Fabricio y Rubén ponen al Madrid contra las cuerdas

Fabricio dio un auténtico recital de paradas en el choque contra el líder de la Liga. El portero grancanario realizó una gran actuación bajo los palos, realizando uno de los mejores partidos del curso, a pesar de no conseguir evitar la derrota. El jugador de Carrizal fue un muro durante todo el choque y a punto estuvo de evitar el tanto de la derrota, pero su rechace al remate de Ramos lo aprovechó Cristiano, que no perdona, para subir el tercero al marcador.

Por su parte, Rubén también estuvo bastante participativo en labores ofensivas, propiciando el primer tanto de los béticos, al poner en bandeja el cuero a Jorge Molina tras un soberbio control y un posterior regate en la frontal del área, aunque se ayudó de la mano. El grancanario dispuso de una clara ocasión en la segunda mitad con la que adelantar a los suyos, pero se encontró con la intervención de Casillas, que desbarató el peligro, aunque nunca paró de intentarlo.

Mientras, en el Barcelona Pedro continúa recuperando su nivel gracias a los minutos que le ofrece Guardiola, que apostó por él en el equipo titular para visitar al Racing. El tinerfeño jugó casi la totalidad del choque, en una plácida victoria del cuadro azulgrana, que mantiene la diferencia de diez puntos con el liderato. Pedro tuvo en sus botas la primera ocasión del choque, tras una incursión por la izquierda, pero su disparo con rosca se marchó lamiendo el palo. Antes de ser sustituido tuvo la oportunidad de conseguir su gol, pero su vaselina se quedó corta, fácil para Mario que atrapó el cuero.

Nueva derrota del Villarreal de Ángel, que no consigue revertir la delicada situación de resultados que atraviesa. El submarino amarillo marcha tres puntos sobre el descenso, sin encontrar una mejoría en su juego. De nuevo los fallos defensivos pasaron factura al equipo castellonense. El lateral canario no pudo evitar el primer tanto de Diego Castro, dejando su espacio libre para que el gallego inaugurase la cuenta. Ángel sigue siendo titular, pero no está atravesando su mejor momento futbolístico, aunque es un fijo en los planes de Molina.

El Sporting de Gijón consiguió la primera victoria de la era Clemente con un solitario gol del portugués André Castro. En esta ocasión, el técnico de Barakaldo dejó sin participación a los dos canarios, que venían disfrutando de minutos en las jornadas anteriores. Tanto Carmelo como Ayoze estuvieron en el banquillo, disponibles para entrar al terreno de juego en cualquier momento, pero en esta ocasión se quedaron sin participar, aunque si gozaron de tres puntos importantes para el equipo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats