La historia de la conquista de Canarias se traslada a la pequeña pantalla en 'Datana'

Dibujo contenido en 'Le Canarien'

Las Islas Afortunadas, principios del siglo XV. Es el punto de partida de Datana, proyecto audiovisual en el que trabaja la productora canaria Amissus, y que relata la historia de la conquista del Archipiélago en formato de serie de ficción.

Dirigido a un público de entre 20 y 50 años con intereses en política e historia, la serie se basa en la trilogía Sangre, de Carlos González Sosa, y “narra el principio de la conquista de Canarias, que es un proceso iniciado por Jean de Bethencourt y Gadifer de La Salle, un viejo amigo con el que llevaba sin verse muchísimo tiempo y que tiene los pies sobre la tierra, pero al que le atrae la idea de evangelizar las Islas”. Daute Campos, cocreador de Datana junto con la guionista balear Lala Vicens, expone la historia de estos nobles franceses cuyo pasado, especialmente el de Jean de Bethencourt, está relacionado con Isabel y Alfonso, aborigen de familia noble, que se convierten en esclavos tras ser “capturados de pequeños por piratas castellanos”. Comprados en un mercado de Castilla por el primo de Bethencourt, deberán “hacer de guías y las veces de traductores con los propios habitantes de Lanzarote”.

En medio de la sangre, la venganza y las luchas de poder entre conquistadores y conquistados, Isabel y Alfonso vivirán una historia de amor prohibido al tiempo que lucharán por liberar a su pueblo de los ‘recién llegados’. De familias enfrentadas, ambos jugarán un papel en la conquista y evangelización de Lanzarote junto con otros personajes como Afche, tío de Alfonso, “quien le disputa el reinado a Guadafía”, o Bertín de Berneval, pirata y amigo de Jean de Bethencourt que se interesa en la conquista “para intentar capturar esclavos y venderlos posteriormente en Europa”. Las intenciones de todos estos personajes, “que además fueron reales”, no son del todo transparentes, reconoce el cocreador, porque “hasta el que parece más bueno puede hacer las peores cosas y el que parece más malo es capaz de lo mejor”.

La conquista de las Islas Afortunadas, que en la primera temporada se centra en Lanzarote, no es la única trama de una serie que conjuga la religión, las luchas de poder entre los propios habitantes por desacuerdos en el trato a los conquistadores, la superioridad moral de los europeos o la violencia. Temas que Daute Campos indica que “son de actualidad, pero que nosotros hemos querido adaptarlos a un proceso de conquista que se pudo ver tanto aquí como en las Indias y en otros lugares que fueron colonizados”.

A lo largo de los 55 minutos de cada uno de los ocho episodios de la primera temporada, que podrían ser dos más basadas en el segundo y tercer libro de la trilogía, Datana mostrará localizaciones de Lanzarote, La Graciosa, Lobos y Fuerteventura. “Nosotros hemos desarrollado un nexo en el cual Isabel pase de una temporada a otra, pero realmente son tres procesos de la conquista totalmente distintos. El primero está basado en la conquista de Lanzarote, el segundo en la conquista de Gran Canaria y después, la conquista de La Palma”. Un proceso que se inicia en 1402 y termina en 1496 y que se refleja en el título del proyecto.

Datana proviene del amazigh, una de las lenguas bereberes más habladas en Marruecos, y su significado en castellano varía entre Luchemos por nuestros antepasados y Luchemos por el honor. El nombre fue extraído del segundo libro de la saga Sangre y en la serie ejemplifica la lucha interna de Isabel. “No solo se enfrenta a los propios conquistadores y a no poder tener un amor con Alfonso. También a su propio pasado, que es volver a la isla” tras marcharse siendo una niña y regresar al cabo de 10 años como una mujer.

Esta lengua no solo ha sido incluida en el título. También en los diálogos. “Yo creo que es caldo de cultivo para descubrir otro tipo de culturas. En Canarias, a pesar de que somos Occidente, sí estamos acostumbrados, puesto que nuestros orígenes surgen de ahí, pero en el resto de Occidente eso se ve como algo muy lejano”. El castellano con acento francés y canario es el otro idioma que aparecerá en la primera temporada. “Siempre da cierto resquemor usar excesiva subtitulación”. En el caso de los aborígenes, hablarán en castellano canarizado en los contactos entre sus poblaciones y los europeos, incluyendo en algunas ocasiones palabras en amazigh.

La adopción de estas licencias artísticas se une a la elección de retocar “datos históricos que tuvieran cierta ambigüedad o desconocimiento para dramatizarlos un poco más”. La historia de Isabel y Alfonso, por ejemplo, se encuentra recogida en Le Canarien, crónica de la conquista escrita por Bethencourt y De La Salle en el siglo XV, pero de manera tan sutil que solo se puede intuir. El cocreador expone que “al ser unos documentos escritos por los conquistadores, ese tipo de cosas no las reflejan, pero sí que existieron algunos castigos para Isabel y Alfonso que dan a entender que pudieron llegar a tener un romance”. Otras licencias son la adaptación de la estatura de los canarios, que medían entre 1’70 y 1’75, y la creación de poblados más grandes de los datados hasta el momento y que podrían haber alcanzado en Lanzarote las 10.000 personas.

La idea del proyecto surgió hace un año. Un evento para presentar proyectos audiovisuales y reunirse con distintas productoras encendió sus bombillas. Amissus Producciones Cinematográficas empezaba su andadura y la idea de tratar una historia desconocida para el público español, pero que en el pasado ya se había intentado trasladar a la pequeña pantalla, detalla Daute Campos, asentó este deseo. De momento, Datana se encuentra en el proceso creativo, la primera fase, y ya ha sido expuesta a distintos compradores. La fecha de estreno, la grabación, la elección formal de los decorados y los acuerdos para el vestuario y las localizaciones aún tienen que esperar.

Esperar no significa, no obstante, no poder avanzar. Una imagen mental de las posibles vestimentas canarias inspiradas “desde los dothraki de Juego de Tronos hasta los del bando de Jason Momoa en See, la serie de Apple TV” configuran estos pequeños pasos junto a “una propuesta formal de las localizaciones y la época del año en que se tiene que grabar”. Canarias será el escenario principal de las filmaciones, pero hay detalles que deben amoldarse. Este es el caso de la mitad del primer episodio donde Francia y el mar serán los protagonistas. Otro aspecto que ya se está discutiendo es la línea temporal que seguirán los episodios. Daute Campos indica que uno de los capítulos “va a ser un flashback que va a mostrar la leyenda de Ico”.

Por los temas que se tratan en Datana, el cocreador reconoce “que uno de los principales públicos, aparte del español, será el público hispanohablante de América Latina porque pensamos que se pueden sentir identificados con una historia como la conquista de Canarias”. Conquista no tan conocida como la de América en 1492 y con nombres como Hernán Cortés, pero que tuvo impactos visibles hasta el día de hoy. “Juan Rejón mandó quemar la mitad de Gran Canaria para sacar a los aborígenes de donde estaban. Maspalomas era antes un paraíso boscoso. Lo mandaron a quemar durante la conquista y nunca se volvió a recuperar”.

Redescubrir la historia de Canarias a los isleños y relatar la conquista al resto del público nacional y a espectadores internacionales. Esas son las razones que destaca el cocreador para que se le dé una oportunidad a la serie. “Al final cuenta la historia de tu propia tierra y sirve para entender muchas cosas” que también son actuales. “Esa sensación de tener que salir fuera para darse cuenta de que el mundo es gigante”. Una historia que para el público nacional “le queda muy cerca, pero a la vez lejísimos”. Porque, según reconoce Campos, “nadie conoce la historia de las Islas fuera de Canarias. Incluso aquí no la conocemos”. Siempre considerada como el paraíso o la tierra de las vacaciones, “Canarias también son las sensaciones que te transmite”, distintas en función de con qué ojos se miren. El mar y la isla. Escenarios naturales que Datana convierte en personajes que “para Isabel no representan lo mismo que para los conquistadores” y que fuera son reclamos turísticos de una comunidad que tiene mucho más que ofrecer. Lugar casi paradisíaco pero que no vende historia para los turistas internacionales, como señala el cocreador, Datana pretende generar interés para que visiten “la forma de vida aborigen y los restos piratas” y descubran que “por Canarias también pasaron los piratas más famosos de la historia”, como Francis Drake o Pieter van der Does.

 “Los gallegos, los vascos, los catalanes, los andaluces, los castellanos de Castilla-La Mancha y Castilla y León,... Prácticamente todos han encontrado su voz dentro de la televisión”, pero “nosotros, como siempre, vamos un paso por detrás. ¿Por qué no encontrar nuestra voz contando nuestra propia historia? Al final la tenemos muy olvidada e infravalorada y nos creemos siempre que lo de fuera es mejor”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats