Sampedro se irá del CD Tenerife entre los diez de sus ochenta técnicos con menos partidos dirigidos en categoría nacional

Sampedro, dando indicaciones en el Martínez Valero

ACAN

Santa Cruz de Tenerife —

Efectivo, pero fugaz, Luis César Sampedro puede pasar el próximo domingo a la historia del CD Tenerife con el récord de figurar entre la decena de entrenadores que menos veces lo dirigieron en categoría nacional. Si se cumple la intención apuntada por Miguel Concepción de considerarlo de paso, y pese a conseguir el objetivo para el que se le contrató, el de Villagarcía de Arosa se apuntará una marca tan curiosa como paradójica entre los ochenta técnicos que alguna vez llevaron las riendas del representativo.

Amargo debut de Luis César Sampedro como entrenador del CD Tenerife

Amargo debut de Luis César Sampedro como entrenador del CD Tenerife

Luis César pasará a encabezar, con cuatro presencias, el Top 10 de preparadores más efímeros del CD Tenerife. Lo hará junto a Ignacio Eizaguirre, que dimitió el 26 de septiembre de 1972 por invitación de la junta directiva tras la cuarta jornada del campeonato de Segunda División A de la temporada 1972-1973. Dejó un balance peor que el de Luis César: dos empates y dos derrotas en un ambiente irrespirable en el que pudo más la presión de la grada a la junta presidida por Domingo Pisaca.

El que como portero fue tricampeón de Liga con el Valencia e internacional con la España de Ramallets, Zarra o los canarios Molowny y Rosendo Hernández, fue relevado en el banco por Héctor Núñez casi recién comenzado un curso que los blanquiazules —Molina, Pepito, Medina, Jorge… todos canteranos o canarios, excepto los uruguayos Bergara y Caamaño— terminarían en el puesto 14, aunque promocionando, con éxito, por la permanencia.

Además de Eizaguirre, en la lista de la decena de fugaces se incluyen, en su mayor parte, recambios de urgencia marcados por la interinidad (Ñito, García Cortés, Felipe Miñambres, Alfredo Merino y Toño Hernández) y por Alberto Abrisqueta, Andrés Llombet y Rafael Morera, responsables en los años treinta del siglo pasado, cuando el CD Tenerife era un equipo regional al que se permitía disputar la Copa de España (ahora Copa del Rey). En este caso, la transitoriedad es relativa, ya que también dirigieron a la plantilla en las competiciones insulares.

Una marca imbatible

El récord de interinidad en el banquillo del Heliodoro lo seguirá conservando, con una marca difícilmente batible, el tinerfeño Santiago Villar, quien después de acumular más de 200 partidos con la camiseta del representativo lo dirigió en 26 ocasiones (18 de ellas ligueras) y en tres temporadas distintas entre 1965 y 1969. Y siempre con el cartel de provisional como hombre de la casa que fue desde los años cincuenta.

Copy:

Infogram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats