eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Paula Bonet

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, completa su formación en Santiago de Chile, Nueva York y Urbino. Su trabajo se centra en la pintura al óleo, el grabado y en la ilustración. Ha realizado exposiciones en Barcelona, Madrid, Oporto, París, Londres, Bélgica, Urbino, Berlín, Santiago de Chile, Valencia, Miami y México. Su obra, cargada de poesía y volcada en las artes escénicas, la música y la literatura, culmina en la publicación de varios libros. “Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End” (2014) , “813” (2015) –un homenaje a la obra y a la figura del director francés François Truffaut- y “La Sed” (2016)-un largo poema en clave feminista- son su trabajos más conocidos. En abril de 2017 publica “Quema la memoria” (2017), un cancionero ilustrado donde su universo se funde con el del cantautor The New Raemon en el aniversario de sus 10 años de carrera. En junio del mismo año aparece “Escribe con Rosa Montero”, un cuaderno donde la escritora da las claves para aprender a escribir ficción. En la actualidad se encuentra trabajando en Por el olvido (2018), un canto de amor a la literatura y a la amistad, a Roberto Bolaño y su novela “Los detectives salvajes”, un trabajo a cuatro manos con el artista Aitor Saraiba que no debe entenderse como un texto de Bolaño ilustrado: es la búsqueda del autor de “2666” y “Putas asesinas“, pero también la caza de su sombra errante.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 30

Sangre joven

La actriz y directora italiana Asia Argento contaba hace pocos días en un duro discurso en Cannes que, en 1997, a sus veintiún años, había sido violada. Harvey Weinstein abusó de ella justamente allí, en el lugar donde estaba recogiendo el premio a la mejor interpretación femenina. Decía que en Cannes los violadores campan a sus anchas. 

Hablaba de Cannes, pero podría haber estado hablando de un aula ‘random’ en un instituto de Guadalajara. De la sala de reuniones de una empresa valenciana. De los pasillos de cualquier supermercado de Cuenca. O del despacho de un profesor de dibujo de cualquier universidad andaluza: todos los Harveys Weinsteins del mundo creen que pueden estar tranquilos porque el sistema está hecho a su medida y saben que pueden coger lo que necesitan cuando les venga en gana. Aunque lo que necesiten sea aquello que la vida todavía no ha dado a las chicas que empiezan a entender de qué va todo esto. Ellos roban aun sabiendo que acabarán jodiendo también metafóricamente a esas chicas y al modo que tendrán de relacionarse con el mundo y con su sexualidad. 

Seguir leyendo »

Cuerpo de embarazada sin embrión: historia de dos abortos

Contemplo un óleo que parece trabajado sólo en una pequeña superficie en la parte superior-derecha de la tela. La luz baña una figura arrodillada que se dirige al cielo mientras el resto de la escena está invadida por la oscuridad. Analizando los matices de la zona en sombra me doy cuenta de que ese es el lugar en el que he vivido siempre, y que antes de intentar salir a la luz necesito entender qué sucede en esas construcciones que las mujeres hemos levantado en las tinieblas. 

Somos más de la mitad de la población pero nuestra representación es irrisoria. Recibimos un trato desigual. Somos el objeto y no el sujeto, y además somos sospechosas de cada uno de nuestros actos. Levantaremos sospechas incluso al denunciar una agresión sexual porque la cultura de la violación está tan arraigada que se ha invisibilizado y convivimos con ella en esas tinieblas que nos son tan familiares.

Seguir leyendo »