eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Rocío Medina

Responsable del área de Feminismos del Podemos Andalucía

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 60

"Juana está en mi casa": el pacto feminista entre redes de desobediencia civil contra las violencias machistas

En estos días estamos viviendo una situación histórica para los derechos de las mujeres y los feminismos en dos escenarios políticos perfectamente identificables: el Pacto de Estado, de un lado, y la movilización feminista “Juana está en mi casa”, de otro.

Por su parte, el debate de la subcomisión para el Pacto ha abordado el ensanche político y jurídico de la noción de “violencia de género” en el marco de la Ley de 2004  y del Convenio de Estambul. Además, reconoce la necesidad de dar cierta marcha atrás a la Ley Montoro, lo que implica que todos los partidos asuman públicamente el profundo vínculo entre los recortes y el asesinato sistemático de mujeres en este país. Las instituciones y administraciones tienen la obligación de generar mecanismos de prevención y protección ante las violencias machistas, y eso sólo se hace con inversión pública adecuada y, por tanto, con una voluntad política feminista, es decir, centrada en las políticas de educación y prevención, y no en el populismo punitivista.    

Seguir leyendo »

¿Feminizar la política sin despatriarcalizar el partido?; sobre la urgencia de mirar al partido con gafas violetas

Sobre lo que sea feminizar la política mucho se ha escrito en estos días. En el debate, aún en construcción, hay algunos ejes que pueden ayudarnos a comprender las dificultades de feminizar la política sin antes transformar el propio partido desde los feminismos. Atendiendo a estos ejes fundamentales, a saber, la presencia de las mujeres, lo que signifique feminismos y la necesidad de transformar el partido desde propuestas feministas, pretendo explicar por qué la feminización de la política debe empezar por "Despatriarcalizar Podemos".

En primer lugar, está claro que el hecho de tener más o menos mujeres en el poder político no tiene por qué implicar necesariamente algún giro feminista en leyes o políticas públicas; ni siquiera que éste sea mínimamente progresista. De hecho, por ejemplo, el elevado incremento de mujeres en los ejércitos, especialmente en el norteamericano, aunque asumamos que pudiera alterar algunas prácticas, no ha feminizado de manera sustancial estas instituciones si por feminizar entendemos algo más que la presencia de mujeres. En última instancia, la presencia de las mujeres en cualquier estamento de poder tampoco garantiza directamente la mayor autoridad de sus discursos. Lo que sí conocemos es el uso perverso que el marketing partidario ha hecho y hace de la presencia de las mujeres con el fin de modernizar su imagen electoral.

Seguir leyendo »

Política, territorios y cuerpos: una lectura feminista de la actualidad política

En la coyuntura política reciente, a nadie escapa el precio que pagó Ciudadanos por sus posiciones sobre la violencia machista en las elecciones generales. También fue notoria la centralidad de los debates feministas en la campaña, que tras la fuerza social desplegada por el movimiento feminista el 7N en Madrid, ha venido para quedarse en la contienda política. El 7N se erigió como un nuevo sujeto político al recordarnos que las violencias machistas múltiples sostienen cotidianamente los asesinatos de las mujeres. El relato político que entienda la profundidad histórica de este acontecimiento sin apropiárselo, buen catalizador de ciudadanía será.  

Ya no es de recibo hablar de los derechos de las mujeres y de las territorialidades mientras los asesinatos masivos de mujeres, punta del iceberg de las violencias machistas, quedan atrapados en un discurso que niega la posibilidad de pensar políticamente nuestras sociedades desde el género como categoría de análisis y los feminismos como propuesta. El feminismo no es el "temita de las mujeres". El poder lo sabe, pero muchos compañeros y compañeras no. La propuesta feminista es política y ética, la de una vida digna de ser vivida en cuerpos y comunidades sociales que ponen la sostenibilidad de la vida en el centro y no el enriquecimiento de unos pocos. 

Seguir leyendo »