatura concluyó con la declaración de emergencia climática en el Parlamento a propuesta de Unidas Podemos, y la nueva ha comenzado con la formación de un Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos que se ha comprometido a presentar una Ley de Cambio Climático y Transición Energética durante los primeros cien días en el poder.

Nos queda menos de un mes para conocer su contenido final. En el actual contexto, podría resultar obvio concluir que las leyes que apruebe el Gobierno nacerán del consenso. Sin embargo, el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética presentado por la Vicepresidencia de Transición Ecológica al Consejo Asesor de Medio Ambiente el pasado 10 de febrero era prácticamente el mismo que el que propuso el Gobierno del PSOE al final de la anterior legislatura. Sorprende lo alejado que se encuentra este texto del que Unidas Podemos planteó también el año pasado que, sin ser todo lo ambicioso que requiere el Acuerdo de París, sí recogía claramente un plan de cierre de centrales térmicas de carbón y nucleares en el horizonte 2025.

Seguir leyendo »

La esperanza de que todo cambie

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Para quienes llevamos en el ecologismo muchos años es imposible que esta pregunta no nos suscite, a las puertas de la COP25 en Madrid, una miríada de sentimientos, muchos de ellos encontrados. Porque en parte hay rabia cuando hacemos recuento de todas las oportunidades perdidas desde hace décadas, como mínimo en 24 ocasiones anteriores. También tenemos miedo de que en estos días no se haga lo suficiente para romper la inercia que marca el business as usual (curioso que el anglicismo para expresar que 'todo sigue igual' haga alusión a las empresas). Pero sobre todo nos invade la ilusión de ver a la sociedad civil respondiendo masiva y contundentemente para exigir cambios sistémicos históricos.

Y entonces el planeta despertó. Así reza la pancarta que abrirá el viernes por la tarde la manifestación mundial que recorrerá las calles de Madrid, única réplica de la que también tendrá lugar en Santiago de Chile, lugar donde se habría celebrado la Cumbre del Clima de no haber existido una fuerte represión sobre la ciudadanía. Esa tarde las dos ciudades tendrán el foco global de las movilizaciones climáticas que este último año han atravesado todos los continentes, que han unido a pueblos diversos, que han alzado las voces de las comunidades indígenas y que ha visibilizado a las colectivos más afectados ante la emergencia climática. Santiago de Chile y Madrid tienen la misión de mostrar el rugido, de tono juvenil, de todo el globo, para que tomen nota quienes a pocos kilómetros de distancia tienen la misión de conseguir reducciones anuales del 10% en emisiones de gases de efecto invernadero teniendo en cuenta que la mayor responsabilidad (y por lo tanto necesidad de esfuerzo) es de aquellos países que históricamente más han contribuido al cambio climático, sin por ello obviar que en sociedades tan desiguales como la nuestra esta contribución también es desigual.

Seguir leyendo »

Revertir Madrid Central raya la temeridad

Los resultados de las elecciones municipales van a conformar nuevas mayorías de gobierno. Aunque obvio, conviene recordarlo: si hay algo que ha de transcender al debate partidista y a las distintas ideologías políticas es que cualquier gobernante ha de velar por la salud de la ciudadanía y la protección del medio ambiente con el fin de garantizar ciudades sostenibles y saludables.

Sin embargo, las alarmas no han tardado ni 24 horas en sonar ya que en una ciudad icónica como Madrid, el Sr. Almeida, candidato del PP a la alcaldía, lo primero que ha anunciado es que reabrirá Madrid Central a los vehículos contaminantes. Esta medida raya entre la ocurrencia y la temeridad. Convendría refrescarle la memoria porque quizás no recuerde que Bruselas exigió el pasado año, en realidad lo venía haciendo desde hace mucho más tiempo sin mucho éxito, medidas urgentes, creíbles y eficaces para reducir la contaminación atmosférica en los Estados miembros. Y abrió procedimientos contra algunos países por no adoptar medidas urgentes para revertir la situación y esto no pasó con España, como recordó en su momento el comisario de Medio Ambiente de la UE, Karmenu Vella, por las medidas adoptadas en los últimos meses por los ayuntamientos de Barcelona y Madrid, entre ellas Madrid Central.

Seguir leyendo »

Nuestra vida y nuestro planeta están en juego

Tenemos enormes retos por delante y como sociedad civil organizada no podemos ser un actor ajeno a esta campaña electoral, menos ante la situación de crisis y urgencia social, económica, política y medioambiental que queda invisibilizada en medio del sube-baja de número de votos del que hablan unos y otros, los ataques electoralistas superfluos y la verborrea de promesas, muchas veces vacías. Las políticas neoliberales de los últimos años basadas en la austeridad y los recortes en servicios y derechos, junto con las prácticas extractivas y de desposesión de recursos naturales de las multinacionales y la firma de acuerdos de libre comercio no solo han seguido aumentando la explotación de muchos países del hemisferio sur sino que han incrementado exponencialmente la desigualdad y puesto en peligro la vida de todos y el planeta en el que convivimos y del que somos interdependientes.

La emergencia climática nos exige que en un tiempo récord de apenas diez años revirtamos los efectos de décadas de excesos. En nuestro país la crisis de 2008 sirvió para implementar estas políticas y recortes que empobrecieron más a la población, elevaron los niveles de paro, convirtieron los servicios públicos esenciales en un lucrativo negocio y consolidaron una precariedad estructural que castiga especialmente a las personas más jóvenes y a las mujeres en quienes recae la sostenibilidad de la vida y los cuidados. Es decir, sus ‘soluciones’ ahondaron todavía más en las desigualdades y la falta de acceso al bienestar, porque los costes de la austeridad, las guerras, la contaminación o la pérdida de biodiversidad no quedan reflejados en el PIB. Vivir en paz, la dignidad, la salud, el medio ambiente o la equidad no se contabilizan en sus análisis económicos.

Seguir leyendo »

La regeneración democrática pasa también por Yemen

Sr. Presidente del Gobierno, me pregunto cuánto más tiene que agravarse la crisis humanitaria sin precedentes que está sufriendo Yemen, cuántos muertos más, cuántos hospitales, escuelas o autobuses llenos de niños y niñas tienen que ser destruidos por bombas “inteligentes” para que el Gobierno que preside deje de mirar para otro lado y cumpla la ley que impide exportar armas a países en conflicto.

El pasado lunes me invitó al evento #Avanzamos y le escuché hablar de transparencia. Y es precisamente transparencia lo que pedimos, en este Día Internacional de la Paz, las organizaciones que lideramos la campaña Armas Bajo Control: el fin del secretismo en las actas de la JIMDDU (Junta Interministerial para el Comercio y Control del Material de Defensa y Tecnologías de Doble Uso) que desde 1987 nos hurtan el derecho a saber qué autorizaciones de exportación de armas son aprobadas por esta opaca junta interministerial que precisamente se reunió ayer. Aparte de las 400 bombas ya comprometidas, me pregunto si se han aprobado nuevas ventas de armas a Arabia Saudí.

Seguir leyendo »