eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rosa Martínez Rodríguez

Rosa Martínez Rodríguez, diputada por Bizkaia y coportavoz de EQUO. Ecologista y feminista, es portavoz adjunta de energía y portavoz de I+D en el grupo parlamentario Unidos Podemos – En Comù Podem – En Marea.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 80

Maquillando nuestra ciencia

Previsiblemente a finales de junio, y tras su paso por el Senado, se van a aprobar los presupuestos que convertirán en estructurales lo que eran recortes transitorios. Seis años de reducción continua de las inversiones en I+D+i nos deja una situación de emergencia en lo que se refiere a proyectos, personal investigador y gestión de los centros.

Aunque en la presentación de sus presupuestos el Ministerio de Hacienda cifró el aumento en I+D+i en un 4,1%, un análisis detallado, no sólo de las cifras sino de su ubicación y destino, cambia completamente la lectura. A la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación no le gustó que en su comparecencia en el Congreso hablásemos de maquillaje en las cuentas del I+D+i. Y si bien ella fue clara y precisa en la presentación de las cuentas, el Gobierno, como un buen maquillador, ha tratado de ocultar la realidad a los ojos inexpertos. Pero cuando acaba la función, el maquillaje desaparece y asistimos a la transformación: lo que fue rosa se vuelve abrojo, y lo que era un incremento se queda en un raquítico 1%, que si le aplicamos la inflación se convierte en una caída de la inversión de un 0,4%.

Seguir leyendo »

No cuela, señor ministro

La Operación Diálogo, que tan bien ha descrito Josep Ramoneda, ha llegado a la energía. A pesar de la oposición política y la movilización ciudadana, el anterior Gobierno del Partido Popular llevó a cabo todo un programa de medidas energéticas destinadas a consolidar los privilegios del oligopolio y frenar todo el desarrollo de las energías renovables y del autoconsumo en España. Hoy la aritmética parlamentaria es completamente diferente y hay suficientes puntos en común entre los partidos de la oposición como para revertir una parte importante de estas políticas.

Apropiándose de una narrativa y un lenguaje que empiezan a ser parte del sentido común (cambio climático, descarbonización, renovables, eficiencia, etc.), el ministro Álvaro Nadal pretende reunir a todas las fuerzas políticas en torno a un pacto de estado de la energía en el marco de los objetivos de reducción de emisiones y la necesidad de una transición energética. Sin embargo, visto lo visto esta semana en la comparecencia en comisión, el objetivo de esta legislatura es darle unas pinceladas verdes a todo lo hecho, lo justo para cumplir con los deberes que nos ponga la Unión Europea pero sin que suponga ninguna reforma de calado en nuestro modelo energético.

Seguir leyendo »

Davos, o la urgencia de una transición completa

Recién aterrizada en la política institucional, veo con optimismo la gran oportunidad de cambiar las cosas que tenemos por delante. Las propuestas de cambio y democratización del sistema político y la urgencia de asegurar los derechos de las personas representan los anhelos de cambio de una parte de la sociedad española. Sin embargo, hay que añadir y pelear la tercera pata del cambio: el modelo económico y productivo. Cualquier política social será meramente paliativa si no transformamos la causa última de la desigualdad: un sistema económico explotador de recursos y personas.

Sin embargo el Foro Económico Mundial, alias Davos, tiene sus propios planes. Este año la apuesta para dar solución a todos los desafíos globales es lo que llaman la cuarta revolución industrial: la automatización y digitalización de los procesos productivos que transformará nuestra sociedad y hará nuestras economías más eficientes y más productivas.

Seguir leyendo »

El gobierno de la lista más votada: entre chapuza y cacicada

A lo largo de la legislatura han sido varias veces en las que el Partido Popular ha hablado de reformar la ley electoral para que gobierne la lista más votada. Que la última tenga lugar tras su conferencia política, nutrida de candidatos a alcaldías y presidencia más votados pero sin gobierno, tiene que ser simple casualidad. Salvo que, hayas perdido alcaldías como Madrid o Valencia y el gobierno de la Comunidad Valenciana y reproches a tu partido no haber legislado en favor de la lista más votada antes de las elecciones.

Seguir leyendo »

Reflexiones de una mujer candidata a liderar un partido político

Hace una semana se iniciaron oficialmente las primarias abiertas de Equo para elegir la cabeza de nuestra candidatura para las elecciones generales. Y yo decidí presentarme con la determinación de hacer una buena campaña, y por qué no decirlo, de ganar las primarias: quiero ser la candidata de Equo. Una siempre intenta calcular los riesgos y los costes de una decisión así, pero para las que somos nuevas en la política, es difícil imaginar qué van a suponer este tipo de procesos.

Después de esta semana quiero decir que ahora acabo de entender (mis sospechas ya tenía) por qué tenemos Pedros, Pablos, Marianos o Garzones en la primera línea política a nivel nacional, pero muy pocas mujeres, jóvenes y madres. La respuesta es bien obvia: participar y hacer campaña para unas primarias para ser cabeza de lista en unas elecciones generales es una locura cuando tus hijos ya están en jornada intensiva en el colegio y no tienes un red familiar que te cubra donde el horario escolar ya no alcanza.  No quiero que acaben las primarias sin visibilizar, sin contaros, el triple reto que supone este proceso desde mi realidad personal. Como política. Como mujer. Y como madre.

Seguir leyendo »

Por qué es imprescindible una política feminista

No deja de resultar curioso que en una sociedad donde la palabra feminismo aún ponga a la defensiva casi por igual a hombres y mujeres, izquierdas y derechas, nos encontremos de repente debatiendo en los medios de comunicación sobre el grado feminismo de los partidos políticos. Saquemos el “feministómetro” y pongámonos a medir: cómo de paritarios son los órganos de dirección, número de feministas por cada 100 militantes, referencias a políticas de la mujer en el programa, etc. Y esto, ¿de verdad importa?

Pues importa muchísimo. Primero porque demuestra que la conciencia sobre la desigualdad estructural entre hombres y mujeres ha salido de las esferas estrictamente feministas y ha llegado nada menos que a la política; y segundo porque se reconoce que hablar de mujer en términos de igualdad y con perspectiva de género es hacerlo desde el feminismo.

Seguir leyendo »