La portada de mañana
Acceder
Madrid, a la cabeza de contagios y a rebufo en las medidas frente a los rebrotes
Lo que sabemos y no sabemos que ocurrió antes de la explosión en Beirut
Opinión - Monarquía: España ante el espejo, por Jesús Cintora

Preocupación en la UD Granadilla Tenerife por el futuro

El fútbol femenino sufre los problemas relacionados la venta de los derechos televisivos.

EFE

0

El vicepresidente de la UD Granadilla Tenerife, Julio Pérez, ha indicado este pasado lunes en una rueda de prensa virtual que este será “un año muy complicado en lo económico para la entidad ”debido a la pérdida de varios patrocinadores y a las desigualdades cada vez más presentes entre los clubes dependientes de entidades masculinas y los independientes.

La UDG Tenerife anuncia el regreso de Jackie Simpson

La UDG Tenerife anuncia el regreso de Jackie Simpson

Pérez ha comentado que, a pesar de la crisis que se prevé que llegue al fútbol femenino tras esta situación sanitaria “los equipos que pertenecen a clubes masculinos van a seguir manteniendo el poder adquisitivo que tenían”, algo que va a costar un poco más a los cuatro equipos que no están en esta situación (UDG Tenerife, Logroño, Madrid CFF y Sporting de Huelva).

Según el vicepresidente blanquiazul, “el mercado se ha ido inflando con el convenio colectivo y con el hecho de que las jugadoras cada vez son más exigentes” y ha considerado que por este motivo, el presupuesto de un club de Primera Iberdrola no bajará de un millón de euros.

Además, Pérez ha destacado otros inconvenientes en el plano económico como el retraso de la subvención pública del Ayuntamiento de Granadilla, que todavía falta por ingresar la cantidad del curso 2018/2019 y los problemas relacionados la venta de los derechos televisivos, que el equipo tinerfeño acordó con Mediapro, lo que le impide que ahora pueda participar en el programa Élite de la federación española.

Este programa supone una importante inyección económica a las entidades que vendan sus derechos a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) e incluye también el pago de desplazamientos, un gasto muy relevante para la UDG Tenerife debido a la insularidad y a que el filial al estar en la competición Reto Iberdrola, también se traslada a la península cada quince días.

“Esta temporada hemos tenido a dos equipos viajando a la península sin el programa élite y nos hemos tenido que romper la cabeza para gestionar cada euro y poder sobrevivir” ha destacado.

"Creo que para la próxima temporada no hay riesgo, pero sí será complicado”, ha asegurado el vicepresidente, que también ha dicho que las instituciones públicas tendrán que apostar de forma clara por el fútbol femenino.

“Lo que no queremos es entrar en una dinámica de pérdidas, no queremos dejar de existir, antes de llegar al punto de no tener dinero, lo dejaríamos”, ha dicho el mandatario blanquiazul, que a su vez espera no llegar a ese punto.

La UDG Tenerife espera poder ingresar en el programa Élite y que nuevas empresas se sumen al proyecto de la próxima campaña, que pretende ser una continuación de la propuesta de la 2019/2020.

El vicepresidente ha señalado que se apuesta por renovar a buena parte de la plantilla y ha asegurado la permanencia del técnico Francis Díaz en “un 95 por ciento de posibilidades”.

“Queremos renovar, queremos quedarnos con el equipo que tenemos porque no dio rendimiento por muchas situaciones”, como haber cambiado tres veces de entrenadora durante el curso.

El vicepresidente a confirmado las bajas de Juliana Cardozo y Rafaela Anchieta, movimientos que motivaron la incorporación de Jackie Simpson, sin embargo, el club “por ahora” no se plantea más fichajes.

La entidad tinerfeña está negociando con las jugadoras, pero es consciente de que “si las jugadoras se guían por el tema económico” se irán a otros clubes que les puedan ofrecer mejores condiciones.

Pérez espera que las jugadoras puedan poner en valor otras cosas como el estilo de vida y el trato, algo que hizo la portera Aline Reis, que desechó varias ofertas y renovó con el equipo tinerfeño una campaña más.

En cuanto a la decisión tomada por la RFEF de suspender la competición, Pérez ha dicho que ha sido la solución “menos mala” y ha comentado que aunque la UDG Tenerife quería disputar la competición, no habría podido aguantar los costes derivados de cumplir el protocolo sanitario.

El equipo todavía no sabe cuándo comenzará el próximo curso, pero la opción preferida es que empiece en septiembre, ya que al haber dos ascensos este año habría que cuadrar 34 partidos.

Lo que tampoco sabe el combinado blanquiazul es dónde jugará esa competición puesto que se puede dar el supuesto de que en su campo actual, en La Palmera, no se pueda cumplir con el posible protocolo sanitario.

Pérez ha expuesto varias opciones como acelerar mejoras en el campo de San Isidro o la opción de trasladarse a Santa Cruz, donde hay tres instalaciones disponibles, el estadio Heliodoro Rodríguez López, la ciudad deportiva del CD Tenerife o el campo de La Salud, donde compite el filial tinerfeño que milita en la Reto Iberdrola.

No obstante, cada espacio tiene sus inconvenientes como el coste, en el caso del estadio, o el césped, en el caso del campo del barrio de La Salud, a lo que se suma que la UDG Tenerife quiere seguir siendo “un equipo de la zona sur” de la isla, ya que es donde ha residido el club “en tiempo de bonanza” y quieren seguir haciéndolo también en los “malos momentos”.

Etiquetas
Publicado el
19 de mayo de 2020 - 12:41 h

Descubre nuestras apps

stats