Sí Podemos Canarias reclama que se frene la importación de papas hasta que la producción local sea comercializada

Francisco Déniz, portavoz del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias.

Francisco Déniz, portavoz del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, ha pedido a la Consejería de Agricultura, cabildos, y a las organizaciones del sector “compromiso y responsabilidad para frenar la importación y aplazarla hasta que la producción local esté comercializada o tenga garantías de que tendrá salida". A su juicio, si entra al Archipiélago el tubérculo de fuera antes de octubre, la producción en las islas "se pudrirá".

Durante la sesión plenaria de control al Gobierno celebrada este martes, Déniz ha pedido que se convoque la Mesa de la Papa "para arrancar un compromiso de no importación hasta finales de septiembre con el fin de que todos los agentes implicados, incluidos grandes cadenas de supermercados, agoten el producto del país antes de que traigan la papa inglesa o de Israel”.

Déniz ha remarcado que se trata de un “llamamiento sincero desde la preocupación por la progresiva pérdida de renta de las producciones agrarias, que desaniman y aburren a la gente del campo", porque "es muy triste ver papas locales en las cámaras medió estropeadas y que nadie las retire y las comercialice. Ahora mismo hay cooperativas con más de 600.000 kilos esperando su incorporación al mercado, mientras que en grandes y pequeñas cadenas de supermercados hay papa de Israel compitiendo deslealmente con las nuestras”, ha insistido.

Por ello, el diputado regional de Sí Podemos Canarias considera que “es necesario tener un encuentro de todos los agentes implicados para decidir qué no entra papa de fuera hasta que la del país no salga y se consuma”.

Para el portavoz de Sí Podemos Canarias en el área de agricultura es imprescindible extraer lecciones que de la pandemia. "Comer sano, reducir la dependencia alimentaria del exterior y garantizar más autoabastecimiento es tarea de todos, tanto de las instituciones como de la ciudadanía”, pero sobre todo de los importadores, intermediarios y supermercados “para que comercialicen adecuada y razonablemente la producción del país”.

En este sentido, Déniz ha recordado que la ciudadanía puede contribuir no consumiendo papas de Israel y, sobre todo, exigiendo el producto local así como denunciar el falso etiquetaje.

Etiquetas

Descubre nuestras apps