El Canarias aguanta hasta el tercer cuarto: un Real Madrid muy superior vuelve a la final

Luka Doncic encesta en el partido de semifinales de Copa del Rey entre el Real Madrid y el Iberostar Tenerife.

El Canarias aguantó el tipo hasta el tercer cuarto, cuando el Real Madrid inició un parcial que de 0-15 que acabó con las posibilidades del Canarias en los últimos diez minutos, recibiendo puntos casi en cada posesión de los blancos sin saber cómo pararlos hasta el pitido final: 59-77. Mientras que en los dos primeros cuartos (llegando a superarlos en el primero) el conjunto aurinegro anotó 38 puntos, en la segunda mitad se quedó en 21: el Real Madrid puso el cerrojo en defensa y en se fue hasta los 40 entre los últimos 20 minutos.

Los pívots del Iberostar Tenerife Fran Vázquez (16 puntos y 3 rebotes; 15 de valoración) Mike Tobey (14 puntos y 7 rebotes; 11 de valoración) fueron fundamentales para jugarles de tú a tú a los vigente campeones durante la primera mitad y parte del tercer cuarto, desatascando por momento y aguantando el tipo. 

Luka Doncic se fue hasta los 17 puntos y 5 asistencias para obtener 28 de valoración, el mejor del partido.

Las dos primeras canastas eran para los blancos, pero en los tiros libres. Desde el comienzo el Canarias dejó claro al Real Madrid que no tendría nada fácil anotar desde la pintura, con Ponitka, Tobey y Abromaitis haciendo un gran trabajo. Optaron por el triple, pero el acierto no acompañaba En base a una defensa trabajada, los aurinegros se ponían por delante gracias a la transición. San Miguel dirigía y entre Ponitka y Tobey ejecutaban para obligar a Laso a pedir tiempo muerto con un 17-9. El único ajuste era Campazzo por Doncic y el primer cuarto se lo adjudicaron los tinerfeños con una última anotación de Tobey para un ilusionante 19-11.

Rudy comenzaba el segundo cuarto con un triple, pero en las dos siguientes jugadas cometía falta, una en ataque por un codazo y luego en defensa al lanzamiento de White de tres. Sus protestas provocaron el silbido del público del Gran Canaria Arena, en el que solo se escuchaba a los aficionados de ambos equipos (faltando por entrar aún la del Baskonia mientras que los grancanarios no hacían mucho ruido).

Los blancos comenzaron a ponerse más serios en defensa y a los aurinegros les costaba un mundo anotar, encomendándose a un gran Fran Vázquez que consiguió hasta 10 puntos. Por parte del Madrid, entre Doncic y Carroll conseguían darle la vuelta al marcador (una actuación que les valía la máxima valoración entre los suyos al descanso con 12), pero a 8 segundos Katsikaris pedía tiempo muerto y Javier Beirán cazaba el rebote del triple fallado por San Miguel cuando se agotaba el tiempo para dejar a los suyos por delante al descanso: 38-37.

Hasta el tercer cuarto. El Real Madrid poco a poco se fue haciendo con el partido en base a la defensa. Solo Fran Vázquez conseguía anotar, y a duras penas. Campazzo abría el camino hacia una brecha que se agrandó hasta un parcial de 0-15: 49-64. Los aurinegros no sabían cómo pararlos; el Real Madrid, liderados por un un Doncic que se iba hasta los 17 puntos y 5 asistencias, anotaba en casi cada posesión y noqueaba a un Canarias sin visos de poder volver a meterse en el partido.

En lo que quedaba de encuentro, el Real Madrid las metía de todas los colores, se gustaba y el Canarias solo podía limitarse a ver cómo se le escapaba el sueño: 59-77 y el Real Madrid vuelve a su quinta final consecutiva.

Etiquetas
Publicado el
17 de febrero de 2018 - 20:43 h

Descubre nuestras apps

stats